• Versión impresa

Sacando el máximo partido del poder de compra público

29/10/2012

  • Eu

Las autoridades públicas deben definir sus objetivos de compra en una etapa mucho más temprana, si desean utilizar la contratación pública ecológica (GPP) para impulsar la ecoinnovación, según un proyecto financiado por la Unión Europea.

En vez de esperar hasta el inicio de los procesos técnicos de adquisiciones para configurar los criterios de ecoinnovación, los compradores públicos deben seguir el ejemplo de iniciativas como el programa de Viena WienWin, según ECOPOL, un proyecto para analizar y probar herramientas y políticas prometedoras de ecoinnovación. WienWin desarrolla sistemáticamente un diálogo con las empresas innovadoras en nuevas ideas que podrían sustentar futuros productos y servicios públicos.

Tomi Tura, coordinador de ECOPOL, dice que los enfoques actuales de fomento de la innovación a través de la GPP (siglas de “contratación pública ecológica” en inglés) se ven perjudicados por la falta de un enfoque eficaz en las fases más iniciales de la contratación. Esto sería más "eficiente desde el punto de vista de la política de innovación".

“Las mayores oportunidades para un fomento ambicioso de la innovación a través de la GPP reposan en la fase en la que definimos qué se pretende comprar, en cómo comunicamos nuestras necesidades al mercado y lo activamos para que reaccione, y en cómo cambiamos nuestras actitudes para aceptar – y gestionar- los mayores riesgos que incluyen a menudo las innovaciones en la compra”, afirma Tura.

Ejemplos brillantes

Hay ejemplos de autoridades públicas que trabajan con empresas innovadoras en las fases iniciales para impulsar el GPP, pero son una minoría, según Tura. Junto a WienWin, menciona la adquisición de tecnología por parte de la Agencia Sueca de la Energía, y la Clínica de Compra de Finlandia, RAKLI. RAKLI, la Asociación Finlandesa de propietarios y clientes de la construcción, lleva a cabo talleres con las empresas a fin de que los potenciales proveedores puedan entender los desafíos a los que RAKLI está tratando de hacer frente.

Tura sostiene que ECOPOL "ha desarrollado un marco para comprender e identificar el efecto innovador de la contratación pública ecológica: dónde, cuándo y por quién el consumo de la ecoinnovación del mercado puede ser apoyado a través de la contratación pública", y está preparando proyectos piloto para probar dicho marco. La GPP se considera esencial para apoyar la innovación ecológica. El poder de compra anual de los poderes públicos es equivalente al 20% del PIB de la UE - un incentivo importante potencial para productos y servicios ecoinnovadores.

Las conclusiones sobre la GPP son uno de los primeros resultados del proyecto ECOPOL, que está diseñado para contribuir a los objetivos del Plan de Acción sobre Ecoinnovación, y supone la participación de socios de Austria, Finlandia, Alemania, Grecia, Portugal y Suecia. Tura coordina el proyecto en nombre de la pareja finlandesa de Lahti de la Ciencia y el Parque de Ciencia y Negocios Lathi.

El proyecto también está trabajando en políticas de ecoinnovación y en buenas prácticas en materia de residuos y reciclaje, así como en la internacionalización de productos y servicios relacionados con la ecoinnovación. Se han prometido más resultados y proyectos piloto.

Más información

  • El proyecto ECOPOL: http://www.ecopol-project.eu English