Recorrido de navegación

Equipos radioeléctricos y equipos terminales de telecomunicación

Un cargador para todos - ¡UE a la última!

One charger for all logo © European Union 2008-2011

Facilitar la vida a los ciudadanos de la UE

Los teléfonos móviles son geniales... hasta que se acaba la batería y no tienes un cargador a mano. No puedes llamar. No puedes enviar mensajes. No tienes acceso a tus datos ni a tus contactos. Ponte a buscar como loco un cargador compatible.

Pero este problema pronto será cosa del pasado.

La Comisión Europea ha convencido a los fabricantes de teléfonos móviles para que abandonen la producción de diferentes cargadores para los diversos teléfonos, ya que genera muchos residuos y resulta ineficaz. Catorce de los principales fabricantes de teléfonos acordaron aplicar un sistema armonizado para los teléfonos con servicios de datos vendidos en la UE. El resultado sobre el papel son nuevas normas técnicas. El resultado en las tiendas - y en los bolsillos y los bolsos de los ciudadanos de la UE - es que todos estos teléfonos móviles pueden cargarse con un sencillo enchufe micro USB.

El resultado para el medio ambiente es que habrá menos residuos eléctricos, ya que se estima que cada año actualmente se desechan 51.000 toneladas de cargadores no utilizados.

La acción de la UE ha cristalizado el pensamiento de la industria y ha acelerado un proceso que las empresas por sí solas habrían tardado años en llevar a la práctica. Además, la UE lo ha conseguido sin tener que recurrir a nueva legislación complicada.

De hecho, es una demostración clara de una de las formas en que la UE puede ayudar a sus ciudadanos, no solo a través de leyes, sino también liderando un enfoque basado en el sentido común a nivel europeo que beneficia a todos.

Y también hay un posible factor que nos cautivará. ¿No será genial usar solo un cargador para todos nuestros electrodomésticos en el hogar? La Comisión piensa que, dado que el mercado de la telefonía móvil es el mayor mercado de bienes electrónicos de consumo, los dispositivos que tengan una capacidad de batería similar, como las cámaras y los reproductores de música, irán adoptando progresivamente el nuevo cargador.

La compatibilidad con el cargador común contribuirá además a los objetivos de facilitar la vida a los ciudadanos europeos, proteger el medio ambiente y reducir el coste de compra de aparatos electrónicos. La Comisión supervisará de cerca este proceso de convergencia y adoptará medidas en beneficio de los ciudadanos.

Compartir: FacebookGoogle+LinkedInEnviar a un amigo

Tamaño normalAumentar 200%Imprimir