• Versión impresa

En la carretera

15/10/2012

  • Eu

Una estrategia de investigación de la Comisión Europea sobre el transporte busca impulsar la ecoinnovación centrando la atención en nuevos tipos de vehículos, una infraestructura inteligente y ecológica, y una gestión integrada de los diferentes medios de transporte para lograr la máxima eficiencia.

El Plan Tecnológico de Transporte Estratégico de la Comisión (STTP, COM (2012) 501), publicado el 18 de septiembre, tiene como objetivo coordinar y orientar la investigación y la innovación sobre el transporte europeo, y acelerar el despliegue de coches, aviones, trenes y barcos más ecológicos y más eficientes.

El comisario de Transporte, Siim Kallas, declaró que la estrategia ayudaría a hacer el sistema de transporte de la UE “aún más eficiente, sostenible y más fácil de usar” y que “tendría un impacto positivo sobre el crecimiento y el empleo en Europa”.

Como parte de la estrategia, se elaborarán diez hojas de ruta, ofreciendo cada una de ellas un marco para la ecoinnovación. Estas hojas de ruta cubrirán: coches de carretera, aeronaves, buques y trenes limpios, eficientes, seguros, tranquilos, e inteligentes (4 hojas de ruta); infraestructura inteligente, ecológica, de bajo mantenimiento, y resistente al clima; infraestructuras alternativas de distribución de combustible a escala europea; sistemas de gestión de tráfico modal eficiente; servicios de información y de gestión integrados e intermodales; logísticas sin costura; y movilidad urbana y transporte integrados e innovadores.

El potencial de la ecoinnovación debe estar en el centro de la revisión de las normas de infraestructuras existentes, incluyendo el transporte, la energía, las construcciones, las TIC, a la vez que lleva a una mayor adaptación al cambio climático.

Transporte ecoinnovador: un reto social

El STTP también está diseñado para ayudar a atajar el “gran desafío social” de establecer un “transporte inteligente, ecológico e integrado”. Este desafío será una de las áreas de enfoque de Horizon 2020, el próximo programa plurianual comunitario de investigación, que funcionará desde el 2014 al 2020.

Un documento de trabajo de la Comisión, publicado junto al STTP, describe algunas de las áreas en las que la investigación podría centrarse y en cómo la ecoinnovación ayudaría a los sistemas de transporte a funcionar más suavemente, reduciendo así las emisiones, y otros daños ambientales. Por ejemplo, los medios de transporte y vehículos podrían estar mejor interconectados mediante el uso de la información y de las tecnologías de la comunicación para reducir la congestión. Se puede lograr el ahorro de combustible por medio de dispositivos que promuevan la conducción ecológica. El pensamiento ecoinnovador podría incluir un mejor diseño de las terminales portuarias o intercambios de otros medios de transporte para que las personas y los bienes fluyan a través de ellos más fácilmente.

La ecoinnovación para el transporte podría incluso abarcar la planificación urbana, con zonas urbanas rediseñadas que animen al paseo y al ciclismo. “La logística y los servicios de entrega y distribución de mercancías en áreas urbanas serán cada vez más tranquilos y libres de carbono”, según el STTP.

La ecoinnovación en el transporte también ayudará a la UE a mantenerse competitiva. “Las nuevas tecnologías son esenciales para ganar la carrera mundial por la movilidad sostenible”, manifestó la Comisión. Se podría potenciar el empleo. Sólo Alemania, por ejemplo, tiene un déficit de 30.000 ingenieros de automoción, según la Asociación de Ingenieros Alemanes.

El equipo del STTP, que se ha establecido dentro del directorado de Transporte de la Comisión, sostuvo que las diez hojas de ruta serán elaboradas por la Comisión y las partes interesadas, y se publicarán en su momento. “En algunos campos, las partes interesadas ya están organizadas y trabajando juntas”, mantuvo el equipo del STTP.

Más información