• Versión impresa

M&S tiene aspira a convertirse en el minorista más sostenible del mundo

28/07/2011

488_es.html

El grupo Mark & Spencer de Reino Unido ha lanzado un programa para convertirse en el minorista más sostenible del mundo en 2015. El Plan A incluye 80 compromisos respecto a la ecoinnovación y al comercio justo.

El programa 2010 de Marks & Spencer (M&S) ampliará las medidas lanzadas en 2007. El Plan A es un programa completo con el que M&S pretende ser más eficiente y respetuo- so con el medio ambiente. M&S considera que la innovación sostenible es un aspecto clave que puede ayudar a alcanzar este objetivo. El Plan A contempla una inversión total de 55 millones de euros durante cinco años para el desarrollo de un nueva serie de servi- cios y productos del Plan A.

M&S se ha comprometido a que el 50 % de los 2 700 millones de artículos individuales que produzca sean «productos de Plan A» en 2015, y llegar al 100 % en 2020. Los artículos cumplirán con los criterios del Plan A si presentan unos estándares sociales o medioambientales externos demostrados —como la certificación de Comercio Justo o del Consejo de Gestión Pesquera—, o si utilizan una serie de ingredientes que sean sostenibles o procedan de la explotación al aire libre.

«Desde que lanzamos el Plan A en 2007, hemos reducido nuestro impacto medioambiental, desarrollado nuevos servicios y productos sostenibles, ayudado a mejorar la calidad de vida de las comunidades locales de nuestro entorno y ahorrado alrededor de 55 millones de euros gracias al incremento de la eficiencia», comenta Sir Stuart Rose, presidente de M&S.

Desde 2007, el Plan A ha reducido el impacto medioambiental de la empresa de distintas maneras. Por ejemplo, al adoptar nuevos planteamientos, la eficiencia energética de M&S ha mejorado en un 10 %. Además, se ha reducido en un 20 % el consumo de com- bustible en las operaciones logísticas gracias a los innovadores camiones aerodinámicos con forma de lágrima. M&S ha abierto una nueva fábrica «ecológica» y renovado los tres centros de producción de China, Sri Lanka y Gales, que ahora consumen un 50 % menos de energía y menos de la mitad de agua que una instalación tradicional.

En 2009-2010, el Plan A redujo las emisiones de CO2 en 40 000 toneladas. Se ahorraron 10 000 toneladas de embalajes, se evitó tirar 20 000 toneladas de residuos al vertedero y se redujo el uso de agua en 100 millones de litros. Además, gracias a la colaboración con Oxfam, se reciclaron dos millones de toneladas de ropa.

M&S ha lanzado también un concurso en el que invita a que sus clientes propongan las mejores ideas ecológicas que tengan. El ganador del concurso verá cómo se aplica su idea en todas las tiendas de M&S del Reino Unido (más de 700 comercios) y recibirá un premio de 110 000 euros de un fondo de mejora ecológica para donarlo a la organización que desee.

Por otra parte, M&S se ha comprometido a crear 200 nuevas «fábricas de Plan A» que cumplirán con los aspectos medioambientales y/o éticos del plan. Por último, todos los cartones que M&S utilice para el embalaje de alimentos se producirán a través de un úni- co programa «modelo» de gestión de bosques.

Más información

Información relacionada en el sitio Web del EcoAP