Clase C: luces halógenas y bombillas incandescentes mejoradas

Las luces halógenas convencionales de tensión de red no cumplen los nuevos requisitos de eficiencia energética para el alumbrado doméstico (las de baja tensión sí). Sin embargo, ya hay en el mercado productos alternativos y los consumidores pueden elegir entre dos tipos de bombillas halógenas de xenón.

 

Las bombillas halógenas de xenón consumen entre un 20% y un 25% menos de energía que las mejores bombillas incandescentes convencionales para producir la misma cantidad de luz. Las hay de dos tipos:

bombilla incandescente mejorada esférica de clase C (encendida/apagada)

 

lámpara con bombilla incandescente mejorada esférica de clase C

1. Las luces halógenas de nueva generación se diferencian por contener xenón, pero presentan la misma forma y dimensiones que las convencionales. Por lo tanto, solo pueden utilizarse en lámparas con casquillos especiales para luces halógenas. Se seguirán vendiendo después de 2016 para su uso en ese tipo de lámparas.

halógena lineal de clase C     cápsula halógena de clase C

2. Las bombillas incandescentes mejoradas tienen la forma y el casquillo de una bombilla convencional, pero llevan dentro una cápsula halógena. Esto hace que puedan utilizarse exactamente igual que las bombillas tradicionales. A partir de 2016 las bombillas incandescentes mejoradas de clase C se modernizarán aún más y pasarán a la clase energética B o A.

 

bombilla incandescente mejorada de clase C tipo vela en una araña

   

Los dos tipos proporcionan una luz de calidad equivalente a la de las bombillas incandescentes convencionales, pero en condiciones normales de uso duran el doble (2 años). Además, su tamaño se adapta perfectamente a las lámparas existentes y siempre son regulables.

bombilla incandescente mejorada de clase C tipo vela (encendida/apagada)