Recorrido de navegación

Otras herramientas

  • Imprimir
  • Reducir texto
  • Agrandar texto

Síganos

Facebook

Tu derecho a saber

La Convención de Aarhus de las Naciones Unidas reconoce a los ciudadanos de la UE el derecho a informarse y participar en la toma de decisiones sobre medio ambiente.

Muchas de las normas medioambientales obligan a los Gobiernos a compartir la información que recogen sobre el estado del medio ambiente. De esta manera, el poder queda en manos de ciudadanos como tú: puedes informarte de dónde están las instalaciones potencialmente peligrosas, saber qué emiten a la atmósfera las centrales eléctricas y comparar la calidad del agua de distintas playas y zonas de baño.

La UE ha firmado el Convenio de Aarhus de las Naciones Unidas, que entró en vigor el 30 de octubre de 2001. El Convenio te reconoce el derecho a consultar la información medioambiental que tienen las autoridades públicas (acceso a la información). Eso puede incluir información sobre el estado del medio ambiente, las políticas o medidas adoptadas y la salud y la seguridad humanas, en caso de que pueda afectarlas el estado del medio ambiente.

Tienes derecho a recibir esa información en el plazo de un mes después de pedirla y sin necesidad de explicar para qué la quieres.

El Convenio también te reconoce el derecho a participar en la toma de decisiones medioambientales.

Las administraciones públicas deben tomar las medidas necesarias para que los ciudadanos y las ONG puedan emitir observaciones sobre las propuestas de proyectos que afecten al medio ambiente o los planes y programas relacionados con el medio ambiente. Las observaciones deben tenerse en cuenta a la hora de decidir y debe informarse a los ciudadanos sobre las decisiones finales y sus motivos (participación pública en la toma de decisiones medioambientales).

También tienes derecho a impugnar las decisiones públicas que se tomen sin atender a la legislación medioambiental (acceso a la Justicia).

Por último, el Convenio obliga a las autoridades medioambientales a difundir activamente la información medioambiental que tengan. Hoy en día gran parte de esa información está centralizada en la UE. Eso significa que puedes estudiar las zonas protegidas de la UE con Natura 2000, comprobar las emisiones a la atmósfera en tu zona con el EPRTR y explorar mapas medioambientales con Eye on Earth.

La Agencia Europea de Medio Ambiente centraliza gran cantidad de datos a través de la EIONET (Red Europea de Información y Observación del Medio Ambiente).

EIONET reúne a organismos, agencias, centros de investigación públicos y privados y centros de referencia sobre medio ambiente de toda Europa. Está compuesta por la AEMA, seis centros temáticos europeos y una red de aproximadamente 1.000 expertos de 39 países repartidos en más de 350 agencias nacionales de medio ambiente y otros organismos de información medioambiental.