Recorrido de navegación

Equipos radioeléctricos y equipos terminales de telecomunicación

Un cargador para todos - ¿Preguntas frecuentes

One charger for all logo © European Union 2008-2011
  1. ¿Cuál es el problema? 
  2. ¿Cuál es la solución prevista?
  3. ¿Quién se beneficiará y cómo?
  4. ¿Cómo repercutirá el MdE en los precios?
  5. ¿Están todos los móviles cubiertos por el MdE?
  6. ¿Cuál es la interfaz común que se ha acordado?
  7. ¿Cuándo se prevé que la propuesta entre en vigor?
  8. ¿Qué empresas han firmado el MdE?
  9. ¿Dónde se aplica el MdE?
  10. ¿Cuánto se tardará en cargar un teléfono móvil con los nuevos cargadores comunes?
  11. ¿En qué medida considera el MdE que es posible que surjan riesgos derivados del uso de cargadores y móviles de diferentes fabricantes?
  12. ¿Por qué el MdE solo cubre teléfonos móviles y no otros productos como reproductores MP3, portátiles, etc.?
  13. ¿Qué ocurrirá con los antiguos cargadores? ¿Se desecharán?
  14. Ya tengo un cargador micro-USB. ¿Podré usarlo para cargar todos los teléfonos móviles con un conector micro-USB?
  15. Algunos fabricantes ya hablan de teléfonos que no necesitan cargadores y que podrían alimentarse con energía solar u ondas radioeléctricas. Entonces, ¿por qué se necesitan estos cargadores?
  16. ¿Dónde pueden comprar los consumidores estos cargadores comunes? ¿Estarán disponibles en todos los Estados miembros a partir de enero de 2011?
  17. ¿Estos nuevos cargadores costarán aproximadamente lo mismo que los otros o serán más caros?

 ¿Cuál es el problema?

La incompatibilidad de los cargadores para teléfonos móviles constituye un importante problema medioambiental y supone un inconveniente para los usuarios de toda la Unión Europea. Actualmente, cada teléfono móvil se vende con su cargador específico. Un usuario que quiere cambiar su teléfono móvil normalmente compra un nuevo cargador y se deshace del que tiene, aunque esté en perfecto estado. Esto genera innecesariamente un volumen considerable de residuos electrónicos.

[Ir arriba]

 ¿Cuál es la solución prevista?

La armonización de los cargadores de teléfonos móviles aportará importantes beneficios económicos y medioambientales. A petición de la Comisión Europea y en estrecha cooperación con sus servicios, los principales fabricantes de teléfonos móviles han acordado un Memorando de Entendimiento ("MdE") para armonizar los cargadores de los móviles con servicios de datos vendidos en la UE. El sector se compromete a suministrar cargadores compatibles basados en el conector micro-USB. Una vez que este compromiso se cumpla, será posible cargar móviles con servicio de datos compatibles con cualquier cargador común.

[Ir arriba]

 ¿Quién se beneficiará y cómo?

Los consumidores no tendrán que comprar un nuevo cargador con cada teléfono móvil, y también podrán beneficiarse de cargadores independientes más eficientes y baratos. Los consumidores también podrán cargar su teléfono móvil con el nuevo cargador común.

Se espera que las ventajas medioambientales de la armonización de los cargadores sean considerables: la disminución del número de cargadores que se venden innecesariamente se traduce en una reducción de los residuos electrónicos que se generan y que actualmente ascienden a miles de toneladas. También se espera que los cargadores comunes mejoren la eficiencia energética al cumplir las nuevas normas europeas armonizadas y al reducir, de este modo, el consumo de energía.

[Ir arriba]

 ¿Cómo repercutirá el MdE en los precios?

Los consumidores podrán comprar teléfonos móviles sin cargador, lo que, lógicamente, reducirá su coste. También podrán comprar cargadores independientes más económicos que los actuales.

[Ir arriba]

 ¿Están todos los móviles cubiertos por el MdE?

El MdE cubre los teléfonos móviles con servicio de datos, es decir, los que tienen un puerto de datos y pueden conectarse a un ordenador. Están excluidos los móviles que no soportan el intercambio de datos y también algunos formatos poco corrientes de teléfonos, por ejemplo los que se usan como relojes de pulsera. Sin embargo, teniendo en cuenta que la gente cambia de teléfono móvil cada dos años de media y, según las tendencias del mercado que muestran un aumento de los teléfonos con servicios de datos, se espera que el cargador común sea el predominante en el mercado de aquí a dos años, tras su introducción en 2011.

[Ir arriba]

 ¿Cuál es la interfaz común que se ha acordado?

Sobre la base de la interfaz de micro-USB, las empresas han acordado desarrollar una especificación común para permitir la plena compatibilidad de los cargadores y los móviles. Estas especificaciones se han traducido en normas europeas.

N.B. El acuerdo prevé el uso de un adaptador.

[Ir arriba]

 ¿Cuándo se prevé que la propuesta entre en vigor?

Se espera que la primera generación de nuevos teléfonos móviles con cargador común llegue al mercado de la UE a partir de principios de 2011, una vez que concluyan las labores de normalización. La Comisión trabajará en estrecha colaboración con la industria para facilitar la aplicación del acuerdo en el mercado lo antes posible.

[Ir arriba]

 ¿Qué empresas han firmado el MdE?

Las siguientes catorce empresas han firmado el MdE: Apple, Emblaze Mobile, Huawei Technologies, LGE, Motorola Mobility, NEC, Nokia, Qualcomm, Research In Motion (RIM), Samsung, Sony Ericsson, TCT Mobile (ALCATEL mobile phones), Texas Instruments y Atmel. Juntas, sus marcas representan más del 90% de los teléfonos móviles vendidos en Europa actualmente.

[Ir arriba]

 ¿Dónde se aplica el MdE?

El MdE se aplica a los 27 Estados miembros de la UE. Sin embargo, dado que el mercado de la telefonía móvil es de carácter mundial, las especificaciones técnicas de los nuevos cargadores se están tratando con otras organizaciones internacionales de normalización para facilitar la adopción del cargador común europeo en los mercados mundiales. El cargador común resultaría aún más cómodo si pudiese utilizarse en otras partes del mundo.

[Ir arriba]

 ¿Cuánto se tardará en cargar un teléfono móvil con los nuevos cargadores comunes?

La gran mayoría de los teléfonos tardará dos horas en cargarse. Cuando se combinen una batería grande y un cargador pequeño, este proceso podría tardar hasta 6 horas.

[Ir arriba]

 ¿En qué medida considera el MdE que es posible que surjan riesgos derivados del uso de cargadores y móviles de diferentes fabricantes?

El MdE va acompañado de la elaboración de nuevas normas europeas que tienen en cuenta las emisiones electromagnéticas y garantizan que los cargadores comunes tengan la suficiente inmunidad frente a interferencias externas. Además de aplicar las actuales normas previstas por las directivas correspondientes, permitirán un uso seguro de los nuevos cargadores y teléfonos móviles.

[Ir arriba]

 ¿Por qué el MdE solo cubre teléfonos móviles y no otros productos como reproductores MP3, portátiles, etc.?

Se espera que con el tiempo surja una solución de carga armonizada que se aplique a otros productos portátiles de comunicación y que cubra cada vez más dispositivos. Sin embargo, esto no se puede hacer de inmediato. En primer lugar, los teléfonos móviles son, con diferencia, el grupo más grande de este tipo de productos, con un uso generalizado de los mismos entre los consumidores. En segundo lugar, existen diferencias entre los productos. Los portátiles, por ejemplo, tienen baterías mucho más grandes que los equipos de mano, y los requisitos para los cargadores no son los mismos. Tercero, hay que tener en cuenta diferentes riesgos para la seguridad.

[Ir arriba]

 ¿Qué ocurrirá con los antiguos cargadores? ¿Se desecharán?

La Directiva sobre residuos de aparatos eléctricos y electrónicos (RAEE), que promueve la recogida y el reciclaje de aparatos electrónicos (Directiva 2002/96/CE), lleva en vigor desde febrero de 2003 y establece la creación de sistemas de recogida para que los consumidores puedan devolver de manera gratuita sus residuos electrónicos usados. Sin embargo, solo un tercio de los residuos eléctricos y electrónicos en la Unión Europea es tratado adecuadamente.

Por tanto, en diciembre de 2008 la Comisión Europea propuso revisar las Directivas sobre aparatos eléctricos y electrónicos: la Comisión propone llegar hasta el 65% del peso medio de los aparatos eléctricos y electrónicos.

[Ir arriba]

 Ya tengo un cargador micro-USB. ¿Podré usarlo para cargar todos los teléfonos móviles con un conector micro-USB?

Algunos fabricantes ya ofrecen cargadores con conector micro-USB, pero estos cargadores se fabricaron para teléfonos móviles específicos y puede que no sean adecuados para cargar todo tipo de móviles con conector micro-USB.

La elaboración de normas europeas (incluyendo IEC/EN 62684) era necesaria para garantizar la compatibilidad y la funcionalidad de la nueva generación de cargadores micro-USB y solo los nuevos cargadores que cumplan las nuevas normas europeas serán considerados un "cargador común".

[Ir arriba]

 Algunos fabricantes ya hablan de teléfonos que no necesitan cargadores y que podrían alimentarse con energía solar u ondas radioeléctricas. Entonces, ¿por qué se necesitan estos cargadores?

El MdE se basa en una tecnología cuyo uso se espera que sea generalizado en los próximos años. Sin embargo, la armonización tendría que seguir las innovaciones tecnológicas.

En estos momentos, no existe ningún dispositivo de carga eficaz para teléfonos móviles que no incluya un cargador por separado. Solo existen algunos teléfonos aislados que se pueden cargar mediante técnicas de energía solar, pero que no son un producto de masas y no es probable que lo lleguen a ser. Por término medio, en la UE no hay suficiente luz solar para alimentar baterías a partir de una superficie relativamente pequeña.

[Ir arriba]

 ¿Dónde pueden comprar los consumidores estos cargadores comunes? ¿Estarán disponibles en todos los Estados miembros a partir de enero de 2011?

Es importante recordar que la introducción del cargador común será gradual y dependerá, en buena medida, del comportamiento de los consumidores y del ritmo de sustitución de los antiguos teléfonos. En cualquier caso, las labores de normalización finales permitirán que el cargador esté disponible en los primeros meses de 2011 y los principales fabricantes de teléfonos móviles se han comprometido a ello. La Comisión Europea vigilará de cerca que así sea.

Por otro lado, la Comisión Europea no puede decidir las estrategias de comercialización y distribución de los fabricantes, pero confía en que los cargadores comunes se pongan a disposición del público a través de los canales de comercialización habituales durante 2011.

[Ir arriba]

 ¿Estos nuevos cargadores costarán aproximadamente lo mismo que los otros o serán más caros?

La Comisión Europea no dispone de esta información y no puede interferir en las estrategias de precios de los fabricantes. Para la Comisión Europea, las ventajas en cuanto a coste que ofrecen los cargadores comunes provienen de la posibilidad de que los consumidores compren teléfonos móviles sin cargador y de las economías de escala que promuevan las normas comunes.

[Ir arriba]

Compartir: FacebookGoogle+LinkedInEnviar a un amigo

Tamaño normalAumentar 200%Imprimir