Recorrido de navegación

Panorama del sector industrial del calzado

El sector del calzado constituye una industria muy diversificada que abarca una gran variedad de materiales (tela, plástico, caucho y cuero) y productos, desde los tipos generales de calzado para hombre, mujer y niños hasta productos más especializados, como botas para practicar snowboard y calzado de protección. Esta diversidad de productos finales no es sino fiel reflejo de la multitud de procesos industriales, empresas y estructuras de mercado existentes.

La actuación de la UE en este sector tiene como objetivo fomentar la innovación, la competitividad y la competencia entre las empresas, así como combatir el fraude y la falsificación, y proteger la salud de los consumidores y el medio ambiente.

Según datos del año 2006, el sector del calzado está integrado por 26 600 empresas, factura 26 200 millones de euros al año -con 6 900 millones de valor añadido- (lo que representa un 0,5 % del total de la industria manufacturera de la Unión Europea) y da empleo directo a 388 000 personas. Dos tercios del total de la producción de calzado de la UE se concentra en tres países: Italia (con alrededor de un 50 % de la producción comunitaria), España y Portugal.

La industria europea del calzado conforma una amplia red de pequeñas empresas (con unos 20 empleados de media), la mayoría de las cuales se ubican en regiones con escasa diversificación industrial. Existen, no obstante, grandes diferencias de un Estado miembro a otro: mientras que las empresas francesas y alemanas suelen dar empleo a un centenar de trabajadores, las españolas e italianas se limitan a alrededor de una docena. El resto de Estados miembros se sitúa entre estos dos extremos.

Compartir: FacebookGoogle+LinkedInEnviar a un amigo

Tamaño normalAumentar 200%Imprimir