Recorrido de navegación

Propuesta de la UE: recesión y envejecimiento de la población

El hecho de que las personas vivan más tiempo no es sólo un bien obvio por sí mismo, sino que también beneficia a la economía al generar una nueva demanda de bienes y servicios.

29/04/2009

Ahora bien:


  • Ya en la próxima década es probable que este beneficio económico se vea sobrepasado en casi todos los países de la UE por la mayor necesidad de gasto público, especialmente en pensiones, asistencia sanitaria y dependencia.
  • Las repercusiones serán mayores debido a la recesión actual.

En concreto...


  • A menos que las políticas cambien, la disminución esperada de la población en edad laboral puede ser un lastre para el potencial de crecimiento de Europa y obstaculizar la capacidad de aprovechamiento del potencial productivo de sus ciudadanos.
  • La crisis puede dar lugar a una pérdida importante de acumulación de riqueza: una recesión prolongada puede llegar a suponer el 10% del PIB per cápita de aquí a 2020.
  • En ese supuesto, la presión sobre las finanzas públicas acarreará a la UE una deuda pública que le impedirá atender las necesidades del número cada vez mayor de pensionistas.

Cómo puede intervenir la EU


  • La función principal de la UE es coordinar la respuesta y facilitar la comunicación y el intercambio de experiencias entre los Gobiernos.
  • La propuesta de la UE también ofrece a los Gobiernos nacionales directrices claras para enfrentarse al reto demográfico restableciendo una economía próspera y dinámica con una productividad en aumento y unos mercados que funcionen eficazmente.
  • El Plan Europeo de Recuperación Económica propone medidas concretas para hacer frente a la recesión: políticas específicas y coordinadas y amplias reformas estructurales.
  • Las reformas deben garantizar unas finanzas públicas sostenibles a largo plazo, incluida la contención del incremento del gasto público por el envejecimiento.
  • También se restablecerá la confianza a largo plazo en la economía.

En qué ámbitos


El marco general de actuación es la Estrategia de Crecimiento y Empleo de la UE. Hay que actuar en los siguientes ámbitos:

  • Pensiones, asistencia sanitaria y dependencia.
  • Fiscalidad y servicios financieros.
  • Educación, formación e I+D.