• Versión impresa

Perlas de vidrio para purificar el agua

26/03/2009

  • Agua,
  • Reciclaje
  • Reino Unido
360_es.html

La Universidad de Cranfield es pionera en la utilización de perlas de vidrio en el tratamiento del agua, un concepto que podría dar lugar a notables ahorros de energía en el tratamiento del agua potable así como de las aguas residuales domésticas e industriales.

El Departamento de Sistemas Sostenibles de esta universidad británica está ensayando una nueva tecnología de baja huella de carbono, patentada por el inventor Barrie Woodbridge. Esta tecnología implica el uso de pequeñas perlas de vidrio de baja densidad de fabricación especial durante el proceso de coagulación para formar una partícula flotante que pueda retirarse fácilmente del agua.

Un proyecto de tres años, patrocinado por UK Water Utilities, la organización que representa a los proveedores de agua del país, tiene como objetivo desarrollar un método para ahorrar energía, que pueda aplicarse fácilmente a las instalaciones existentes para, en un principio, el tratamiento de las aguas subterráneas y superficiales. Las perlas de vidrio son las mismas que se utilizan actualmente en el sector industrial y en ingeniería para crear estructuras sólidas ligeras.

Aun cuando la aplicación principal del sistema propuesto va a ser probablemente el tratamiento de las aguas subterráneas y superficiales para producir agua potable, los responsables del proyecto creen que podría ser adaptado para utilizarse también en el tratamiento de aguas residuales.

Los métodos tradicionales de tratamiento de agua requieren un elevado uso de energía, sobre todo porque deben aplicarse numerosos procesos. Estos procesos inducen el desarrollo de una partícula sólida que aumenta de tamaño hasta que se elimina mediante sedimentación o flotación.

En cambio, el nuevo sistema incorporará perlas de vidrio en la masa de sólidos formados durante el proceso de purificación, conocido como floculación. Este concepto revolucionario constituye una atractiva propuesta para la industria del agua, ya que ofrece importantes ahorros de energía y, además, podría incorporarse en los sistemas de tratamiento existentes sin necesidad de realizar modificaciones importantes en la planta.

Actualmente, las partículas se eliminan mediante microburbujas creadas por un sistema de compresión o saturación. Las burbujas, al adherirse al agregado floculoso, flotan hacia la superficie del agua, permitiendo eliminar los sólidos.

“Nuestra idea es deshacerse del sistema generador de burbujas y, en su lugar, incorporar estas esferas flotantes en la masa flocuosa”, explica el Dr. Peter Jarvis, del Centro de Ciencias del Agua de Cranfield. Al sustituir la necesidad de un sistema de saturación, el método de esferas de vidrio podría dar como resultado importantes ahorros de energía en los procesos de depuración de agua.

En términos prácticos, las perlas de vidrio se añadirían en la etapa de coagulación del proceso de tratamiento. Este método podría permitir un ahorro total de energía de un 80% a un 90%. Además, como las perlas de vidrio son recicladas en la masa flocuosa al final del proceso, el sistema en su conjunto resulta más sostenible.

Hasta la fecha, los investigadores han llevado a cabo pruebas a pequeña escala utilizando las perlas de vidrio. Su intención es demostrar el concepto y llevar a cabo una demostración a escala completa al final del proyecto. Es un objetivo ambicioso, ya que sería la primera aplicación de alcance general para utilizar el sistema de perlas de vidrio.

Más información

  • Cranfield Centre for Water Science: http://www.cranfield.ac.uk/sas/water/ English