Alocución de la Sra. Vassiliou en el evento de «Juventud en movimiento» en Burdeos

Recorrido de navegación

Alocución de la Sra. Vassiliou en el evento de «Juventud en movimiento» en Burdeos

Solo es auténtico el texto pronunciado

Sr. Primer Ministro y alcalde de Burdeos,

Sr. Presidente del Consejo regional de Aquitania y Presidente de la Asociación de las Regiones de Francia,

Excelencias, Señoras y Señores, queridos amigos:

 

Me alegro de estar hoy aquí con ustedes, en esta espléndida ciudad de Burdeos, para el lanzamiento de la iniciativa «Juventud en movimiento», que representa lo más íntimo del proyecto europeo.

Deseo en primer lugar agradecer a la ciudad de Burdeos su acogida y su hospitalidad. Burdeos, y con ella toda la región de Aquitania, va a ser estos próximos días la capital europea de la movilidad de los jóvenes.

La Comisión ha querido dotarse de una iniciativa específicamente destinada a los jóvenes por dos razones fundamentales:

  • En primer lugar, la prosperidad futura de Europa dependerá de las competencias y aptitudes de los europeos. Es la propia lógica de la economía del conocimiento;
  • En segundo, nuestros jóvenes figuran entre los más afectados por la crisis económica. Esta crisis ha hecho aún más difícil la transición del mundo de la enseñanza y el aprendizaje al mundo del trabajo. Ahora tenemos que volver a dar esperanza a las generaciones que suponen nuestro futuro.

 

El desempleo juvenil en Europa ha alcanzado niveles inaceptables en la mayoría de los Estados miembros, con un índice medio de desempleo de los menores de 25 años que supera el 20 %.

Con la iniciativa «Juventud en movimiento» pretendo ayudar a nuestros jóvenes a incorporarse a la vida activa con las herramientas y cualificaciones necesarias para tener éxito.

Esta iniciativa se inscribe en una estrategia global para sacar a Europa de la crisis: la Estrategia Europa 2020. En el marco de esta estrategia ya adoptada por los Estados miembros, nos hemos puesto dos objetivos cuantificables para el año 2020, vinculados a la educación:

  • El primero consiste en conseguir que el abandono escolar no supere el 10 %.
  • El segundo es que al menos 40 % de los jóvenes obtengan un título de enseñanza superior o una cualificación profesional equivalente.

 

En la iniciativa «Juventud en movimiento» propongo acciones concretas para modernizar la enseñanza y la formación profesional y promover el aprendizaje a lo largo de la vida. Asimismo pretendo mejorar más específicamente la calidad y reforzar el atractivo de la enseñanza superior y la movilidad de nuestros universitarios en Europa.

Concretamente, por ejemplo:

  • Quiero animar a los jóvenes europeos a que se lancen a la experiencia de cursar un año de estudios o de formación en otro país. A tal efecto, y como complemento de las becas Erasmus, en particular para los más desfavorecidos, quiero crear préstamos europeos de ayuda a la movilidad universitaria.
  • Deseo también crear una tarjeta «Juventud en movimiento» para facilitar dicha movilidad y que la experiencia sea más atractiva.
  • Pienso también desarrollar nuevas formas de movilidad para los jóvenes, especialmente en el ámbito del empleo. Desarrollar, por ejemplo, los períodos de prácticas en la empresa a través del programa Erasmus.

 

Señoras y señores:

Vivimos en un mundo en plena mutación. Debido a la mundialización, nuestras sociedades y nuestras economías se están transformando. No solo se desplazan las personas… también lo hacen las fronteras lingüísticas, económicas y geográficas.

En este período de crisis, la mejor inversión que podemos hacer es invertir en las personas. Debemos hacer posible que adquieran los recursos necesarios para adaptarse a una sociedad que evoluciona muy rápidamente. Casi cinco millones de jóvenes europeos están buscando empleo. A muchos se les cerrarán las puertas por no tener las competencias adecuadas.

La movilidad y la adaptabilidad son fundamentales para que todos tengan una oportunidad. Esto debe ser la norma y no la excepción. En particular, los jóvenes tienen la ocasión de mejorar sus conocimientos lingüísticos, profundizar su cultura y ampliar sus horizontes. Casi un 40 % de los empresarios consultados están convencidos de que un período de aprendizaje en el extranjero es una verdadera ventaja.

Pero más allá de los aspectos económicos, y sea cual sea la forma que adopte, la movilidad enriquece al individuo. Constituye también la ocasión de desarrollar un sentimiento de pertenencia a Europa, aun respetando la identidad de cada uno. «Europa es un estado de ánimo», decía Jean Monnet. En este sentido, la movilidad es un factor innegable de integración europea, que permite alcanzar ese «estado de ánimo» del que hablaba Jean Monnet.

Todos tienen que progresar en Europa; esa es mi preocupación y la de la Comisión Europea. Por eso hay que ayudar a los países que ahora van retrasados, y que serán mañana, sin duda, amplias cuencas de empleo. Ante la crisis actual, el proyecto europeo no es una opción ni una alternativa, sino una necesidad.

Quiero concluir recordando el carácter crucial para todos, y sobre todo para los más jóvenes, de poder hablar y comprender varios idiomas. Como Comisaria de Multilingüismo, quiero desde aquí dejar bien patente lo siguiente: los jóvenes europeos de hoy tienen que aprender idiomas. Es una clave del éxito social y profesional en un mundo cada vez más abierto. También es mi convicción como ciudadana que, al aprender idiomas, nuestros jóvenes preparan individual y colectivamente un futuro mejor. De hecho, hoy he optado por expresarme en francés, y mi intervención estará disponible en otras cinco lenguas de la Unión.

 

Queridos amigos:

Deseo que muy pronto nuestra iniciativa «Juventud en movimiento» inspire y motive a muchos jóvenes a iniciar por sí mismos un proyecto ambicioso a escala europea.

Gracias por su atención.

Última actualización: 13/06/2012 |  Comienzo