Recorrido de navegación

¿A quién afecta?

El Reglamento diferencia a los que comercian con madera y productos derivados de la madera en dos categorías: agentes y comerciantes. Los agentes, que comercializan por primera vez en el mercado de la UE madera y productos de la madera, son los que asumen una mayor responsabilidad, mientras que los comerciantes, que compran o venden madera o productos de la madera que ya estaban en el mercado de la UE, solo deben mantener registros de sus proveedores y clientes.

Conozca sus responsabilidades:

Agentes

Los primeros en comercializar la madera o los productos derivados de la madera en el mercado interior de la UE.

Su responsabilidad

Deberán ejercer la «diligencia debida» cuando comercialicen madera o productos derivados de esa madera en el mercado interior de la UE. Es su responsabilidad minimizar el riesgo de comercializar madera aprovechada ilegalmente o productos elaborados con esta madera. Esto supone que deberán implementar un sistema de gestión del riesgo llamado sistema de diligencia debida, basado en la:

Información: el agente debe tener acceso a información que describa la madera y los productos derivados, el país de aprovechamiento (y, en su caso, la región del país en la que se aprovechó la madera y la concesión de aprovechamiento), las especies, la cantidad, los datos del proveedor y el cumplimiento de la legislación nacional aplicable.

Evaluación del riesgo: basándose en la información mencionada y teniendo en cuenta los criterios de riesgo definidos en el reglamento, el agente debe evaluar el riesgo de que se introduzca en su cadena de suministro madera aprovechada ilegalmente.

Reducción del riesgo: si la evaluación revela un cierto riesgo de que se introduzca madera aprovechada ilegalmente en la cadena de suministro, podrá mitigarse ese riesgo adoptando medidas complementarias, como pedirle información y comprobaciones adicionales al proveedor.

Encontrará más información sobre la diligencia debida en el apartado « ¿Cómo se aplica? ».

Comerciantes

Aquellas personas que en el transcurso de una actividad comercial, venden o adquieren madera o productos derivados de la madera ya comercializados en el mercado interior de la UE.

Su responsabilidad

Deberán mantener información sobre sus proveedores y clientes, de modo que el origen de la madera comercializada se pueda determinar.

Deberían conservar esta información por un periodo de cinco años.

La información necesaria solo cubre las transacciones que se efectúen entre empresas. No se necesita información sobre ventas a clientes finales.

¿Cómo pueden ejercer los agentes la «diligencia debida»?

Los agentes pueden desarrollar sus propios sistemas de diligencia debida –un conjunto de medidas y procedimientos que minimicen el riesgo de manera efectiva–, o bien aplicar alguno de los desarrollados por una entidad de supervisión. Entidades de supervisión cerca de su lugar de residencia.

Podrá obtener más información sobre la diligencia debida en el apartado «¿Cómo se aplica?» o consultando el documento de directricespdf(282 KB)   detallado.

¿Todavía no está seguro de si es un agente o un comerciante?

A continuación le presentamos una serie de escenarios que pueden servirle de guía:

Escenario 1

El fabricante C compra papel en un país tercero de fuera de la UE y lo importa a un país cualquiera de la UE, en el que utiliza el papel para elaborar cuadernos. A continuación, vende estos cuadernos al minorista D, en cualquier Estado miembro de la UE. Los cuadernos son uno de los productos incluidos en el anexo del reglamento de la madera de la UE:

  •  el fabricante C se convierte en un agente cuando importa el papel para utilizarlo en su propia empresa

Escenario 2

La empresa X tala madera de sus propios bosques, situados dentro de la UE, y luego la transporta a su propio aserradero, donde la procesa para luego vender madera aserrada de coníferas a la empresa Y:

  • la empresa X se convierte en un agente cuando aprovecha su propia madera para distribuirla a través de sus propios negocios.

Escenario 3

Un fabricante C, con sede en la UE, importa papel kraft estucado directamente de un productor de un tercer país y lo utiliza para embalar productos que luego se venden en el mercado de la UE:

  • el fabricante C se convierte en un agente cuando importa el papel kraft a la UE para utilizarlo en su negocio. (Tenga en cuenta que, en este caso, no importa que el papel kraft solo se utilice como embalaje, ya que, cuando se importa, se considera un producto por derecho propio).

Encontrará más escenarios en el documento de directricespdf(282 KB)