• Versión impresa

Aplicación de la estrategia de la UE sobre vehículos limpios

21/10/2010

  • Tecnología,
  • Transporte
  • Eu
573_es.html

La Comisión Europea ha propuesto una nueva estrategia para abordar la dependencia de la UE de los combustibles fósiles, acelerar el desarrollo de tecnologías de automoción limpias y promover la respuesta del mercado de masas.

La estrategia, que se anunció en abril de 2010, se suma a la European Green Cars Iniciative, una de las tres colaboraciones público-privadas del paquete de recuperación de la UE, para aumentar las opciones de movilidad sostenible. Su objetivo es mejorar la sostenibilidad y la competitividad mundial de los fabricantes de automóviles europeos, así como satisfacer la demanda de vehículos más respetuosos con el medio ambiente de los consumidores.

Es probable que el motor de combustión interna siga predominando a corto y medio plazo. Sin embargo, la Comisión está convencida de que los combustibles alternativos y las tecnologías de propulsión aumentarán en importancia. Los vehículos ecológicos, incluidos aquellos que funcionan con electricidad, hidrógeno, biogás y biocombustibles líquidos, deben contribuir de forma significativa a las prioridades de Europa 2020 de garantizar un crecimiento inteligente y sostenible.

En 2009, se fabricaron en la UE unos 14 millones de coches, aproximadamente el 30 % de la producción mundial. Cada año, la UE importa 2,2 millones de coches y exporta 3,4 millones más. Si bien la producción total de vehículos en Europa fue un 17,3 % inferior en 2009 que en 2008, un sector que sigue en crecimiento es el de los vehículos con emisiones bajas, es decir, aquellos que emiten menos de 120 g de CO2 /km. La demanda alcanzó los 3,2 millones de unidades, una cuarta parte del mercado, e involucró a todos los fabricantes de automóviles, que se esforzaron para satisfacer la férrea legislación de la UE sobre eficiencia en términos de consumo de carburante aportando su cooperación en las investigaciones. En Japón y en Corea del Sur se ha introducido una legislación similar.

Ante la duplicación de la flota mundial de coches prevista para la próxima década, muchos de los nuevos vehículos necesitarán fuentes de energía alternativas, como electricidad, hidrógeno y biocombustibles o, al menos, deberán ser más eficientes en términos de consumo de recursos y energía. La nueva iniciativa promoverá los vehículos limpios mediante el fomento de la investigación y de la innovación en tecnologías ecológicas, el establecimiento de estándares comunes y el desarrollo de la infraestructura necesaria, así como a través de la estandarización de las interfaces de carga.

Entre los objetivos se encuentran una conversión más eficiente de la energía, la mejora del almacenamiento energético y un mejor uso de los materiales, así como un mejor diseño, simulación, desarrollo de prototipos y ensayo de vehículos, piezas y procesos. Los esfuerzos también se centrarán en sensibilizar a los consumidores, en crear mercados mundiales de automoción más abiertos y en tratar los problemas laborales que plantean la reestructuración de la industria automovilística y el reciclaje de su plantilla.

Más información

Un enfoque para toda la industria

Según el indicador de inversión industrial de 2009 de la UE, la industria automovilística europea es el mayor inversor privado en I+D con un gasto de 32 800 millones de euros en 2008. El Consejo Europeo de Investigación y Desarrollo de la Industria del Automóvil (EUCAR), que reúne a los principales fabricantes europeos de vehículos, es responsable de una fracción importante de la I+D de cooperación. La reducción de las emisiones de CO2 constituye un desafío complejo que implica mejoras en todo el vehículo, no solo en el motor. Las prioridades del EUCAR incluyen los combustibles alternativos y la electrificación, así como la fabricación eficiente y ecológica.

Para más información, visite:
http://www.eucar.be/ English