Navigation path

Additional tools

Crédito al consumo: tienes derechos

Puede resultar muy sencillo comprar un lavavajillas, un paquete turístico o incluso un coche mediante crédito. La tienda, el agente de viajes o el concesionario te puede ofrecer un crédito junto con el contrato.

Resulta tentador seguir adelante y aceptar una oferta semejante. Pero no te limites a firmar: tienes derechos que te protegen o te garantizan una solución cuando la necesites. El proveedor de crédito debe darte también cierta información básica. Esto te ayudará a comprender claramente lo que estás a punto de firmar y te permite comparar ofertas.

La información de estas páginas cubre casi todos los tipos de crédito al consumo, desde 200 euros hasta 75 000 euros. Sin embargo, no están cubiertos los siguientes tipos créditos al consumo:

  • garantizados con una hipoteca;
  • celebrados para adquirir un terreno o inmueble;
  • relativos a un arrendamiento sin obligación de compra o un arrendamiento financiero;
  • concedidos libres de intereses, sin gastos o en forma de prestación de descubierto;
  • que sean el resultado de una resolución legal;
  • relativos al pago o la garantía de una deuda;
  • relativos a préstamos concedidos a un público restringido.

Introducción a los Derechos respecto al crédito al consumo en Europa

Derecho a recibir información clara en el contrato

¿Tienes que consultar tu contrato de crédito?

Tienes derecho a recibir una copia del contrato de crédito que has firmado. El contrato de crédito debe estar redactado en un lenguaje claro y conciso. En él, entre otras cosas, deben constar detalles sobre el crédito, el importe total adeudado y la tasa anual equivalente (TAE).

Derecho a cambiar de opinión

¿Tienes dudas sobre si el contrato de crédito que has firmado te conviene?

Si dudas sobre la conveniencia del contrato de crédito que has firmado, no olvides que dispones de un plazo de catorce (14) días desde la fecha de suscripción para desistir del contrato. Por supuesto, deberás reembolsar el dinero que te han prestado, más los intereses y las comisiones no reembolsables que el proveedor del crédito ya haya abonado.

Derecho al reembolso anticipado

¿Deseas pagar la deuda antes de tiempo?

Si lo deseas, puedes reembolsar el crédito antes de lo previsto. No obstante, puede que tengas que compensar al proveedor de crédito por su pérdida de ingresos. En cualquier caso, la compensación no puede ser mayor que el importe total de interés que habrías pagado.