• Versión impresa

Una ley sobre instalaciones en el Reino Unido cambia el escenario para fomentar el mercado de las microturbinas eólicas

28/07/2011

  • Tecnología,
  • Urbano
  • Reino Unido

Una propuesta del gobierno del Reino Unido para levantar las restricciones al permiso de instalación de tecnologías de “microgeneración” urbanas podría eliminar las barreras comerciales para la tecnología de las microturbinas eólicas.

A pesar de haberse producido un aumento en el interés del consumidor por las microturbinas eólicas domésticas, muchos clientes potenciales lo han postergado por el elevado coste asociado al proceso de permisos de instalación. David Gordon, CEO de Windsave, empresa líder en esta industria, con sede en Glasgow, dice que la actual normativa de instalación del Reino Unido está “paralizando el sector.” Sin embargo, las cosas pueden estar a punto de cambiar a mejor. Con una propuesta del gobierno del Reino Unido para levantar las restricciones a los permisos de instalación de tecnologías de microgeneración, el mercado puede abrirse a las microturbinas eólicas.

Las turbinas eólicas domésticas a pequeña escala, como las producidas por Windsave, proporcionan a los hogares y a las oficinas la oportunidad de generar su propia energía, concepto que se conoce como microgeneración. El Business, Enterprise and Regulatory Reform (BERR) (departamento de negocio, empresa y reforma normativa) del Reino Unido ha llevado a cabo reformas políticas para promover la microgeneración y eliminar las barreras que actualmente impiden que aumente su difusión; las microturbinas se consideran una opción realista de generación de energía doméstica.

Apertura de un mercado más amplio

Un cambio en la normativa sobre instalación combinado con la política del gobierno del Reino Unido para promover la microgeneración capacitaría a empresas como Windsave para conseguir un mercado mucho más amplio. Desde su creación en junio de 2006, Windsave ha instalado aproximadamente 1.000 unidades de microturbinas eólicas. Con un éxito reconocido (fue ganadora conjunta de la categoría de productos en los Premios Europeos de Empresa de Medio Ambiente en 2006) esta empresa escocesa ha visto aumentar la demanda llamativamente. Con una lista actual de pedidos de más de 6.500, y más de 24.000 peticiones de información, existe, por supuesto un mercado para la microgeneración.

“Aunque la legislación sobre microgeneración debería ayudar a la industria microeólica, la cuestión de la instalación debe abordarse de forma que se capacite al sector para progresar de modo realista, ya que las actuales restricciones están llevando el negocio a una paralización virtual,” afirma David Gordon.

Un informe sobre la aplicación doméstica de microturbinas eólicas publicado por la Fundación del Building Research Establishment (BRE) (instituto de investigación sobre edificación) ha planteado dudas sobre la viabilidad de dicha tecnología en algunas localizaciones. Sin embargo, Windsave corrobora la conclusión del informe de que las turbinas eólicas montadas son más viables cuando el coste total de la instalación es bajo, cuando requieren poco o ningún mantenimiento y, en particular, cuando se montan sólo en lugares con un recurso eólico suficiente.

En muchos aspectos, el informe coincide con la opinión de la empresa de que las turbinas eólicas montadas en los edificios de áreas urbanas sólo tienen sentido donde haya viento suficiente, cuando no necesiten mantenimiento durante diez años y cuando su coste sea inferior a 2.000 £ (2.500 €). La recuperación de la inversión depende en gran medida de la velocidad del viento, que varía mucho de una zona a otra.

Limitado en áreas urbanas

El estudio del BRE afirma que las características de las áreas urbanas desarrolladas, tales como edificios grandes y la consiguiente reducción del viento, tendrían un efecto perjudicial sobre la productividad de los sistemas de microturbinas eólicas, lo que querría decir en muchos casos que no proporcionarían a las oficinas y los hogares una cantidad suficiente de energía para justificar una inversión en dicho sistema. Calcularon que el rendimiento de una turbina situada en el tejado de una casa típica en una ciudad como Manchester, sería de menos de 150 kWh al año; una cantidad que equivaldría sólo al 2% del consumo de energía de una casa promedio.

Windsave lleva a cabo una estricta política de inspección de áreas y no instalará una turbina hasta que se realice una sólida evaluación del lugar. Esto garantiza que no se instalen turbinas en lugares donde la velocidad del viento sea inferior a 4,5 m/s, o que estén situados cerca de edificios más altos o de otras causas importantes de turbulencia del viento. Las recomendaciones del BRE corroboran firmemente este enfoque, llegando a la conclusión de que los peores sitios de funcionamiento según el estudio eran los que no cumplían los criterios de instalación de Windsave.

El informe descubrió que un sistema de microturbinas eólicas instalado en el tejado de una casa en Lerwick, Escocia, aportaría alrededor del 40% de la energía utilizada en un hogar típico, una cantidad significativa en el contexto del concepto de microgeneración.

Elevar los rendimientos energéticos

Los promotores de la tecnología de microturbinas eólicas insisten en que los rendimientos potenciales de energía aumentan constantemente y sostienen que, en la localización correcta, en particular sobre edificios grandes de oficinas, se pueden derivar ahorros significativos en carbón y en costes.

“Las microturbinas eólicas diseñadas para ser montadas tanto sobre edificios nuevos como sobre casas ya existentes, podrían ser armas de gran utilidad en la lucha contra el cambio climático,” comenta el Dr. Martin Wyatt, director ejecutivo del BRE Trust Group. “Sin embargo, necesitamos mejorar significativamente el rendimiento a lo largo de toda su vida y proporcionar una evaluación independiente de ese rendimiento combinado con la simple recomendación sobre dónde deben usarse y dónde no, antes de promover la instalación a gran escala. Sin estas mejoras tenemos las mismas probabilidades de acelerar el calentamiento global que de ralentizarlo.”

Más información:

  • Microturbinas eólicas en entornos urbanos: una evaluación (): http://www.brebookshop.com/details.jsp?id=287567 English
  • Building Research Establishment (BRE) Trust http://www.bre.co.uk/ English
  • Departamento del Reino Unido para Business, Enterprise and Regulatory Reform (BERR): http://www.berr.gov.uk/ English
  • La turbina eólica doméstica recibe el Premio Europeo de Empresa (comunicado de prensa de la Comisión):
  • /environment/ecoap/pdfs/june06_windsave.pdf

Superación de obstáculos para la microgeneración en Europa

A pesar de ganar el Premio Europeo de Empresa de Medio Ambiente 2006 por su microturbina que ofrecía a los clientes ahorros del 30% en sus facturas de electricidad, Windsave ha sido frenado por varios obstáculos financieros y legales en los mercados nacionales e internacionales. El CEO David Gordon ha pedido una legislación sobre instalación más favorable en Europa para promover la adopción de tales métodos de microgeneración por el público en general. La legislación sobre instalación varía mucho entre los Estados miembros, pero Gordon cree que debe haber una norma para toda la UE así como una certificación común. También solicita más apoyo para promover dicha ecoinnovación.

Más información:

Windsave: http://www.windsave.com English

Microgeneración

Microgeneración es el término aplicado a los sistemas de generación de electricidad y de calor a pequeña escala que se pueden instalar en edificios domésticos y en pequeñas oficinas. Ofrece una forma viable de ayudar a cumplir los desafiantes objetivos de la UE para 2020 sobre energías renovables y gases de efecto invernadero, permitiendo la generación de energía a partir de instalaciones seguras y fiables a pequeña escala. El término abarca sistemas que generan energía a partir de recursos renovables, así como tecnologías con baja y nula emisión de dióxido de carbono. Existe una gran variedad de tecnologías incluidas en los sistemas de microgeneración, tales como: tecnologías de cogeneración (combinadas de calor y energía (CHP)) y pilas de combustible; tecnologías de generación de electricidad (fotovoltaica solar (PV)); turbinas eólicas, micro-hidrogeneración; tecnologías de generación de calor (solar térmica); bombas de calor (con recursos de suelo, aire o agua); y calentamiento por biomasa.

Más información:

Esquema de certificación de microgeneración (MCS) de BERR: http://www.microgenerationcertification.eu English

Coste y mantenimiento

Los sistemas de microgeneración eólica de hasta 1 kW costarán aproximadamente 1.500 £ (1.860 €) mientras que sistemas más grandes en el intervalo de 2,5 a 6 kW constarían entre 11.000 £ (13.600 €) y 19.000 £ (23.500 €), según el departamento de Business, Enterprise and Regulatory Reform (BERR) del Reino Unido. Estos costes incluyen la turbina, la torre, los inversores, baterías de almacenamiento, si se precisa y la instalación. Dichas turbinas pueden tener una duración de 22,5 años pero requieren inspecciones técnicas cada pocos años para asegurar la eficiencia de su funcionamiento. Para los sistemas de almacenamiento en baterías, la duración normal de la batería es de unos seis a diez años, dependiendo del tipo, de modo que puede que haya que cambiar las baterías en algún momento durante la vida del sistema.

Más información:

Programa de edificios con baja emisión de dióxido de carbono BERR; turbina eólica: http://www.lowcarbonbuildings.org.uk/micro/wind/ English