Navigation path

Apoyo a las empresas sociales

El FSE apoya activamente la creación de empresas sociales como fuente de empleo. Este tipo de iniciativas se dirigen en particular a grupos de personas a los que, por diversas razones, les resulta difícil acceder a un empleo. Entre ellos cabe citar los jóvenes desempleados de larga duración, las personas discapacitadas y los miembros de comunidades rurales.

Las empresas sociales son un tipo de organizaciones a caballo entre el sector público y el privado. Aunque operan con arreglo a criterios comerciales, su objetivo primordial es servir a las comunidades de una o más formas. Esto incluye la creación de oportunidades laborales para personas que de otro modo estarían desempleadas. Un ejemplo de ello puede ser una tienda de ropa de segunda mano en una ciudad que emplea a personas discapacitadas para recoger, clasificar, limpiar y revender prendas usadas. Otro ejemplo puede ser el de una empresa de una localidad rural que proporciona a mujeres cualificaciones que las empresas locales necesitan, o que las ayuda a establecerse como autónomas para atender al sector turístico o para comercializar productos agrícolas locales. Hay muchos tipos de empresas sociales que pueden adoptar enfoques bastante innovadores.

Shutterstock/108462653

El FSE apoya a una gran variedad de empresas sociales de este tipo, orientadas a grupos que se enfrentan a obstáculos especiales para acceder al empleo. Por ejemplo, personas discapacitadas, personas con problemas de salud mental, ex delincuentes, colectivos marginados, etc.

Este apoyo adopta muchas formas,  por ejemplo, formación en gestión empresarial para las personas que dirigen estas empresas, oferta de conocimientos sobre recursos humanos, derecho laboral, salud y seguridad, y mucho más. O puede enfocarse hacia las capacidades técnicas específicas que necesita una empresa, como conocimiento del sector turístico, conocimientos comerciales y de marketing, o habilidades y conocimientos de asesoramiento para las empresas locales de reciente creación. El FSE también ayuda a las empresas sociales a encontrar apoyo financiero para sus actividades y a garantizar su sostenibilidad a largo plazo.