Navigation path

El FSE en España

España utiliza financiación del FSE para mantener a trabajadores en sus puestos de trabajo y para ayudar a los solicitantes de empleo a incorporarse al mundo laboral. Una educación más amplia y un mayor número de oportunidades de formación son la clave para conseguir una mano de obra más capacitada de cara al futuro y para aumentar los niveles de empleo entre los grupos vulnerables, como jóvenes y personas poco cualificadas.

Creación y mantenimiento de puestos de trabajo

España está tomando medidas activas para contrarrestar su creciente tasa de desempleo, que afecta especialmente a los jóvenes. También se esfuerza por evitar que quienes han perdido su trabajo se conviertan en desempleados de larga duración. Existen numerosas iniciativas de asesoramiento y orientación individual para solicitantes de empleo, donde se incluyen oportunidades de formación. Por ejemplo, la iniciativa de reincorporación laboral Programa Prepara ha ayudado a cerca de 150 000 personas en los seis primeros meses desde su puesta en marcha. El FSE también ayuda a trabajadores y solicitantes de empleo a adquirir nuevas competencias que puedan crear oportunidades laborales en nuevas industrias. Un ejemplo de ello lo constituye el programa nacional Emplea verde, en el que cerca de 80 proyectos tienen como objetivo formar a 28 000 personas para trabajar en los sectores de la biodiversidad, las tecnologías sostenibles y otras industrias, además de crear cerca de 1000 pymes “verdes”.

Los proyectos del FSE también abordan la cuestión de la competitividad, imprescindible para proteger los puestos de trabajo existentes y generar nuevos empleos. Algunos impulsan la agricultura ecológica y otros ya han proporcionado valiosos conocimientos de informática a 11 000 trabajadores. En las universidades se promueve el espíritu empresarial entre los estudiantes mediante la creación de redes y el apoyo a la creación de nuevas empresas, sobre todo si son tecnológicamente innovadoras.

Creación de oportunidades

España tiene el firme compromiso de reducir el número de ciudadanos que se encuentran en riesgo de pobreza y exclusión social. Si se consiguen mejorar las perspectivas laborales de estos grupos vulnerables, se habrá hecho buena parte del camino para ayudarles a participar en la vida laboral y mejorar su situación. En Aragón, por ejemplo, 8000 escolares realizan actividades extraescolares para que sus padres puedan tener empleos “estándar” con condiciones de trabajo normales. Los proyectos del FSE prestan servicios de apoyo desde el hogar y clases de refuerzo para niños desfavorecidos con el fin de mejorar su rendimiento escolar. En algunas zonas turísticas se han puesto en marcha proyectos para ayudar a personas discapacitadas a conseguir empleos en cafeterías y bares. Por su parte, Andalucía está ampliando las perspectivas laborales de las personas sordas por medio de prácticas en empresas, que se complementan con cursos de aprendizaje de la lengua de signos para sus compañeros de trabajo.

La organización benéfica Cáritas es un socio destacado del FSE que desarrolla proyectos muy diversos en cooperación con empresas, organizaciones empresariales y de trabajadores y administraciones locales. Por ejemplo, está ayudando a solicitantes de empleo en situación de exclusión social a formarse en el reciclaje de residuos y a conseguir un trabajo; también lleva a cabo proyectos medioambientales y de desarrollo rural para ayudar a las personas discapacitadas y a otros grupos a conseguir empleo.

Contactos del FSE en España


El FSE en España: datos y numeros

Presupuesto

€8,073,022,222
(2007-2013)

¿Quién recibe financiación?

Ver la lista de beneficiarios

¿Quién participa?

1,364,368 personas
(2013)