Recorrido de navegación

Pensiones

Los cambios demográficos de las próximas décadas exigirán más a nuestros sistemas de pensiones y nuestras finanzas públicas. Si se introducen ahora reformas eficaces se podrá mantener su sostenibilidad y calidad.

Gracias a las recientes reformas de los gobiernos europeos, se espera que el gasto público en pensiones en la UE se mantenga relativamente estable hasta 2060. Sin embargo, habrá grandes diferencias entre países en lo que respecta al gasto.

La Comisión Europea analiza las previsiones del gasto público en pensiones para prever el alcance y el calendario de los futuros cambios en dicho gasto y sus causas subyacentes. Para ello, nos fijamos en:

  • Sistemas nacionales de pensión

Utilizamos modelos económicos nacionales que reflejan las principales características del sistema de pensiones de cada país para prever el alcance y el calendario de los futuros cambios.

  • Previsiones demográficas

Se trata de entender mejor los factores que influyen en el aumento del gasto (envejecimiento de la población, tasas de dependencia, tendencias del empleo o políticas nacionales).

La Comisión elabora sus previsiones del gasto en pensiones en función de la edad junto con expertos nacionales en un grupo de trabajo del Comité de Política Económica.

Para el cálculo se utiliza una metodología uniforme para todos los países de la UE (previsiones normalizadas de población y población activa y supuestos económicos subyacentes normalizados).

Las previsiones se basan en las políticas actuales pero en algunos casos también tienen en cuenta reformas muy avanzadas en algunos países que pronto se introducirán en la legislación.

Más información en el Informe sobre el envejecimiento demográfico de 2015.

Otras herramientas

  • Imprimir 
  • Reducir texto 
  • Agrandar texto