• Versión impresa

Según la Comisión, en la UE se duplican las ayudas estatales a favor del medio ambiente

06/11/2008

232_es.html

Las ayudas estatales a favor del medio ambiente han aumentado drásticamente, según la Comisión Europea. La reciente revisión de las directrices de 2001 incluye ahora un aumento de los incentivos a la ecoinnovación.

Las ayudas estatales a favor del medio ambiente en los países de la UE pasaron de 7 000 millones de euros en 2001 a 14 000 millones en 2006. Este incremento se atribuye a las reducciones y exenciones de impuestos ecológicos, medidas que constituyen la mitad de la ayuda verde total desembolsada en 2006. Esas cifras demuestran que existe una ayuda más especializada en la mejora del medio ambiente.Y se espera un mayor crecimiento gracias al nuevo grupo de directrices sobre ayudas estatales a favor del medio ambiente que entraron en vigor el 1 de abril de 2008.

La forma como cada uno de los Estados miembros aborda la cuestión del gasto en ayudas a favor del medio ambiente difiere de un país a otro.Si examinamos el porcentaje del PIB que cada cual desembolsó en este tipo de subvenciones entre 2004 y 2006 veremos que Suecia (0,77%), Dinamarca (0,35%) y Alemania (0,32%) son los principales contribuyentes de sus respectivas iniciativas de mejora medioambiental.Austria, los Países Bajos y Finlandia también invirtieron por encima de la media.Aunque el Reino Unido solo invirtió la mitad del importe medio, todavía se sitúa por encima del resto de los Estados miembros, que no invirtieron ni siquiera una cuarta parte de la media de la Unión Europea, un 0,12 %.

La Comisión también observa una marcada mejora de la recuperación de las ayudas estatales que son ilegales o incompatibles con las normas de la UE.Además en términos de decisiones sobre ayudas estatales adoptadas entre 2000 y 2007, la Comisión recuperará finalmente 9 000 millones de euros.Para resaltar la orientación del trabajo de la Comisión al respecto, todas excepto un 2 % de las 350 decisiones de ayudas estatales a favor del medio ambiente adoptadas en 2001 y 2007 fueron para aprobar propuestas de pagos.

Nuevo grupo de normas

En el contexto de las ayudas estatales, la ecoinnovación es un elemento esencial en la mejora de la competitividad de los Estados miembros. Un estudio de las directrices revisadas sobre ayudas estatales a favor del medio ambiente de la UE, que entraron en vigor en abril de 2008, revela que las medidas constituyen esencialmente un nuevo grupo de normas que regularán las subvenciones que los gobiernos de los Estados miembros pueden conceder a las mejoras ambientales que realizan las compañías.Neelie Kroes, Comisaria europea de la Competencia, las dio a conocer en enero de 2008, junto con un grupo de propuestas para la nueva legislación sobre el clima y la energía de la UE.

La Comisión eligió adoptar las directrices revisadas en un esfuerzo por perfilar la cantidad máxima de ayuda estatal que un gobierno podía conceder a una empresa por motivos de protección medioambiental.El grupo de directrices anterior se había establecido en 2001 y debía actualizarse. Las cantidades para las grandes empresas han pasado de una gama del 30-40 % al 50-60 %. Para las pequeñas empresas, esas cifras han pasado del 50-60 % al 70-80 %.

En opinión de la Comisaria Kroes, estas directrices ayudarán a la UE a cumplir sus compromisos con el clima, e indica que «sin una competencia eficaz, los objetivos no se cumplirán».En general la Comisaria cree que las nuevas directrices son «más claras, más transparentes y más previsibles» y permiten que el paquete de clima y energía de la UE «abra amplias posibilidades para la innovación».

Incentivos para la ecoinnovación

Básicamente, las directrices indicarán la proporción de inversión en proyectos que el Estado puede subvencionar sin distorsionar la competencia.En realidad, en comparación con las directrices de 2001, las nuevas directrices comportarán un aumento del nivel de ayuda estatal a favor del medio ambiente que el gobierno de un Estado miembro puede conceder. En las directrices también se ha reservado un aumento adicional del10% específico para ayudas a la ecoinnovación.

En cuanto al tema de los sistemas de captación y almacenamiento de carbono (CSS por sus siglas en inglés), la Comisión cree que es demasiado pronto para establecer unos límites en las ayudas estatales para estas inversiones.Debido a su importancia estratégica, la Comisión adoptará una actitud generalmente positiva respecto a las ayudas estatales en este ámbito.Los proyectos de CSS pueden calificarse incluso como «proyectos de interés común para Europa», exentos de las normas de competencia habituales.

Finalmente, las directrices conservan la posibilidad de que los gobiernos de los Estados miembros introduzcan exenciones a largo plazo en relación con los impuestos medioambientales para empresas en aquellos casos específicos en los que exista un beneficio para la Comunidad y un proceso de licitación pública abierto y transparente.Sin embargo, es demasiado pronto para que la Comisión se pronuncie respecto a aquellas situaciones en las que las empresas entran tanto en los impuestos ecológicos como en los sistemas de permisos transferibles.

Más información:

Directrices comunitarias sobre ayudas estatales a favor del medio ambiente (2008/C 82/01):
http://eur-lex.europa.eu/LexUriServ/LexUriServ.do?uri=OJ:C:2008:082:0001:0033:*:PDF pdf български (bg)czech (cs)dansk (da)Deutsch (de)eesti (et)ελληνικά (el)English (en)Français (fr)Gaeilge (ga)italiano (it)latviešu (lv)lietuvių (lt)magyar (hu)Malti (mt)Nederlands (nl)polski (pl)português (pt)română (ro)slovenčina (sk)slovenščina (sl)suomi (fi)svenska (sv) [229 KB]

Comunicado de prensa de la Comisión: Ayuda estatal:  el último marcador muestra que los Estados miembros conceden más ayudas para la protección del medio ambiente:http://europa.eu/rapid/pressReleasesAction.do?reference=IP/08/771&format=HTML&aged=0&language=EN&guiLanguage=en English

Control de la UE para las ayudas estatales – marcador, informes y estudios:
http://ec.europa.eu/comm/competition/state_aid/studies_reports/studies_reports.cfm

Definición de la ecoinnovación

En el contexto de la ayuda estatal en la UE, la ecoinnovación se refiere a todas las formas de actividades de innovación que intenten o consigan una mejora notable de la protección medioambiental. La ecoinnovación incluye aquellos nuevos procesos de producción, nuevos productos o servicios y nuevos métodos de gestión y de negocio cuyo uso o aplicación pueda evitar o reducir considerablemente el riesgo de contaminación medioambiental y otros impactos negativos del uso de los recursos, a lo largo del ciclo de vida de las actividades en cuestión.