Recorrido de navegación

¿Por qué el euro?

El euro se creó porque una moneda única ofrece muchas ventajas en comparación con la situación anterior en la que cada Estado miembro tenía su propia moneda. No sólo desaparecen los riesgos de fluctuación y los costes de cambio y se refuerza el mercado único, sino que además el euro implica una cooperación más intensa entre Estados miembros en aras de una moneda y una economía estables, lo que redunda en beneficio de todos nosotros.

Cuando se fundó la UE en 1957, los Estados miembros se centraron en construir un mercado común para la actividad comercial. Sin embargo, con el tiempo resultó evidente que se necesitaba una mayor cooperación económica y monetaria para el desarrollo y florecimiento del mercado interior y para que la economía europea alcanzase mejores resultados, proporcionando más empleo y una mayor prosperidad a los ciudadanos europeos. En 1991, los Estados miembros aprobaron el Tratado de la Unión Europea (Tratado de Maastricht) y decidieron que Europa tendría una moneda fuerte y estable para en el siglo XXI.

Las ventajas del euro son diversas y los ciudadanos, las empresas y las economías en su conjunto las perciben en diferente grado. Entre estas ventajas cabe destacar:

  • Mayores posibilidades de elección y unos precios más estables para los consumidores y los ciudadanos
  • Más seguridad y más oportunidades para las empresas y los mercados
  • Mayor estabilidad y crecimiento económicos
  • Mercados financieros más integrados
  • Mayor peso de la UE en la economía mundial
  • Signo tangible de la identidad europea


Muchas de estas ventajas están interrelacionadas. Por ejemplo, la estabilidad económica, que es positiva para la economía de un Estado miembro ya que permite al Gobierno planificar el futuro, también beneficia a las empresas, dado que reduce la incertidumbre y las estimula a invertir. Ello, a su vez, redunda en beneficio de los ciudadanos, en forma de un mayor volumen de empleo y unos puestos de trabajo de más calidad.

¿Cómo se manifiestan estas ventajas del euro?

La moneda única proporciona nuevas oportunidades derivadas de la integración y la escala de la economía de la zona del euro, lo que aumenta la eficiencia del mercado único.

Antes de la introducción del euro, la necesidad de realizar operaciones de cambio de moneda implicaba riesgos y costes adicionales y una falta de transparencia en las transacciones transfronterizas. Al existir una moneda única, resulta menos costoso y menos arriesgado realizar actividades comerciales en la zona del euro.

La posibilidad de comparar fácilmente los precios estimula el comercio transfronterizo y la inversión para todos los agentes económicos, desde los consumidores, que buscan productos al más bajo coste, pasando por las empresas, que adquieren servicios más rentables, hasta los grandes inversores institucionales, que pueden invertir más eficientemente en toda la zona del euro sin soportar el riesgo de unos tipos de cambio fluctuantes. En la zona del euro hay un gran mercado integrado en el que se utiliza la misma moneda.

Ventajas a escala mundial

El alcance de la moneda única y la dimensión de la zona del euro también proporcionan nuevas oportunidades a la economía mundial. Una moneda única hace de la zona del euro una zona atractiva para los operadores económicos de terceros países, fomentando así el comercio y la inversión. La prudente gestión económica hace del euro una atractiva moneda de reserva para terceros países y confiere a la zona del euro un mayor peso en la economía mundial.

La escala de la zona del euro y una gestión prudente también proporcionan estabilidad económica a esta zona, haciéndola más resistente a los cambios económicos repentinos que puedan aparecer fuera de la zona del euro y perturbar la evolución de las economías nacionales, tales como subidas del precio de petróleo a nivel mundial o turbulencias en los mercados de cambios mundiales. El tamaño y la fortaleza de la zona del euro le confieren más capacidad para absorber dichas perturbaciones exteriores sin sufrir pérdidas de empleo o reducciones del crecimiento.

Obtención de las ventajas

El euro no proporciona estabilidad y crecimiento económicos por sí mismo. Esto se consigue, en primer lugar, con una gestión adecuada de la economía de la zona del euro siguiendo las normas del Tratado y del Pacto de Estabilidad y Crecimiento (PEC), que constituye un elemento esencial de la Unión Económica y Monetaria (UEM). En segundo lugar, como mecanismo fundamental para intensificar las ventajas del mercado único, de la política comercial y de la cooperación política, el euro forma parte integrante de las estructuras económicas, sociales y políticas de la Unión Europea actual.

Otras herramientas

  • Imprimir 
  • Reducir texto 
  • Agrandar texto