Este sitio ha sido archivado el 02/02/2015
02/02/2015

Recorrido de navegación

This website is no longer being updated.

Please visit the new Internal Market, Industry, Entrepreneurship and SMEs website.

Otras herramientas

Información adicional

¿Cuál es la función de los poderes públicos?

La responsabilidad de poner productos seguros y compatibles en el mercado recae, en su totalidad, en manos de fabricantes, importadores y distribuidores. Lamentablemente, algunas personas sólo siguen las normas cuando existe una posibilidad real de que los infractores puedan ser descubiertos.

Por este motivo los países europeos han instaurado las autoridades de vigilancia del mercado. Su función es la de vigilar el mercado y proteger a los consumidores de productos peligrosos en la medida de lo posible. Esto lo hacen mediante la inspección de fabricantes, importadores y distribuidores, mediante la inspección y la puesta a prueba de los productos, y la adopción de medidas cuando no se han cumplido las normas. Estas acciones incluyen la reclamación de productos peligrosos a los consumidores, su retirada de las estanterías, la destrucción de mercancías peligrosas y la imposición de multas u otras sanciones.

Por otra parte, las autoridades nacionales se informarán entre si cuando adopten medidas contra productos inseguros. Estas comparten dicha información a través de un sistema de intercambio rápido de información llamado RAPEX. Esto permite que otros países europeos puedan adoptar medidas similares.

Por último, las autoridades nacionales tienen que hacer un seguimiento de las quejas de los consumidores relativas a los problemas de seguridad con los productos.

¿Qué puede hacer como consumidor?

Aunque la mayoría de los fabricantes, importadores y distribuidores europeos cumplen las normas, los propios consumidores también tienen un papel que desempeñar.

Compre siempre los productos en tiendas y puntos de venta en línea de confianza. Estos se ocupan de los productos que venden y, por lo general, aceptarán devoluciones. Los comerciantes sin escrúpulos tienden, sin embargo, a ignorar las normas de salud y seguridad, y pueden también comercializar productos falsificados. Si una oferta parece demasiado buena para ser cierta, es probable que sea demasiado buena para ser cierta.

Lea todas las advertencias e instrucciones. Tenga en cuenta la edad y las recomendaciones de seguridad, especialmente en el caso de juguetes (y otros productos para niños); tómelas en serio.

Informe siempre sobre un problema de seguridad con un producto al fabricante o distribuidor donde lo compró. Contacte a su vez a la autoridad pública competente ya que así garantizará que se adopten nuevas medidas para garantizar la seguridad del producto.

¿Dónde se puede obtener información adicional?

Para obtener más información sobre la legislación y la vigilancia del mercado, visite:

Para perspectivas del consumidor sobre el marcado CE, póngase en contacto con:

ANEC - la voz de los consumidores europeos en la normalización
Avenue de Tervueren 32, Box 27
B-1040 Bruselas, Bélgica
Correo electrónico: anec@anec.eu
www.anec.eu

Compartir: FacebookGoogle+LinkedInEnviar a un amigo