• Versión impresa

Los Países Bajos firman un acuerdo sobre la eficiencia energética en edificios

28/07/2011

180_es.html

Este acuerdo es el segundo de una serie de convenios a favor de la eficiencia que el Gobierno de los Países Bajos ha establecido a fin de reducir las emisiones de gases de efecto invernadero. Un acuerdo similar se implantó para edificios existentes en enero de 2008, y el Ministerio de Vivienda, Planificación del Territorio y Medio Ambiente de los Países Bajos ha manifestado su intención de cerrar en un futuro próximo acuerdos voluntarios similares a favor de la eficiencia con los sectores de la agricultura, el transporte y la industria.

En un reciente acto solemne para celebrar la construcción de dos hogares «supersostenibles» en Kollum (Frisia), Jacqueline Cramer, ministra de Vivienda, Planificación del Territorio y Medio Ambiente de los Países Bajos, perfiló el plan del gobierno «Más con menos» (Meer met minder). Este plan se centra en la conservación de la energía en edificios existentes y construcciones residenciales. La ministra destacó el importante papel que desempeñará el sector de la construcción para lograr los objetivos del gobierno en el ámbito del clima y la energía, ya que podría alcanzarse de forma relativamente rápida un gran avance en la reducción de las emisiones de CO2 una vez que la conservación de la energía se convierta en una máxima prioridad.

Junto con la ministra de Vivienda e Integración, Ella Vogelaar, y la ministra de Economía, Maria van der Hoeven, Cramer firmó en enero de 2008 un acuerdo para la conservación de la energía en edificios existentes con diversas grandes empresas neerlandesas del sector de la construcción. El objetivo de dicho acuerdo era lograr un ahorro del 30 % de energía en 2,4 millones de hogares existentes y otros edificios para el año 2020. Se pretende proporcionar a los propietarios e inquilinos la oportunidad de ahorrar energía de la forma más fácil posible. Se espera que este acuerdo mejore la eficiencia energética de al menos quinientos mil hogares existentes y otros edificios para conseguir una etiqueta energética de clase B para el año 2011. La ministra también esbozó un plan para ofrecer incentivos fiscales adicionales a los ciudadanos que deseen instalar tecnologías energéticamente eficientes en sus hogares.

Esta medida incluye el objetivo del gobierno y del sector privado de aumentar un 25 % el ahorro de energía para el año 2011 y un 50 % para el año 2015 en nuevos comercios, hogares y oficinas. El objetivo final es lograr una construcción energéticamente neutra a todos los niveles para el año 2020. «Sólo tengo elogios para los promotores neerlandeses que se han comprometido a contribuir sustancialmente a la sostenibilidad de los entornos de nueva construcción en forma de aproximadamente 45 000 viviendas, 400 000 m2 de espacio de oficinas y 300 000 m2 de espacio comercial anualmente», dijo la ministra.

Información relacionada en el sitio Web del EcoAP