• Versión impresa

Un nuevo informe del Observatorio de la Ecoinnovación traza una transición hacia la sostenibilidad

20/02/2013

  • Eficiencia de los recursos,
  • Eficiencia energética,
  • Tecnología
  • Eu

La transición hacia una economía sostenible basada en la ecoinnovación requiere un cambio sistémico y "nuevas colaboraciones para crear sistemas funcionales que integren la sostenibilidad medioambiental en su eje central", según el informe anual de 2012 del Observatorio de la Ecoinnovación, que fue publicado a finales de enero.

El informe, Europa en transición: allanando el camino hacia una economía verde a través de la ecoinnovación, es el tercer informe anual del Observatorio de la Ecoinnovación. Se trata de un manual para los responsables políticos que traten de movilizar a la sociedad y la economía a caminos más sostenibles, con 35 recomendaciones específicas dirigidas a los responsables políticos participantes en el Grupo de Trabajo de Alto Nivel del Plan de Acción sobre Ecoinnovación (EcoAP) y a la Comisión Europea. Las recomendaciones son igualmente pertinentes para los responsables políticos de otros niveles.
En particular, los responsables políticos, las empresas, los ciudadanos y los investigadores necesitan trabajar en conjunto para reformular los sistemas que sustentan las economías modernas, y para garantizar que operan dentro de los límites de la extracción y el uso sostenible de recursos, argumenta el informe. Estos sistemas podrían ser "cualquier cosa, desde una casa a una ciudad o una economía en su conjunto", señala el informe.

Si bien se acepta el poner en práctica la ecoinnovación por libre, es necesario el pensamiento sistémico para garantizar que no haya demasiada "concentración de la ecoinnovación en nichos, en vez de una amplia difusión en toda la sociedad", dice el informe. Los ejemplos de pensamiento sistémico podrían incluir a empresas que internalicen plenamente la sostenibilidad medioambiental, por ejemplo mediante la colaboración a través de la cadena de suministro para reutilizar y reciclar recursos, o con mayores niveles de participación en el transporte y la vivienda.

Las 35 recomendaciones específicas del informe se agrupan en cinco recomendaciones generales:

  • Una concienciación común de que tiene que construirse el reto de la ecoinnovación, con una aceptación de la visión básica entre los principales interesados. Las asociaciones para la innovación y los proyectos de demostración pueden ayudar a desarrollar la comprensión de los objetivos principales.
  • Los objetivos y las metas tienen un papel que jugar y pueden hacer la visión más concreta. Deben desarrollarse objetivos específicos de ecoinnovación, tales como la eficiencia de los recursos.
  • Las políticas tienen que llegar a ser más capaces de lidiar con los problemas sistémicos, en lugar de regular, por ejemplo, el medio ambiente, el transporte y la energía en compartimentos. Por esta razón, se podría agregar a la EcoAP una Asociación Europea para la Innovación en el sistema de ecoinnovación.
  • Deben desarrollarse más los indicadores y la supervisión de la ecoinnovación.
  • Se necesita una integración a nivel de políticas para abordar la complejidad del reto de la sostenibilidad. Por ejemplo, podría formarse una unidad de políticas sobre ecoinnovación dentro de la Comisión Europea, recurriendo a personal de las diferentes Direcciones Generales y de las agencias y el Banco Europeo de Inversiones.
  • El informe respalda la opinión del Comisario de Medio Ambiente de la UE, Janez Potocnik, según la cual "la ecoinnovación debe ir más allá de mejoras ambientales crecientes y de aumentos en la eficiencia, y tener el objetivo de salir de sistemas y pensamientos cerrados". También incluye ejemplos de ecoinnovación en la práctica y posibles objetivos que podrían adoptarse.

Más información

    • http://www.eco-innovation.eu/reports English