Recorrido de navegación

Otras herramientas

  • Imprimir
  • Reducir texto
  • Agrandar texto

Síganos

Facebook

Cómo funciona la legislación medioambiental de la UE

Los ciudadanos de la UE pueden contribuir a garantizar que sus gobiernos nacionales cumplan normas y reglamentaciones europeas a la hora de proteger el medio ambiente.

El sistema jurídico de la UE es muy simple: en el fondo no hay más que dos tipos de disposiciones legales. Unas — los reglamentos — son de aplicación en toda la UE a partir del momento en el que se aprueban. Otras — las directivas — deben antes incorporarse a la legislación nacional. Las Directivas dicen lo que se quiere conseguir, pero dejan en manos de los Estados miembros cómo hacerlo.

La Comisión ayuda a los Estados miembros preparando listas con los puntos que deben contemplar. Pero también publicamos marcadores en los que las autoridades nacionales y los ciudadanos pueden comprobar cómo avanza su legislación y compararse con los demás Estados miembros.

Acciones legales

La acción legal es un último recurso. Cuando hay problemas, primero escribimos a los Estados miembros y les pedimos que nos comuniquen todos los hechos. A continuación intentamos dar con alguna manera de solucionar el problema. Si no es posible, podemos recurrir al Tribunal de Justicia de la UE en Luxemburgo.

Una vez que se nos ha notificado una norma nacional, comprobamos que contemple todos los aspectos. Si hay problemas, cruzamos nuestros datos con los de las administraciones nacionales para asegurarnos de tener claros los hechos antes de plantearnos cualquier acción judicial.

La fase siguiente es comprobar si efectivamente se cumplen las normas. Además de hacer nuestras propias comprobaciones, nos basamos en los informes de las administraciones nacionales y la información que nos facilitan los ciudadanos y las organizaciones de protección del medio ambiente. Si creemos que no se está aplicando correctamente una norma, podemos emprender acciones legales.

Los ciudadanos pueden ser de gran ayuda. Según la normativa de la UE, toda persona tiene derecho a obtener información de las administraciones públicas. Los ciudadanos pueden decirnos si consideran que sus administraciones no han cumplido las obligaciones medioambientales. Para ello pueden presentar una denuncia, pero a menudo es más fácil y rápido recurrir a los tribunales nacionales. De hecho, la Comisión viene organizando una formación especial sobre la legislación medioambiental de la UE para ayudar a los jueces e inspectores nacionales a comprenderla mejor e impulsar una mayor cooperación. Lo mismo hacemos con las organizaciones de defensa del medio ambiente.

La legislación de la UE tiene la misma validez que la nacional. Al igual que ésta, reconoce derechos y obligaciones a las administraciones, empresas y particulares.