• Versión impresa

Objetivos

Buscando un salto cualitativo para la ecoinnovación

El Plan de Acción sobre Ecoinnovación (EcoAP) es un completo conjunto de iniciativas para mejorar la adopción de la ecoinnovación en el mercado. El plan, adoptado por la Comisión en 2011, amplía la atención de la UE desde las tecnologías ecológicas a todos los aspectos de la ecoinnovación, incluyendo productos y servicios. De esta manera, beneficiará al medio ambiente, creará crecimiento y empleo y garantizará un uso más eficiente de nuestros cada vez más escasos recursos.

El EcoAP aprovecha las actividades y experiencia en ecoinnovación de la UE desarrolladas a lo largo de la última década, sobre todo con el Plan de Actuación en favor de las Tecnologías Ambientales (ETAP). Esto comprende desde materiales reciclados hasta el tratamiento de aguas residuales y desde las empresas ecológicas y sistemas de compra inteligente hasta el etiquetado medioambiental.

Acelerar la adopción en el mercado

La ecoinnovación apoya los productos, servicios y tecnologías innovadores que hacen un mejor uso de los recursos y, al mismo tiempo, reducen la huella ecológica europea. Sin embargo, con la excepción de las energías renovables, la ecoinnovación tiene un acceso a los mercados limitado.

Esa es la razón por la que el EcoAP abordará las mayores barreras de la ecoinnovación, como son la incertidumbre del mercado y las preocupaciones sobre el rendimiento de la inversión. Asimismo, tratará los principales motores de la ecoinnovación, entre ellos los altos precios de la energía, los reglamentos y las normas específicos y el acceso al conocimiento. Por encima de todo, el plan persigue acelerar el desarrollo y la adopción de las ecoinnovaciones a través de:

  • La intensificación de las acciones actuales
  • La optimización del uso de los recursos existentes
  • La movilización de recursos financieros adicionales

Reforzar la gobernanza y la sensibilización

La Comisión Europea y los Estados miembros proporcionarán una gobernanza sólida para las políticas de ecoinnovación con un grupo de trabajo de alto nivel específico. Se invitará a otros agentes públicos y privados a formar un grupo de las distintas partes interesadas, para ampliar el diálogo con las empresas y la sociedad civil, que constituyen puntos de transmisión vitales para las iniciativas ecoinnovadoras.

La Comisión y los Estados miembros también coordinarán las políticas nacionales y europeas sobre ecoinnovación, por ejemplo mediante la identificación e intercambio de buenas prácticas. Tendrán a su disposición una serie de herramientas útiles, como hojas de ruta nacionales de ecoinnovación y foros de ecoinnovación. Un cuadro de indicadores de ecoinnovación recogerá los datos sobre los resultados en ecoinnovación en toda la UE y más allá, lo que ayudará a seguir y evaluar los progresos realizados hasta 2020.