Recorrido de navegación

What's new?

Did you know that 2013 is the European Year of Citizens? Read more ...

 
Socios comerciales

Da igual que se llame «comercio» o «negocio internacional», las importaciones y exportaciones son el contacto más importante de la UE con el mundo exterior.

Socios comerciales

La Unión Europea es una verdadera potencia comercial pero, ¿qué significa esto para nosotros como individuos? Bueno, sin el comercio internacional los precios serían más elevados y la gama de productos sería más limitada. Piensa, por ejemplo, en unos vaqueros normales: el algodón se cultiva en Malí, se teje en Egipto, se tiñe con añil de la India y se cose en Bangladesh a partir de un patrón hecho por un diseñador europeo. Y hablamos sólo de una prenda de ropa...

En 2011, la UE exportó 2.130 millones de euros en bienes y servicios, cifra asombrosa y apenas superada por los 2.182 millones de euros que importó.Y es que Europa es el mayor exportador mundial de bienes y servicios. Nuestros principales socios comerciales son los Estados Unidos, China y Rusia. Pero además, la UE es el principal mercado de exportación para más de 100 países.

¿Sabías que...?
En conjunto, los veintisiete países de la UE suponen el 18,6% de las importaciones y exportaciones mundiales, aunque somos sólo el 7% de la población del planeta.

Los beneficios del comercio

El comercio se basa en el simple concepto de que cada país debería hacer lo que sabe hacer mejor. Los países no tienen que ser los mejores del mundo en producir algo pero, si son simplemente mejores que los demás en alguna cosa, entonces sería bueno que se especializasen en ese campo y así satisfacer el resto de sus necesidades mediante el comercio. Este concepto se llama ventaja comparativa y beneficia a todos los actores comerciales.

Desde esta perspectiva, el comercio es ventajoso para todos los países que participan en él, mientras que los que se quedan fuera tienden a perder. Mediante acuerdos para reducir los aranceles y otras barreras al comercio, la UE busca abrir nuevos mercados para las empresas europeas y así crear empleo y estimular el crecimiento.

Más allá de los bienes y servicios, el comercio va estrechamente ligado a los flujos monetarios internacionales, que también favorecen el crecimiento y el desarrollo.En 2011, la UE invirtió más de 360.000 millones de euros en todo el mundo. Otros países invirtieron más de 225 millones de euros en Europa.

Trabajar juntos

Del mismo modo que los veintisiete Estados miembros de la UE comparten un mercado único y una única frontera exterior, también comparten una política comercial única. El Comisario europeo de Comercio es quien se sienta en la mesa de negociaciones en nombre de los países europeos en la Organización Mundial del Comercio (OMC) y frente a los distintos socios comerciales. Al trabajar juntos, los países de la UE pueden ejercer presión suficiente para conformar un sistema de comercio internacional abierto basado en normas justas y para garantizar que se respeten.

Además de su importante papel en la OMC, la Comisión Europea trabaja directamente con los socios comerciales de Europa para eliminar los problemas para los exportadores, abrir nuevas oportunidades para las inversiones y reducir las falsificaciones y la piratería de los productos europeos. Al mismo tiempo, el Parlamento Europeo participa plenamente en la política comercial, lo que asegura que las preocupaciones de los ciudadanos de a pie se tengan en cuenta en las negociaciones.

Cumplir las normas
La importancia del comercio internacional es una de las razones que explican que 153 países sean miembros de la OMC. Esta organización establece las normas de comercio y actúa como árbitro si un país estima que otro no se ha atenido a las normas.

Comercio sostenible

Las políticas comerciales de la UE no sólo se centran en a creación de empleo y crecimiento económico en Europa, sino que también intentan ayudar a quienes viven en países más pobres a salir de la pobreza. Por tanto, Europa ha abierto sus mercados a las importaciones de los países más pobres y los ayuda a sacar más provecho de las oportunidades que ofrece el comercio.

Cuando comercia con nuestros socios, la UE refuerza también los esfuerzos internacionales para proteger el medio ambiente y luchar contra el cambio climático, mejorar las condiciones laborales y garantizar las mejores condiciones de salud y seguridad para los productos que compramos y vendemos.

Valentina, 18, BélgicaMe gusta saber lo que compro y de dónde viene, e intento evitar las falsificaciones. Si es un alimento, es muy importante saber de dónde procede. - Valentina, 18, Bélgica.
Impulso al comercio con los países andinos
Antes de firmar un acuerdo comercial, la Unión Europea siempre analiza las posibles repercusiones económicas, sociales y medioambientales.¿Cómo afectará el aumento de los flujos comerciales y de inversión a los ingresos fiscales?¿O al empleo?¿O al uso del suelo?Así, por ejemplo, al negociar con los países andinos de Colombia y Perú, la UE encargó una investigación independiente sobre estas cuestiones.