• Versión impresa

Soluciones de hormigón

11/03/2013

El sector de la construcción de la Unión Europea se enfrenta a un objetivo difícil. Bajo la Directiva Marco sobre Residuos de la UE (2008/98/CE), se debe, para 2020, reutilizar o reciclar al menos el 70% del peso de los residuos no peligrosos de la construcción y las demoliciones.

En algunos países, como Bélgica, Alemania y los Países Bajos, dice el Dr. Kris Broos, del instituto belga VITO de investigación para el desarrollo sostenible, el objetivo ya está siendo superado. Para el conjunto del sector de la construcción en Europa, sin embargo, es factible un 70% de reutilización y reciclaje, pero "por supuesto no será fácil".

Afortunadamente, se están llevando a cabo investigaciones enfocadas a la reutilización y el reciclaje de residuos de construcción y demolición, ya que se producen 380 millones de toneladas de los mismos en la UE cada año - lo que supone más del 30% del total de residuos de la UE. IRCOW, un proyecto financiado por el Séptimo Programa Marco de la UE, está analizando las mejores prácticas en la gestión de residuos de construcción y demolición a través de cinco casos de estudio. VITO es socio de IRCOW (Estrategias Innovadoras para la Recuperación de Materiales de Alta Calidad de los Residuos de Construcción y Demolición).

IRCOW comenzó en enero de 2011 y estará vigente hasta finales de 2013. Los casos de estudio cubren una amplia gama de situaciones a las que se enfrenta comúnmente la industria de la construcción. Tratan los siguientes temas:

  • demolición selectiva de un edificio industrial abandonado en Bilbao, España;
  • demolición selectiva de una antigua escuela construida principalmente de madera en Suecia;
  • tratamiento de materiales peligrosos (amianto en particular) en una zona de demolición en Polonia;
  • construcción de un edificio de oficinas en Madrid con materiales recuperados y reciclados;
  • el uso de nuevos productos de hormigón a base de residuos recuperados de una demolición de una nave industrial en el Puerto de Amberes, Bélgica.

Hasta ahora, los resultados han sido prometedores. Los casos de estudio en Bilbao y Polonia se han completado. En Bilbao, un edificio que data de la década de los setenta con una estructura de hormigón y una fachada de ladrillo fue desmontado y demolido. Estas operaciones de despiece implicaron la selección de diferentes materiales, tales como residuos de madera, marcos de metal, plásticos y residuos peligrosos. Los diferentes tipos de residuos fueron tratados adecuadamente, como es el caso de los residuos peligrosos, como el amianto, que se transportaron fuera del lugar para recibir un tratamiento especializado.

Se demolió así el edificio. Se separaron las barras de acero de refuerzo de los residuos de hormigón y ladrillos, que fueron aplastados, generando montículos de árido reciclado. Este conglomerado se utilizó como base para el nuevo hormigón. Se prepararon y ensayaron cuatro tipos de hormigón, utilizando diferentes combinaciones de materiales reciclados. Se constató que el hormigón reciclado se puede utilizar con seguridad para los cimientos y los bloques de hormigón.

El caso polaco estudió el tratamiento in situ de residuos de demolición peligrosos, del amianto en particular. El Tratamiento Térmico de Microondas, desarrollado por la compañía polaca ATON-HT, se aplicó a los residuos peligrosos. El resultado es que, de hecho, el amianto se quema fuera de los residuos, y el material peligroso se convierte en un material no peligroso. "El producto resultante era neutro para el medio ambiente y podría reutilizarse como material de construcción", dice Izabela Ratman-Kłosińska, del Instituto para la Ecología de las Áreas Industriales, socio del proyecto.

El caso de estudio sueco también se ha completado en la medida de lo posible. Se decidió no demoler el edificio de la vieja escuela por motivos económicos. Sin embargo, dice David Palm -del Instituto IVL de Investigación Ambiental Sueco, el socio sueco- que se realizó un inventario completo de los elementos de la construcción, mostrando lo que podría ser reutilizado y lo que podría ser reciclado. "Para los artículos directamente reutilizables hay un beneficio medioambiental claro", dice Palm. Éste es el caso concreto de las piezas de acero.

Los restantes casos de estudio están en marcha (Puerto de Amberes) o comenzando (Madrid). En Amberes, el hormigón con árido reciclado se está utilizando para crear piezas de hormigón para una nueva instalación de residuos. El rendimiento del hormigón se supervisará en condiciones reales.

El conglomerado reciclado procede de edificios demolidos cerca del lugar de construcción. En particular, el proyecto ha demostrado que el hormigón celular o gaseado (comúnmente conocido como bloques de cemento, o bloques de betón) puede ser reciclado. Anteriormente, no era reciclable en hormigón porque es ligero y debilita los áridos reciclados. Sin embargo, IRCOW ha sido capaz de separar estos residuos de residuos de otro hormigón y reciclarlo en un material que puede usarse para el aislamiento y para pavimentos de suelos. "Tomamos un contaminante del flujo de residuos y lo convertimos en un producto", dice Kris Broos, de VITO.

Aunque no haya terminado aún, el proyecto IRCOW ha demostrado hasta el momento que hay un margen sustancial, ya sea para una creciente reutilización de residuos de la construcción (por ejemplo, de puertas y ventanas), o bien para su reciclaje en aplicaciones de baja calidad, como áridos para cimientos de edificios y carreteras. Los principales beneficios ambientales son impedir el uso de materias primas, y la evitar que los residuos se envíen a un vertedero. En Flandes, Bélgica, por ejemplo, se reciclan anualmente 10 millones de toneladas de conglomerado, dice Broos. "Es una gran cantidad de material virgen que no tienes que ir a excavarlo”. IRCOW todavía tiene que llevar a cabo un análisis medioambiental completo, que abarcará también cuestiones como el uso de energía y las emisiones.

La reutilización y el reciclado de residuos de construcción también pueden ser rentables, especialmente cuando existe la infraestructura necesaria para gestionar los residuos. D'Appolonia, una compañía consultora de ingeniería que es también socia de IRCOW, da el ejemplo de Flandes, donde los residuos de la construcción y las demoliciones "se recogen del mercado de la demolición y se confieren a los centros de recogida/tratamiento de residuos, que están distribuidos por todo el territorio. La materia prima secundaria se ofrece por este medio la a las empresas constructoras". Sin embargo, en los países que carecen de dicha infraestructura, aún puede haber un incentivo de coste para utilizar materias primas básicas, a menos que "se ejecuten impuestos u otros sistemas de cobro debido a la escasez de materias primas".

Los principales obstáculos para una mayor reutilización y reciclaje de los residuos de la construcción, según IRCOW, son el uso técnicamente aceptable de materiales reciclados para aplicaciones de calidad superior, y la confianza en los productos hechos de materiales reciclados.

Amaia Lisbona, de Tecnalia España -el coordinador del proyecto- dice que IRCOW ha estado buscando en compuestos de madera y polímeros, lo que podría ser utilizado para las cubiertas o suelos, o marcos de ventanas y puertas, como un ejemplo de reciclaje de materiales para un uso de mayor calidad. Los compuestos de madera y polímero pueden absorber agua en las fibras de la madera, pero esto se puede resolver mediante la introducción de otros materiales a partir de residuos de la construcción, tales como el yeso, dice Lisbona. IRCOW ha demostrado también que se pueden producir las mayores calidades de hormigón a partir de materiales reciclados.

Para garantizar que se puede confiar en los productos reciclados, podrían ser necesarios sistemas de certificación, o que los materiales reciclados, tales como los conglomerados de hormigón, tengan que ser incorporados en las normas existentes. Kris Broos, de VITO, sin embargo, dice que el aumento de la proporción de materiales reciclados debe ser un proceso, no un salto repentino. "Creemos de forma decidida en un enfoque por etapas. El mercado no puede continuar si es demasiado radical", dice Broos.

Más información

    • Más información en: http://www.ircow.eu English
    • Los videos del proyecto de IRCOW están disponibles en: http://www.youtube.com/user/IRCOWproject English