• Versión impresa

El foro de adaptación al clima de Copenhague reclama innovación en el pensamiento y la tecnología

28/07/2011

  • Dinamarca
463_es.html

El séptimo Foro Europeo sobre Ecoinnovación aportó recomendaciones para eliminar una serie de barreras en una ofensiva hacia la adaptación al cambio climático como complemento esencial para su atenuación.

El foro, una iniciativa común del Ministerio de Medio Ambiente danés y la Comisión Europea, reunió los días 23 y 24 de noviembre de 2009 en Copenhague a interlocutores procedentes del mundo de la empresa, I+D, responsables políticos y ONG.

«El cambio climático ya no es una teoría sino que está ocurriendo», señaló Troels Lund Poulsen, Ministro de Medio Ambiente danés. «Necesitamos nuevos conocimientos e ideas a través de las asociaciones entre los sectores público y privado y los proveedores de conocimientos, que determinen las necesidades y superen las limitaciones».

La adaptación al cambio climático es fundamental para hacer frente a los efectos de los cambios de los últimos 50 años. Se requieren medidas a nivel mundial, nacional, regional y local, incluyendo un uso más eficiente de los recursos hídricos escasos, una mejor planificación espacial para atenuar los efectos del cambio climático y la garantía de que la naturaleza se encuentra en la posición más óptima para sobrevivir. La adaptación llevará tiempo, pero es necesaria una acción inmediata, como se señala en el reciente Libro Blanco de la Comisión Europea.

Recomendaciones clave

Las recomendaciones clave del foro incluían la necesidad no sólo de desarrollar nuevas tecnologías sino de eliminar también las barreras a la explotación de las existentes. Los participantes apoyaron de manera contundente la necesidad de que los políticos adopten decisiones a más largo plazo, ya que el cambio climático es de forma inherente un proceso político que acarrea costes en términos de financiación y oportunidades. Existe también la necesidad de revisar las restricciones jurídicas mediante la mejora de la comunicación y la coordinación entre los diferentes grupos políticos.

Los gobiernos deben dar sólidas muestras de mercado para promover la inversión privada y promocionar la adaptación en un acuerdo sobre el clima mundial que cuente con suficiente financiación pública y privada. Sobre todo, existe una gran necesidad de eliminar la brecha entre investigación y desarrollo, y el despliegue tecnológico, a través del apoyo público a proyectos de demostración y mecanismos de financiación innovadores.

El sector público necesita también dar muestras de mercado sólidas para involucrar a las empresas y hacer que se propicien los cambios. La contratación pública debe concebirse en términos de objetivos de asociación a través de cadenas de valor en vez de en términos de unidades. Asimismo, se requieren responsabilidades comunes entre todos los niveles de la Administración y la industria para poner en marcha proyectos específicos que hagan realidad una sociedad respetuosa con el clima.

También es necesaria la asistencia económica para modificar el comportamiento en todos los niveles, incluidos los ciudadanos. Esto debe incluir el estímulo de los mercados y el interés de la comunidad en la adaptación a través de proyectos piloto prácticos, compartiendo ejemplos de uso comunitario.

«La innovación es necesaria en los productos, sistemas y modelos de negocio», concluyó Timo Mäkelä, Director de Desarrollo Sostenible de la DG de Medio Ambiente de la Comisión Europea. «Debemos alentar el despliegue de resultados de I+D, garantizar la financiación sostenible y animar al sector público a que desempeñe su papel de movilización del sector privado a través de la reducción de las barreras reglamentarias y la apertura de nuevos mercados».

Más información