• Versión impresa

Inversiones en ecoinnovación para reducir el cambio climático

28/04/2009

  • Eu
373_es.html

La Semana Europea de la Energía Sostenible 2009 subrayó el importante papel desempeñado por el Programa Marco para la Competitividad y la Innovación (CIP) en la lucha contra el cambio climático a través de la financiación de pequeñas y medianas empresas ecoinnovadoras como parte del programa de ecoinnovación.

Con soluciones que permiten superar los desafíos, la ecoinnovación representa el camino hacia un futuro más sostenible. El uso generalizado de la ecoinnovación reducirá drásticamente la huella ecológica de nuestra economía. Además, aumentará los recursos y la eficiencia energética, y fomentará la introducción de cambios positivos en el consumo. Gracias a la adopción de la ecoinnovación, los retos medioambientales se convertirán en una oportunidad económica.

La ecoinnovación es uno de los temas prioritarios para el ETAP, que ha luchado para facilitar su acceso al mercado desde sus comienzos. A través del Programa Marco para la Competitividad y la Innovación (CIP), el ETAP apoya la primera aplicación y la aceptación de mercado de algunos de los mejores productos y servicios ecoinnovadores en Europa, y contribuye a superar aquellos obstáculos críticos que podrían poner obstáculos a su éxito comercial.

La propia iniciativa de ecoinnovación del CIP pone especial énfasis en las pequeñas y medianas empresas (PYME). Esta iniciativa, lanzada en 2008, está empezando a financiar a las PYME que intentan que la ecoinnovación pase de la fase de investigación y desarrollo a la de mercado. La Agencia Ejecutiva de Competitividad e Innovación (AECI) recibió la tarea de gestionar los 195 millones de euros asignados al desarrollo de empresas ecológicas a través de la convocatoria de propuestas en el ámbito de la ecoinnovación para proyectos de primera aplicación y respuesta de mercado (Eco-innovation Call for First Application and Market Replication Market Replication).

La conferencia «Climate change: the potential of eco-innovation for SMEs» celebrada en Bruselas en febrero de 2009 durante la Semana Europea de la Energía Sostenible (EUSEW) sirvió de oportunidad para dar a conocer las distintas propuestas de proyectos en el ámbito de la ecoinnovación, presentadas en respuesta a la convocatoria de 2008, e informar sobre los futuros planes de financiación.

La convocatoria de propuestas para 2008 hizo especial énfasis en cuatro áreas principales: reciclado de materiales, edificios sostenibles, procesos industriales de alimentos y bebidas así como empresas “verdes” y compra inteligente. De los 134 proyectos presentados, 40 recibieron la aprobación y obtuvieron de la Comisión un fondo de financiación inicial de 28 millones de euros. El 75 % de los proyectos seleccionados implicaban a pequeñas y medianas empresas y representaban a 25 países diferentes; entre los temas abordados, el reciclado fue el que recibió mayor atención.

La conferencia sirvió de ocasión para presentar varios de los proyectos seleccionados que hacían hincapié en diversos ámbitos en los que la innovación ecológica puede resultar sumamente beneficiosa: Estos incluían:

  • El proyecto Fertilandia, que ha patentado un fertilizador orgánico producido mediante el reciclado de subproductos de las plantas de aguas residuales procedentes de la industria del cuero;
  • El proyecto Natstocer, que ha desarrollado un proceso en el que no se utiliza el barro en la producción de azulejos de cerámica;
  • El proyecto Ecometre que ha diseñado por primera vez un sistema de recuperación de metales para utilización en la construcción;
  • El proyecto InsulTFH, que está produciendo estructuras de madera previamente aislada;
  • La iniciativa EU Certplast de aplicación en toda la UE, que está generando mayor confianza en los plásticos reciclados; y finalmente
  • El programa internacional WINENVIRONMENT, que ha patentado un proceso para reducir la producción de aguas residuales en la industria del vino.

Más información