• Versión impresa

Los beneficios de la verificación

10/12/2012

Hay disponibles una serie de planes para ayudar a los eco-innovadores a salir del laboratorio al mercado. Una de estas iniciativas es ofrecida por Isle Utilities, una consultoría británica de tecnología e innovación. Isle Utilities actúa como una especie de agencia de citas que reúne tecnologías y proyectos de investigación eco-innovadores junto a los potenciales inversores. Esto se hace a través del Grupo de Aprobación de Tecnologías (TAG en su sigla inglesa) de Isle Utilities.

Para llegar a la tierra prometida de la aceptación en el mercado, las tecnologías medioambientales deben cruzar en algún momento el valle de la muerte. Es el abismo entre la investigación, que puede producir ideas que se ven maravillosas en papel o en prototipos, y las demostraciones y pruebas pre-comerciales, durante las cuales la innovación será rigurosamente examinada para ver si se puede hacer una gran diferencia para el resto del mundo.

El valle de la muerte no es sólo un problema para los inventores, sino también para los políticos, que quieren estimular un crecimiento basado en la innovación ecológica y otros tipos de innovación. Afortunadamente, hay algunas ayudas al alcance. Están disponibles una serie de planes para ayudar a los eco-innovadores a salir del laboratorio al mercado.

Una de estas iniciativas la ofrece Isle Utilities, una consultoría británica de tecnología e innovación. Isle Utilities actúa como una especie de agencia de citas que reúne tecnologías de la ecoinnovación , usuarios finales y proyectos de investigación, e inversores potenciales. Esto se hace a través del Grupo de Aprobación de Tecnologías de Isle Utilities (TAG en inglés).

El TAG es un grupo de empresas de servicios públicos que revisa y evalúa periódicamente el potencial de las nuevas tecnologías identificadas y seleccionadas por Isle Utilities y presentadas por las propias empresas de tecnología. Si a las empresas de servicios les gusta lo que ven, pueden establecer pruebas para demostrar las tecnologías y, si sale bien, empezar a ampliarlas al mercado en general.

Isle Utilities trabaja principalmente con empresas de agua y presenta posibles tecnologías que ayuden a hacer frente a los desafíos a los que se enfrentan las empresas de agua (aunque se está trabajando para expandir sus actividades a otras tecnologías ambientales). Louise Elliott, directora de desarrollo de negocios de Isle Utilities, dice que la empresa "busca por el mundo las mejores tecnologías. Hemos ayudado a facilitar un valor de  200 millones de libras (249 millones de euros) de inversión en la industria del agua".

Se celebran anualmente cuatro reuniones del TAG para presentar tecnologías prometedoras en el Reino Unido, Estados Unidos y Australia, con dos reuniones anuales en Singapur. Se están haciendo planes para realizar reuniones continentales europeas.

"El modelo del TAG funciona bien para todos", dice Louise. Para los innovadores, las reuniones del TAG son la oportunidad ideal para lanzarse a los servicios públicos de agua que pueden ofrecerles inversión. Por lo general, no hay ningún coste para los innovadores a la hora de asistir a las reuniones.

Para las empresas dedicadas al agua, el TAG ofrece una forma eficiente de hacer lo que harían de todos modos: buscar nuevas tecnologías para ayudar a mejorar su desempeño ambiental y financiero. Las nuevas tecnologías ayudan a las empresas de servicios a sacar más provecho de su infraestructura existente, por ejemplo para reducir las fugas o la mejora del tratamiento de aguas residuales. "Las empresas de regiones diferentes tienen distintas prioridades", dice Louise. En el Reino Unido, por ejemplo, el énfasis está en la reducción de las fugas y en la eficiencia energética. En Australia, existe un gran interés en el ahorro de agua y la desalinización.

A menudo, los miembros del TAG deciden colaborar para poner a prueba una tecnología. Estas asociaciones "reducen el riesgo para ellos", debido a los costes compartidos, dice Louise. Se dejan las ofertas posteriores a las empresas y los innovadores para que las resuelvan. El rol de Isle Utilities es reunirlos, no el negociar acuerdos.

El esquema del TAG se inició en el Reino Unido en 2005. Desde entonces, Isle Utilities ha revisado aproximadamente 2000 posibles innovaciones, y ha presentado 180 a reuniones al TAG. "La tasa de éxito es alta: el 75% de las innovaciones propuestas avanzan hacia pruebas industriales", detalla Louise.

Planes complementarios

El proceso del TAG podría funcionar junto a otros planes diseñados para ayudar a llevar las innovaciones ecológicas al mercado, incluyendo la propia herramienta de Verificación de Tecnologías del Ambientales de la Comisión Europea (ETV en inglés).

A través del programa ETV, los organismos acreditados de verificación comprueban reclamaciones hechas por las nuevas tecnologías ambientales, por ejemplo, para asegurarse de que son científicamente válidas. El ETV proporciona una aprobación de terceros a los desarrolladores de nuevas tecnologías, lo que ayuda a promover su tecnología y proporcionar seguridad a los usuarios de las nuevas tecnologías, y así ayudar a la difusión.

El encargado de políticas de la Comisión Europea, Pierre Henry, que está a cargo del programa de ETV, dice que el ETV y el TAG "podría beneficiarse el uno del otro". Louise Elliot, de Isle Utilities, está de acuerdo. El ETV es "un sello de calidad adicional para aumentar la confianza de la industria. Las tecnologías que salen del sistema de ETV pueden ser relevante para algunos de nuestros miembros ", dice ella. De manera similar, las tecnologías identificadas mediante el proceso TAG podrían ser adecuadas para el programa ETV.

El ETV está a punto de entrar en funcionamiento. Han sido seleccionados cinco organismos de verificación. Entre 2013 y 2015, tienen un objetivo conjunto de verificación de un total de 100 tecnologías ambientales. Pierre Henry dice que esta cifra probablemente se sobrepasará, porque están previstas convocatorias de propuestas para los organismos de verificación adicionales en 2013.

Hay otros foros para la evaluación de tecnologías de ecoinnovación. En el sector de la medición, control y automatización, por ejemplo, hay organizaciones que comparten información sobre las últimas ideas en Francia (EXERA), Países Bajos (WIB) y Reino Unido (Evaluation Internacional). Como la demanda de ecoinnovación crece cada vez, cada vez será será más importante para conseguir unas tecnologías que escapen más rápidamente del valle de la muerte. Estos sistemas tienen la seguridad de hacer frente a la creciente demanda.

Más información

    • Grupo de Aprobación de Tecnologías de Isle Utilities: http://www.isleutilities.com/tag.php English
    • Verificación de Tecnologías Ambientales: http://ec.europa.eu/environment/etv/index.htm English