• Versión impresa

Recuperación de metales valiosos presentes en los residuos industriales

27/07/2011

  • Industria,
  • Reciclaje
  • Eu
735_es.html

Se espera que el alza en los precios de los metales favorezca el despegue de un sistema ecológico de recuperación de metales, que se está desarrollando en el marco del proyecto Ecometre, financiado por la UE. Este sistema beneficiará a empresas de electrónica e ingeniería de superficies.

Precisamente la ingeniería de superficies, al igual que otros sectores industriales relacionados, como las industrias aeroespacial y automovilística, la de circuitos impresos y la de acabados metálicos, producen con frecuencia flujos de residuos con altas concentraciones de metales. En la actualidad, esos residuos terminan en su mayor parte depositándose en vertederos. Con ello se pierden metales costosos, muchos de los cuales están aumentando de valor a medida que la creciente demanda mundial genera presiones sobre unas fuentes de suministro limitadas.

El proyecto Ecometre está desarrollando un sistema de recuperación de metales a partir de lodos residuales (principalmente). La técnica consiste en una innovadora combinación de tecnologías ya conocidas, como la electrocoagulación, la digestión de materiales o la extracción electrolítica. Este proyecto, que está parcialmente financiado por la iniciativa Eco-innovación del programa para la competitividad y la innovación de la UE, hará también pruebas del nuevo sistema en una pyme dedicada a la producción de circuitos impresos y a los acabados metálicos.

Inicialmente, el proyecto se concentrará en el níquel, tal y como explica el Dr. Rod Kellner, coordinador del proyecto y perteneciente a la organización británica Env-Aqua Solutions: "El níquel es perfecto para estudiar los beneficios potenciales del sistema en el plano financiero y medioambiental", comenta. "Cada año, en Europa se consumen unas 20 000 toneladas de níquel en aplicaciones de ingeniería de superficies. De esta cantidad, se calcula que el 10 % se pierde en los procesos y termina convirtiéndose en un residuo. Eso equivale a unas 2 000 toneladas que, si se recuperasen, evitarían la extracción de una cantidad equivalente de material virgen".

Los principales resultados del proyecto serán los siguientes:

  • Una unidad a escala industrial, adaptada a una planta de producción típica del sector de acabados metálicos.
  • Datos en detalle de pruebas con níquel, y modelización técnico-económica para otros metales.
  • Una evaluación de ciclo de vida que determine los impactos medioambientales.

Una vez completado, el sistema será capaz de procesar un caudal de aguas residuales, precipitar los metales pesados y extraerlos de forma selectiva para su posterior uso. Los principales indicadores de éxito serán la eficiencia de la extracción y el nivel de pureza del producto resultante.

Un factor importante para la posible implantación de este nuevo sistema será, lógicamente, el precio de los metales, que es de esperar que siga subiendo en respuesta al aumento de la demanda mundial. Esta evolución de los precios abre la posibilidad de que la recuperación de metales a partir de residuos proporcione ahorros sustanciales.

"Calculamos que, en Europa, hay alrededor de 6 000 empresas dedicadas a la producción de circuitos impresos y a aplicaciones de ingeniería de superficies, con una facturación conjunta de más de 10 000 millones de euros", explica el Dr. Kellner, que considera que alrededor de 2 000 de esas empresas podrían adoptar el nuevo sistema en un plazo de 10 a 15 años. "El mercado está condicionado por los costes y por la legislación. A medida que, por un lado, aumente el coste de los metales y, por otro, el coste de eliminar residuos, crecerá también el número de empresas que adoptarán esta tecnología".

Más información

  • Proyecto Ecometre:
    http://www.ecometre.eu/ English

    Iniciativa Eco-innovación del Programa para la competitividad y la innovación (CIP):
    http://ec.europa.eu/environment/eco-innovation/index_en.htm