Recorrido de navegación

Otras herramientas

  • Imprimir
  • Reducir texto
  • Agrandar texto

Síganos

Facebook

El futuro

El futuro

Las medidas medioambientales necesitan mucho tiempo para dar sus frutos. Para reorientar la economía hace falta una perspectiva a largo plazo, razón por la cual la UE viene aplicando una serie de programas de acción en materia de medio ambiente.

La Comisión Europea toma la iniciativa y define las nuevas políticas y normativas medioambientales. Además, la Comisión aboga por integrar la preocupación por el medio ambiente en las demás políticas y se asegura de que las medidas se apliquen eficazmente en los países miembros.

En las décadas de los setenta y ochenta, la atención se centraba en temas ambientales tradicionales, tales como proteger las especies y reducir las emisiones contaminantes. El actual enfoque sistemático atiende a las relaciones entre distintos temas y a su dimensión global, animando a pensar en el medio ambiente en sectores como la industria, la energía, la agricultura, la pesca y el transporte.

La estrategia Europa 2020 reconoce que, en el futuro, el crecimiento económico debe alcanzarse en un contexto de creciente escasez y aumento del precio de los recursos.

La política de medio ambiente desempeñará un papel fundamental al equilibrar los límites de los recursos naturales con las necesidades de las generaciones futuras para crear más oportunidades de crecimiento, empleo e ingresos. Debemos transformar nuestra economía para extraer más valor de menos materiales y consumir de forma más inteligente.

El Séptimo Programa de Acción en materia de medio ambiente parte de una visión a largo plazo:

"Vivimos bien, respetando los límites ecológicos del planeta. Nuestra prosperidad y nuestro medio ambiente saludable son la consecuencia de una economía circular e innovadora, donde nada se desperdicia y en la que los recursos naturales se gestionan de tal manera que la resiliencia de nuestra sociedad resulta fortalecida. Nuestro crecimiento hipocarbónico lleva tiempo disociado del uso de los recursos, marcando así el ritmo hacia una economía sostenible a nivel mundial".

Para conseguir todo esto, el programa establece una agenda que permitirá alcanzar una economía verde e integradora que proteja a la vez nuestro capital natural y la salud de nuestros ciudadanos.

Europa y su medio ambiente se enfrentan a graves desafíos globales, muchos de los cuales quedan fuera de la influencia directa de Europa.

Pero podemos hacer mucho por fortalecer nuestro medio ambiente frente a los riesgos futuros. Contamos con buenos recursos y tecnologías de la información y tenemos nuevos métodos para hacer inventario de los recursos, además de una cultura de precaución y prevención.

La prosperidad económica, el crecimiento y el bienestar no serán sostenibles si no cuidamos mejor del capital natural del planeta, pues es fundamental para muchas industrias y sectores económicos.