• Versión impresa

Suecia se compromete a fomentar la ecoinnovación

26/10/2009

  • Entrevistas a expertos
445_es.html

Según han afirmado Elisabet Falemo, Secretaria de Estado del Ministerio de Medio Ambiente, y Ola Alterå, Secretario de Estado del Ministerio de Empresas, Energía y Comunicaciones, el gobierno sueco se compromete a fomentar la eco-innovación.

El gobierno ve en el desarrollo y el uso de tecnologías respetuosas con el medio ambiente una importante vía para reducir el impacto medioambiental derivado del consumo y de la productividad de nuestra sociedad, así como un motor de crecimiento industrial y de fomento de la competitividad. Es importante incrementar la oferta y la demanda de las eco-innovaciones y promocionar la cooperación entre la industria, el sector público y el sector de I+D.

Qué acciones está llevando a cabo el gobierno para fomentar la ecoinnovación en Suecia?

Un instrumento político rentable y altamente eficaz que ha demostrado ser de gran utilidad a la hora de impulsar el cambio hacia los biocombustibles y la eco-innovación es el impuesto a las emisiones de carbono, que se introdujo en Suecia en 1991 como complemento al sistema de impuestos sobre energía ya existente. El efecto más evidente ha sido la reducción de las emisiones de CO2 y el aumento del uso de la biomasa en los sistemas suecos de calefacción urbana.

Asimismo, se han puesto en marcha numerosas iniciativas gubernamentales para promocionar la eco-innovación, que se desarrollarán durante el período comprendido entre 2008 y 2010. Se han destinado 1 000 millones de coronas (100 millones de euros) a las grandes inversiones relacionadas con las tecnologías energéticas y medioambientales, como la introducción en el mercado de una nueva tecnología de consumo energético eficiente o los proyectos pilotos y de demostración de biocombustibles de segunda generación.

Asimismo, el gobierno ha nombrado a una delegación de ciudades sostenibles que gestionará 340 millones de coronas (34 millones de euros) para el desarrollo de ciudades, comunidades urbanas y zonas residenciales sostenibles con el objetivo de fomentar buenas prácticas de desarrollo urbano sostenible que utilicen la planificación urbana integrada y la tecnología aplicada al medioambiente.

Se ha creado un programa de Desarrollo empresarial respetuoso con el medioambiente, cuyo objetivo es aumentar la competitividad de las pequeñas y medianas empresas (PYME). Este programa supone una aportación económica de 35 millones de coronas (3,5 millones de euros) y tiene como principal prioridad servir de apoyo en la fase de comercialización.

En 2008, el gobierno presentó el proyecto de ley “Un impulso a la investigación y la innovación”, que incrementaba la inversión pública en investigación y en innovación basada en la investigación con 5 000 millones de coronas más (500 millones de euros), a fin de promover la eco-innovación en ámbitos como la energía y el uso sostenible de los recursos naturales y del entorno marino.

Suecia también ha firmado varios memorandos de acuerdo (MA) con otros países, como Estados Unidos, Brasil y China, para fomentar la cooperación tecnológica medioambiental.

¿Cuáles han sido los logros más destacados del plan de trabajo nacional del ETAP en Suecia?

En 2008, el gobierno encargó a Swentec, el Consejo de Tecnología Medioambiental sueco, la creación de una estructura global que reforzase la tecnología medioambiental de este país. El plan de trabajo nacional del ETAP en Suecia se ha erigido como una herramienta de gran utilidad a la hora de aumentar la visibilidad de las iniciativas suecas sobre eco-innovación y tecnologías medioambientales relacionadas con las acciones de este programa.

¿Cuál es la función del ETAP en la transición hacia una economía eco-eficiente, tema central de las reuniones ministeriales informales sobre energía, medio ambiente y competitividad celebradas durante la Presidencia sueca? ¿Qué otra política de apoyo se precisa para que la eco-innovación y la eco-eficiencia sean una realidad en Europa?

En la sesión conjunta de ministros de Medio Ambiente y Energía de la UE celebrada durante la reunión ministerial informal de Åre en julio de 2009, se incluyeron debates en torno al tema «Establecer una economía eco-eficiente». La transición hacia una economía eco-eficiente podría impulsar la competitividad en la UE a largo plazo y crear un número importante de oportunidades empresariales tanto en los sectores ecológicos como en los tradicionales, además de reducir las repercusiones climáticas. Las acciones propuestas en el ETAP suponen una importante contribución a dicha transición.

Es necesario que todos los interlocutores sociales, y no solo el sector público, emprendan acciones contundentes. La eficiencia energética, las energías alternativas y la infraestructura de transportes, así como la contratación pública ecológica, constituyen ejemplos de acciones sobre las cuales se sustentará el crecimiento sostenible global. Además, el uso de instrumentos económicos, como los impuestos y el comercio de emisiones, tendrá un papel decisivo para garantizar el cumplimiento rentable de los objetivos.

Asimismo, resulta fundamental adoptar una estrategia política integrada e intersectorial para aprovechar las sinergias entre las distintas medidas políticas. Por consiguiente, trabajar más allá de las fronteras de ministerios, instituciones y órganos del consejo es de suma importancia.

Las empresas ecológicas europeas son muy competitivas. ¿Cómo pueden acceder a los mercados globales y cómo puede la UE contribuir para garantizar su apertura?

Una gran parte de la solución conlleva cambiar la economía europea para convertirla en una economía eco-eficiente. Se debe lograr una mayor competitividad y crecimiento, y al mismo tiempo crear una fuente de energía sostenible, usar eficientemente los recursos y respetar los acuerdos contra el cambio climático y los objetivos medioambientales. No obstante, el fomento de tecnologías nuevas y más inteligentes es positivo, aunque insuficiente. Es preciso llevar a cabo más iniciativas para acelerar la aplicación y el uso de nuevas tecnologías.

La futura estrategia de la UE sobre crecimiento y empleo, sucesora de la estrategia de Lisboa a partir de 2010, debería ser más precisa y abordar los grandes retos del futuro, como la transición hacia una economía eco-eficiente, además de aumentar la competitividad global de la Unión Europea, de contrarrestar los efectos de una población que envejece y de mantener unas finanzas públicas sostenibles. En nuestra opinión, la estrategia debe hacer especial hincapié en la investigación, la innovación, el desarrollo, y la implantación de nuevos productos y servicios que contribuyan a crear una economía eco-eficiente.

El establecimiento de un acuerdo internacional sobre el cambio climático en Copenhague en diciembre de 2009 constituye también un paso importante en la creación de las condiciones de mercado a largo plazo necesarias para acelerar la transición y para que las empresas rentabilicen los productos y los servicios eco-eficientes.

Más información:

Ministerio de Medio Ambiente: http://www.regeringen.se/sb/d/2066 English

Ministerio de Empresas, Energía y Comunicaciones: http://www.regeringen.se/sb/d/2067 English

Delegación de ciudades sostenibles: http://www.hallbarastader.gov.se/Bazment/hallbarastader/sv/in-english.aspx svenska

Swentec, el Consejo de Tecnología Medioambiental sueco: http://swentec.se/ Deutsch

Plan de trabajo nacional del ETAP en Suecia: http://ec.europa.eu/environment/ecoap/pdfs/roadmaps/sweden_en.pdf pdf - 306 KB [306 KB] English (en)