• Versión impresa

Un llamamiento al análisis comparativo a escala comunitaria del régimen comunitario de comercio de derechos de emisión

19/11/2008

  • Eu
242_es.html

Un reciente informe que evalúa los dos primeros años del RCCDE expone los aspectos positivos, los compromisos y los problemas, y recomienda un análisis comparativo para incrementar la capacidad de previsión de las empresas.

Una vez concluida la fase inicial del régimen comunitario de comercio de derechos de emisión (RCCDE), se encomendó al Centro de Estudios Políticos Europeos (CEPS) la elaboración de un informe acerca del funcionamiento de dicho régimen durante sus dos primeros años. En dicho informe se ponen en relieve el impacto del RCCDE sobre las empresas y se analiza la rentabilidad del enfoque de la Comisión con respecto a la reducción de los gases de efecto invernadero (GEI). La recomendación clave del informe es un llamamiento a la ejecución de un análisis comparativo a escala comunitaria para que las futuras normas de asignación, tales como las medidas del rendimiento y los índices de actividad, fomenten la capacidad de previsión para fines de inversión.

Creado para complementar la aplicación del Protocolo de Kyoto de 1997 en la UE, el RCCDE es el primer mecanismo multisectorial de comercio de emisiones y el más grande a escala mundial diseñado para recortar las emisiones de GEI. Lanzado en 2005, el régimen abarca 10 500 instalaciones responsables de alrededor del 50 % de las emisiones de dióxido de carbono de Europa.

En sus comienzos, el objetivo del programa era permitir a la Unión el cumplimiento de sus compromisos de Kyoto y la reducción de las emisiones de CO2 en un 8 % para 2015, en comparación con los límites de 1990. El RCCDE entró en su segunda fase en 2008, la cual se alargará hasta 2012. Para el período posterior a dicha fecha, la UE se comprometió a reducir las emisiones de GEI unilateralmente en un 20 % para 2020, o en un 30 % en el caso de un acuerdo internacional que sustituirá al protocolo de Kyoto, que vence en 2012.

Una política de régimen de comercio de derechos de emisión con fijación previa de límites máximos

El CEPS destacó las ventajas de un sistema de comercio de derechos de emisión con fijación previa de límites máximos, frente a la tributación y los acuerdos voluntarios, para estimular el recorte en las emisiones de GEI. El informe establece que así se crearán incentivos para incorporar modos más rentables de reducción de las emisiones en las estrategias empresariales. Se cree que gracias a dicha medida también disminuirán las distorsiones de la competencia entre los distintos sectores por medio de la imposición de un precio del carbono aplicable a toda la UE. La principal ventaja medioambiental del sistema es que fija un límite máximo para los niveles globales de emisión de las instalaciones afectadas.

El informe también pone de relieve algunas de las deficiencias y los problemas experimentados durante la primera fase del RCCDE. Más concretamente, hace referencia a las dificultades derivadas del hecho de que la asignación de derechos gratuitos fuera decidida por los Estados miembros, incluso a pesar de que el examen de la Comisión garantizara un elevado grado de armonización.

También se destacaron otros problemas específicos, a saber:

  • el breve período de tiempo permitido para la adopción del régimen;
  • la volatilidad de los precios del carbono;
  • las elevadas cargas administrativas para las instalaciones de dimensiones más reducidas; y
  • la ausencia de datos de referencia de las emisiones con anterioridad a 2005.

El CEPS también consideró que cabría abordar la restricción de las proyecciones infladas de las emisiones y la centralización de la distribución de los derechos de emisión. El informe también puso de manifiesto la necesidad de evaluar la eficacia del RCCDE a la hora de instar a las instalaciones a realizar inversiones significativas a largo plazo en tecnologías de baja emisión de carbono.

El CEPS también expresó una serie de preocupaciones relativas a la conducta de los productores de electricidad, ya que estaban reflejando el incremento de los precios de la energía al tiempo que se beneficiaban de los derechos gratuitos, una práctica que había resultado en ganancias imprevistas. Asimismo, señaló el problema de que los productores no pertenecientes a la UE estaban obteniendo un margen competitivo, particularmente en los mercados que hacen un uso intensivo de la electricidad, como el de la producción de aluminio.

Más información:

Ajustes en el paquete de propuestas sobre cambio climático para impulsar la aplicación del ETAP.

Con la reforma de las políticas relativas al cambio climático y del RCCDE, el plan de actuación en materia de tecnología medioambiental de la UE adquirirá mayor importancia en los próximos años. La introducción de modificaciones en el RCCDE, el ajuste de un límite máximo de emisiones a escala de la UE, la fijación de objetivos de reducción para las industrias que no pertenezcan al RCCDE y las nuevas normas relativas a la captura y el almacenamiento de carbono y a las subvenciones medioambientales se traducirán en un incremento de la necesidad del desarrollo y la promoción de innovaciones en el ámbito ecológico en todos los sectores. Como ha recalcado el Comisario de Medio Ambiente de la UE, Stavros Dimas, la creación de una economía con emisiones de carbono reducidas desencadenará una ola de innovación y creará nuevos puestos de trabajo en tecnologías limpias; por consiguiente, la función del ETAP de prestación de apoyo para el desarrollo y la respuesta de dicha innovación en el ámbito ecológico es más significativa si cabe.

Más información: