Recorrido de navegación

Otras herramientas

  • Imprimir
  • Reducir texto
  • Agrandar texto

Síganos

Facebook

Recurrir a la innovación

Las nuevas tecnologías respetuosas con el medio ambiente tienen que desempeñar un papel cada vez más importante en la economía de la UE.

Para proteger el medio ambiente y hacer que la industria de la UE sea más competitiva es preciso que las tecnologías, procesos y modelos empresariales utilicen los recursos de manera más eficiente. Ese modo de hacer se denomina "ecoinnovación".

La UE quiere que Europa se transforme en una economía con bajas emisiones de carbono y más eficiente en el consumo de recursos. Para eso son necesarios cambios fundamentales en la producción y el consumo que reduzcan la presión en el medio ambiente.

Las ecoindustrias pueden contribuir a este objetivo evitando y corrigiendo los daños ambientales y solucionando problemas como el ruido y los daños a los ecosistemas. Su contribución es muy valiosa en sectores como la gestión de residuos y aguas residuales, las fuentes de energía renovables, la contaminación atmosférica y la construcción sostenible.

Las tecnologías ambientales son una parte importante de la economía de la UE. Su volumen de negocios anual es de 320.000 millones de euros y ha ido aumentado un 8% anual desde 2004. La parte de la UE representa un tercio del mercado mundial, y podría duplicarse a más de 2.200.000 millones euros de aquí a 2020.

La Unión Europea financia la tecnología verde y los productos ecológicos mediante una serie de regímenes y medidas de financiación.

El plan de acción para la innovación ecológica está dirigido a los motores de la ecoinnovación y los obstáculos a su aceptación. Ayuda a financiar proyectos de investigación e innovación y a las empresas ecoinnovadoras. El programa para la competitividad y la innovación da acceso a la financiación a las pequeñas empresas, facilitando la investigación y la innovación.

Uno de los problemas a los que se enfrentan las nuevas tecnologías es tener credibilidad. Un sistema de verificación de la tecnología ambiental de la UE, encargado de la validación del rendimiento de las ecoinnovaciones y con una red de centros a su disposición, debería mejorar la confianza del mercado.

También se ofreceayudaa través del programa LIFE para áreas como la lucha contra el cambio climático, la reducción de residuos y la utilización más eficiente de los recursos naturales, la prevención de la contaminación, la gestión de aguas residuales, ríos, mares y costas, y la mejora del entorno urbano. Hasta ahora se han cofinanciado más de 1.950 proyectos, lo que representa una inversión de 3.600 millones de euros en los que LIFE ha contribuido con 1.200 millones de euros. Cada año hay una convocatoria de propuestas.