• Versión impresa

Potocnik: la ecoinnovación requiere una reformulación sistémica

15/10/2012

  • Eu

La ecoinnovación debe ir más allá del incremento de las mejoras ambientales y los aumentos de la eficiencia, y dirigirse a “salir de sistemas y pensamientos encajonados”, según el Comisario de Medio Ambiente, Janez Potocnik.

El Plan de Acción para la Ecoinnovación debe ser una herramienta para responder a la necesidad de permanecer dentro de los límites planetarios en lo que se refiere a medio ambiente y recursos, y debe promover “la ecologización de todos los sectores”, dijo Potocnik, quien realizó estas declaraciones durante un evento sobre ecoinnovación: “Aprovechar el I+D para una economía ecológica”, organizado por Science|Business Innovation Board (el 26 de septiembre).

Instó a las empresas a pensar más en su sostenibilidad a largo plazo. “Temo que el cortoplacismo está en la base de muchos de los problemas (medioambientales y económicos). Esto no nos permite organizarnos de una manera más sostenible”, añadió.

En particular, muchos negocios deberían hacer énfasis sobre la productividad de los recursos así como también en la productividad del trabajo con el objetivo de mantener su competitividad. “Estamos totalmente atrapados en una producción intensiva de recursos en Europa. Somos extremadamente dependientes de las importaciones”, precisó Potocnik. Señaló que la UE importa seis veces más recursos de los que exporta, y una menor dependencia de las importaciones traería consigo beneficios tanto medioambientales como económicos.

Las autoridades podrían utilizar la regulación para promover el cambio. La Comisión está “considerando seriamente” una prohibición en el vertido de residuos, para que entre en vigor en 2020, concretó Potocnik. Esto “crearía un caso financiero muy claro” para invertir en reciclaje, y para la reducción de los residuos. Los intervinientes en el acto discutieron cómo los coches o los edificios, por ejemplo, podrían ser mejor diseñados para que al final de sus tramos de vida pudieran ser desmantelados, y sus partes re-utilizadas, en lugar de ser tratadas como residuos.

Potocnik dio el ejemplo de los fabricantes de neumáticos, que en vez de venderlos, los alquilan. Esto crearía el incentivo para desarrollar neumáticos de mayor duración, o neumáticos que puedan ser reacondicionados más fácilmente. “Éste es el tipo de filosofía que cambia el comportamiento”, manifestó Potocnik.

Advertencia sobre los límites

Detrás de los argumentos del Comisario había una dura advertencia sobre los límites medioambientales y de recursos. Si continúan los patrones de consumo actuales, se necesitaría un segundo planeta para el 2050, dijo.

Por ejemplo, la escasez mundial de agua está “a la vuelta de la esquina”, avisó Potocnik. Un informe del Consejo de la Inteligencia Nacional de EE.UU. estimó que el déficit de agua de suministro global será del 40% en 2030.

"Estas megatendencias globales son obvias. No tenemos otra alternativa. Tenemos que vivir de maneras diferentes” y respetar los límites ambientales, avisó Potocnik. "Es importante entender esta cruda realidad".

La ecoinnovación puede abarcar una serie de políticas destinadas a fomentar distintos patrones de producción y consumo. Esto incluye “el cambio de impuestos laborales a los contaminadores”, la eliminación de subsidios dañinos para el medio ambiente, el ecodiseño y el ecoetiquetado, y una política de precios de los recursos adecuada, como en el precio del agua, detalló Potocnik.

Más información