Recorrido de navegación

Otras herramientas

  • Imprimir
  • Reducir texto
  • Agrandar texto

Síganos

Facebook

Colaborar a nivel internacional

La UE ha suscrito numerosos acuerdos internacionales destinados a proteger el medio ambiente, como la moratoria sobre la caza de ballenas, que está prohibida en aguas de la UE.

La UE promueve la protección del medio ambiente a través de los acuerdos multilaterales sobre medio ambiente con otros países que abarcan aspectos como la biodiversidad mundial, el comercio de plantas silvestres y animales salvajes, la prohibición del comercio de madera talada ilegalmente, la utilización segura de las sustancias químicas y los residuos.

La UE apoya el proceso internacional para el desarrollo sostenible y desempeñó un papel decisivo en la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el desarrollo sostenible que se celebró en Río de Janeiro en 2012, en la que se dio un impulso al desarrollo sostenible en ámbitos como la biodiversidad marina, la degradación del suelo, el agua y la energía.

En su calidad de signataria del Convenio sobre la Diversidad Biológica, la UE apoya su labor sobre las zonas protegidas, el cambio climático y la biodiversidad. La Convención sobre el comercio internacional de especies amenazadas (CITES) restringe o prohíbe el comercio internacional de especies amenazadas y productos derivados.

La UE quiere reforzar la CITES, que se aplica a través de los reglamentos sobre fauna y flora salvajes.

La tala ilegal y la deforestación causan graves daños medioambientales, además de la pérdida de biodiversidad y las consecuencias en el cambio climático. Toda la madera que se encuentra en el mercado de la UE debe ahora proceder de fuentes legales. La UE ha firmado acuerdos con países de África y Asia para ayudarles a mejorar su gobernanza forestal y facilitarles el comercio con la UE de madera talada legalmente.

La caza de ballenas está prohibida en aguas de la UE, pero las ballenas van de un océano a otro, por eso necesitan protección internacional. La UE apoya la moratoria sobre la caza comercial de ballenas.

En 2002 los líderes mundiales convinieron en renovar su compromiso con la gestión racional de las sustancias químicas, para que, de aquí a 2020, su utilización y su producción se efectúen de tal modo que se reduzcan al mínimo los efectos negativos graves sobre la salud humana y el medio ambiente. La Unión Europea trabaja por alcanzar ese objetivo a través de políticas como REACH.

La prevención de residuos es otro aspecto en el que la UE está participando a escala mundial. Hace presión para incrementar los porcentajes de reutilización, reciclado y recuperación de residuos. Entre los países circulan grandes cantidades de residuos — algunos peligrosos —, y la UE desempeña un papel activo en la mejora de los controles del transporte transfronterizo de residuos peligrosos.

La UE también quiere crear un marco global para garantizar que todos los residuos se gestionen de manera racional desde el punto de vista ecológico.