Navigation path

El FSE en España

España está abriendo nuevos itinerarios de trabajo gracias a la inversión de la financiación del FSE en competencias y en el sistema educativo y formativo. Los jóvenes y las personas pertenecientes a grupos desfavorecidos son los principales beneficiarios de las medidas, cuyo objetivo es impulsar la creación de oportunidades y reducir las desigualdades.

El FSE apoya el mercado laboral tanto en España como en el resto de Europa para que la gente encuentre un trabajo mejor. Asimismo, garantiza un nivel de vida más justo y más oportunidades laborales para todos los ciudadanos de la UE. Su acción se centra en la inversión en el capital humano de Europa, a saber, los trabajadores, los jóvenes, los grupos desfavorecidos y todos aquellos que buscan empleo. Decenas de miles de proyectos del FSE se están desarrollando en ciudades, pueblos, barrios y zonas rurales de Europa. Dichos proyectos brindan la oportunidad de mejorar las competencias, la calidad del empleo y la cualificación, además de lograr una sociedad más integradora para todos los europeos.

Mejores competencias, más puestos de trabajo

La principal prioridad de las inversiones del FSE que se están realizando en España es ayudar a que los jóvenes encuentren empleo. Se han previsto unos 2 300 millones de euros, a los que se suma la financiación de la Iniciativa sobre Empleo Juvenil, para conseguir este objetivo. Además, estos fondos se destinarán a la financiación de una serie de proyectos de educación, formación, períodos de prácticas y aprendizaje a escala nacional y regional. Los proyectos crean itinerarios de inserción laboral coherentes, es decir, garantizan que los jóvenes tienen las competencias y la cualificación pertinentes para aumentar sus posibilidades de encontrar empleo. Asimismo, desarrollan sus competencias empresariales y crean un entorno de colaboración con los empresarios para garantizar que los empleos son sostenibles y a largo plazo.

Lucha contra la exclusión

España también está realizando una fuerte inversión para brindar oportunidades a los grupos e individuos más vulnerables de la sociedad. Se están invirtiendo unos 2 000 millones de euros para que haya 1,5 millones de personas menos en riesgo de pobreza o exclusión social en 2020. Las personas con discapacidad, los inmigrantes y las mujeres desfavorecidas se encuentran entre los grupos objetivo de las medidas de formación y ayuda social financiadas por el FSE, como las que incluye el proyecto nacional Por talento, que cuenta con la colaboración de Repsol, y el programa PAEM para mujeres emprendedoras de Ciudad Real.

Una educación que brinda oportunidades

El FSE está mejorando el sistema de formación y educación profesional para incrementar la calidad de las competencias y las cualificaciones que ofrece y su pertinencia para empresarios y empresas. Se están adoptando medidas para reducir drásticamente la cifra de estudiantes que abandonan los estudios de forma precoz sin titulación y para ofrecer una segunda oportunidad a aquellos que desean obtener una titulación, como ya ocurre en el programa Gradua2 de Valladolid. Asimismo, el FSE está invirtiendo en las oportunidades que se ofrecen a los estudiantes de posgrado en España, cuyo objetivo es garantizar que adquieren la experiencia necesaria para fomentar la innovación y la competitividad de la economía española.