• Versión impresa

Retos y oportunidades para hacer de Europa una “sociedad del reciclaje”

28/07/2011

669_es.html

La iniciativa para prevenir la generación de residuos y promover su reciclaje a escala europea ha aportado mejoras sustanciales, aunque aún sigue habiendo mucho espacio para ganar en eficiencia.

En una visita a la planta de reciclaje de metales preciosos de UMICORE en Bélgica en enero de 2011, el Comisario de Medio Ambiente Janez Potočnik resumió la estrategia de prevención de residuos de la UE: “Mi teléfono móvil viejo contiene oro, platino, paladio y cobre... eso no son residuos que debamos enterrar o quemar; son recursos muy respetables”.

La finalidad de la Estrategia temática sobre la prevención y el reciclaje de residuos adoptada en 2005 era ayudar a Europa a convertirse en una “sociedad del reciclaje”, que frene la generación de residuos al tiempo que los utiliza como un recurso. La Comisión ha revisado los avances realizados hacia la consecución de estos objetivos en su “Informe sobre la Estrategia temática sobre la prevención y el reciclaje de residuos”:

Desde la adopción de esta estrategia se han dado grandes pasos para simplificar y garantizar la aplicación de la legislación sobre residuos. Esto incluye la revisión en 2008 de la Directiva marco sobre residuos, en la que se estableció una jerarquía de residuos en la que la prevención desempeña un papel central. La política de la UE, respaldada por la tecnología medioambiental, también ha subido de escalón la gestión de residuos dentro de la jerarquía.

Se observan tendencias cualitativas prometedoras en el seno de la UE:

  • Los europeos reciclan más: las tasas de reciclaje aumentaron un 5% entre 2005 y 2008;
  • Son menos los residuos que terminan en los vertederos: aproximadamente un 40% en 2008 en comparación con casi el 50% en 2005;
  • Hay cada vez menos residuos peligrosos;
  • Ha aumentado la recuperación energética de residuos; y • Se ha cerrado un número significativo de vertederos que incumplen la normativa.

Sin embargo, los resultados cuantitativos podrían ser mejores. La cantidad de residuos generados sigue aumentando, ya que el consumo por hogar ha crecido un 16% en los últimos diez años.

El informe también observó diferencias entre los distintos Estados miembros. Las tasas de reciclaje varían fuertemente entre magros porcentajes en algunos países y un saludable 70% en otros; y, aunque en un pequeño número de países los vertederos han desaparecido, en otros siguen representando el 90% de la gestión de residuos.

Si no se toman medidas adecuadas, se espera que para 2020 los residuos generados aumenten en un 7%. Por tanto, es preciso integrar en mayor medida el “concepto del ciclo de vida” para asegurar un planteamiento holístico que vincule la política de la UE con la economía y la tecnología medioambiental. Algunas opciones:

  • Establecer nuevas medidas de diseño ecológico y aplicar el principio de responsabilidad del fabricante para mejorar el comportamiento medioambiental de los productos;
  • Nuevas iniciativas ecoinnovadoras, que podrían vincular la producción al consumo, y ayudar a crear un mercado para las materias primas secundarias; y
  • La introducción de unas normas de prevención y reciclaje más estrictas puede contribuir a una economía que utilice más eficazmente los recursos.

El esfuerzo conjunto para hacer de Europa una “sociedad del reciclaje” puede analizarse en el contexto más amplio de la nueva iniciativa emblemática para una Europa que utilice eficazmente los recursos. La iniciativa, que forma parte integral de la Estrategia Europa 2020, respalda la transición hacia una economía baja en carbono, en la que un uso más eficiente de los recursos hace posible un crecimiento sostenible.

Más información