Language selector

 
left
  Productos peligrosos – visión generalslide
right
transtrans
 

Si un producto comercializado en el mercado europeo plantea un riesgo grave para la salud y la seguridad de los consumidores, se puede actuar en tres niveles diferentes para eliminar el riesgo.

Acciones de los Estados miembros (RAPEX)

Qué es RAPEX

RAPEX es un sistema europeo de alerta rápida sobre los productos peligrosos no alimentarios. Permite que la información sobre un producto peligroso detectado en un Estado miembro circule rápidamente entre los Estados miembros y la Comisión.

Funcionamiento de RAPEX

  • Cuando comprueba la peligrosidad de un producto (por ejemplo, un juguete, un artículo para el cuidado infantil o un aparato electrodoméstico), la autoridad nacional competente debe tomar las medidas pertinentes para eliminar el riesgo. Puede retirar el producto del mercado, recuperarlo de los consumidores o publicar avisos. A continuación, el Punto de Contacto Nacional then informa a la Comisión Europea (Dirección General de Salud y Protección de los Consumidores) sobre el producto, los riesgos que supone para los consumidores y las medidas adoptadas por la autoridad para prevenir dichos riesgos y los accidentes.

  • La Comisión Europea difunde la información recibida de los Puntos de Contacto Nacionales entre todos los demás países de la UE. Publica en Internet resúmenes semanales ode productos peligrosos y las medidas adoptadas para eliminar los riesgos.

  • Los Puntos de Contacto Nacionales de cada país de la UE aseguran que las autoridades responsables comprueben si el producto recién detectado está presente en su mercado. De ser así, las autoridades deben adoptar medidas para suprimir el riesgo, ya exigiendo que el producto sea retirado del mercado, ya recuperándolo de los consumidores o publicando avisos.

Acciones de las empresas

Los fabricantes y distribuidores deben informar a la autoridad nacional competente cuando conocen (o deberían conocer) la peligrosidad de un producto que han comercializado (por ejemplo, un juguete o un electrodoméstico). Incumbe a los fabricantes y distribuidores la responsabilidad primera de prevenir cualquier riesgo derivado de los productos peligrosos que ponen a la venta. En las Directrices se describe cuándo, cómo y a quién deben informar los fabricantes y distribuidores. .

Acciones de la Comunidad

En determinadas circunstancias, la Comisión puede adoptar una Decisión formal en la que exija a los Estados miembros la prohibición de comercializar un producto peligroso, su recuperación de los consumidores o su retirada del mercado. Este tipo de decisiones comunitarias pueden tomarse en los casos siguientes:

  • Si los Estados miembros gestionan de manera diferente los riesgos planteados por tales productos peligrosos,
  • Si la peligrosidad del producto exige una actuación urgente, y si este riesgo no está contemplado en ninguna otra norma comunitaria, y
  • Si tales decisiones son la manera más eficaz de eliminar el riesgo.

Una decisión de este tipo tiene un año de validez como máximo. Hasta ahora, la Comunidad ha adoptado dos decisiones de este tipo:

  • Decisión sobre los ftalatos (substancias utilizadas para aumentar la flexibilidad de los plásticos)

    En 1999, algunos Estados miembros expresaron su preocupación por los posibles efectos adversos de los ftalatos para la salud de los niños. Ello llevó a la decisión de prohibir temporalmente la utilización de seis ftalatos en la fabricación de juguetes y artículos infantiles. Debido a su vigencia temporal, hubo que prorrogar la Decisión periódicamente. Mientras tanto, los Estados miembros también han puesto en vigor medidas nacionales para prohibir los ftalatos en los juguetes.

    Una serie de evaluaciones de riesgo confirmaron los temores acerca de la seguridad, así como la necesidad de una prohibición permanente. En julio de 2005, una Directiva permanente prohibía la utilización de ftalatos en los juguetes.
  • Decisión sobre encendedores

    El 11 de mayo de 2006, la Comisión adoptó una Decisión que insta a los Estados miembros a garantizar que a partir del 11 de marzo de 2007 los encendedores comercializados en la UE sean seguros para los niños. A partir de esa misma fecha, la Decisión prohíbe la comercialización de encendedores que se parezcan a objetos especialmente atractivos para los niños (juguetes, alimentos, teléfonos móviles, etc.). Quedan exentos de la Decisión algunos tipos de encendedores, los cuales, sin embargo, deberán cumplir los requisitos generales de seguridad que se aplican a este tipo de productos. Saber más


Notificación de productos peligrosos por parte de los productores y los distribuidores
Prospecto de la Comisión Europea que insta a los fabricantes y distribuidores a notificar a sus autoridades nacionales competentes los casos de productos peligrosos detectados en el mercado de la UE

 
lefttranspright

 

  Print  
Public HealthFood SafetyConsumer Affairs

Responsible Unit B3