• Versión impresa

Paquete de propuestas sobre cambio climatico encaminadas a fomentar el crecimiento y el empleo

28/07/2011

62_es.html

Un paquete de propuestas de la Comisión para luchar contra el cambio climático e impulsar las fuentes de energía renovables pone de manifiesto que los objetivos acordados el año pasado son viables tanto tecnológica como económicamente y brindan una oportunidad comercial única a las empresas.

Las medidas anunciadas el 23 de enero de 2008 tienen previsto incrementar radicalmente la utilización de la energía renovable en todos los Estados miembros y establecer objetivos que vincularán jurídicamente a los Gobiernos. Se incentivará a los principales responsables de las emisiones de CO2 para que desarrollen tecnologías de producción no contaminantes a través de una profunda reforma del régimen comunitario de comercio de derechos de emisión (RCCDE) Englishque impondrá un límite a las emisiones a escala de la UE. Otras medidas incluyen un objetivo de reducción de emisiones para los sectores no contemplados por el régimen comunitario de comercio de derechos de emisión así como nuevas normativas en relación con la captura y almacenamiento de carbono, además de las subvenciones medioambientales.

Este paquete de medidas apoya la propuesta de la Comisión al Consejo y al Parlamento Europeo del 10 de enero de 2007 български (bg)czech (cs)dansk (da)Deutsch (de)eesti (et)ελληνικά (el)English (en)Français (fr)Gaeilge (ga)italiano (it)latviešu (lv)lietuvių (lt)magyar (hu)Malti (mt)Nederlands (nl)polski (pl)português (pt)română (ro)slovenčina (sk)slovenščina (sl)suomi (fi)svenska (sv) de aprobar un compromiso independiente de parte de la UE para reducir al menos en un 20% las emisiones de gases con efecto invernadero hasta 2020 en comparación con los niveles de 1990 y el objetivo de una reducción del 30% de aquí a 2020, supeditado a un nuevo acuerdo global sobre el cambio climático y a un objetivo obligatorio para la UE de llagar al20% de energía renovable de aquí a 2020. Esta estrategia fue aprobada tanto por el Parlamento Europeo como por los dirigentes de los países de la Unión Europea en elConsejo Europeo de marzo de 2007 pdf [212 KB] English.

“Nuestra misión es proporcionar el marco político adecuado para que la economía europea se transforme en una economía respetuosa con el medio ambiente y seguir liderando la actuación internacional para proteger nuestro planeta”, afirma el Presidente de la Comisión, José Manuel Barroso. “Este paquete de propuestas tiene la respuesta adecuada al reto de la seguridad energética y es una oportunidad que podría permitir crear miles de nuevas empresas y millones de puestos de trabajo en Europa”, añadió.

“Este paquete de propuestas demuestra a nuestros socios mundiales que las medidas tajantes para combatir el cambio climático son compatibles con el crecimiento económico ininterrumpido y con la prosperidad”, añade por su parte el Comisario Stavros Dimas. “Permite a Europa encabezar la carrera hacia una economía mundial con emisiones de carbono reducidas, que desencadenará una ola de innovación y creará nuevos puestos de trabajo en tecnologías limpias”, concluyó.

Las nuevas propuestas tienen como finalidad crear un entorno más respetuoso con el medio ambiente en Europa con el objetivo de limitar los aumentos globales de la temperatura a 2ºC. Asimismo, ayudarán a crear una Unión Europea más asequible para la industria, el empleo y los consumidores. La Comisión espera que el paquete de propuestas sea aprobado a finales de 2008.

El RCCDE como base

Basándose en el régimen comunitario de comercio de derechos de emisión (RCCDE), la Comisión propone reforzar el mercado único del carbono a escala comunitaria, que incluirá más gases de efecto invernadero y no sólo el CO2, además de englobar a todos los principales emisores industriales. Los derechos de emisión irán disminuyendo año tras año para garantizar que las emisiones cubiertas por el régimen comunitario de comercio de derechos de emisión hayan disminuido en 2020 en un 21% en relación con los niveles de 2005.

En el sector de la electricidad, responsable de la mayor parte de las emisiones de la UE, la subasta será total a partir del comienzo del nuevo régimen en 2013. Otros sectores industriales, incluyendo la aviación, aumentarán el sistema de subasta paulatinamente, aunque se podrían hacer excepciones para los sectores especialmente vulnerables a la competencia de productores de países cuyas limitaciones de carbono no sean comparables.

Los ingresos obtenidos de las subastas podrían ascender a 50 000 millones de euros anuales en 2020, según cálculos de la Comisión. Los Estados miembros podrían utilizar estos ingresos para ayudar a la Unión Europea a adaptarse a una economía respetuosa con el medio ambiente mediante el apoyo a la innovación en ámbitos tales como las energías renovables, la captura y almacenamiento de carbono y la I+D. Una parte de los ingresos deberán destinarse también a ayudar a los países en desarrollo a adaptarse al cambio climático.

Instrumento eficaz

El régimen comunitario de comercio de derechos de emisión, vigente ya desde hace cuatro años, ha resultado ser un instrumento eficaz que ofrece incentivos para la reducción de las emisiones de gases con efecto invernadero. En la actualidad, abarca unas 10 000 instalaciones industriales en toda la UE, incluidas centrales eléctricas, refinerías de crudo y acerías, que producen casi la mitad de las emisiones de CO2 de la UE. Con el nuevo régimen, más del 40% del total de emisiones se incluirán en el régimen comunitario de comercio de derechos de emisión. Para reducir la carga administrativa, las instalaciones industriales con emisiones inferiores a 10 000 toneladas de CO2 no tendrán que estar sujetas a en este régimen.

En sectores no incluidos en el régimen comunitario de comercio de derechos de emisión, como la construcción, el transporte y los residuos, la UE reducirá las emisiones en un 10% por debajo de los niveles de 2005 de aquí a 2020. Para conseguirlo, la Comisión propone un objetivo específico de reducción en 2020 para cada Estado miembro o, en el caso de los nuevos Estados miembros, un determinado aumento de las emisiones.

Todos los Estados miembros tienen que empezar a cambiar la estructura de su consumo de energía. Hoy en día, la cuota de las energías renovables en la UE es del 8,5%, lo que significa que es necesario un incremento medio del 11,5% para poder cumplir el objetivo de 2020. La Comisión propone hoy objetivos individuales, jurídicamente vinculantes, para cada uno de los Estados miembros ya que las opciones para desarrollar las energías renovables varían de un Estado miembro a otro y los plazos requeridos para conseguir que las energías renovables sean operativas son largos.

Más información: