Comisión Europea > RJE > Plazos procesales > Italia

Última actualización: 08-06-2007
Versión para imprimir Añadir a los favoritos

Plazos procesales - Italia

 

ÍNDICE

1. Tipos de plazos aplicables en el marco de las distintas normas procesales en materia civil 1.
2. Lista de los días considerados no hábiles de acuerdo con el Reglamento (CEE, Euratom) n° 1182/71, de 3 de junio de 1971. 2.
3. ¿Cuáles son las normas generales aplicables en materia de plazos procesales? Indíquense las fuentes legislativas aplicables. 3.
4. Cuando un acto o trámite están oficialmente sujetos a un determinado plazo, ¿cuál es el inicio del cómputo del plazo – es decir, el momento a partir del cual el plazo comienza a correr (dies a quo) - de este acto o trámite? (por ejemplo, la fecha del acto, del hecho, de la decisión o de la notificación). 4.
4.a) ¿Puede el momento a partir del cual el plazo empieza a correr verse afectado o modificado por el método de notificación o traslado de documentos (notificación a una persona por un agente judicial o por servicio postal)? 4.a)
5. ¿A partir de qué momento comienza a correr el plazo? 5.
5.a) Cuando el plazo se expresa en días, ¿es la fecha efectiva del acto, el acontecimiento, la decisión o la fecha de notificación o comunicación la que inicia el cómputo? 5.a)
5.b) Cuando el plazo se expresa en días, ¿el número de días indicado incluye los días civiles o solamente los días hábiles? 5.b)
5.c) Cuando el plazo se expresa en meses o en años 5.c)
5.d) ¿Cuándo expiran los plazos? 5.d)
6. Si el plazo expira un sábado, un domingo o un día feriado o inhábil, ¿se prorroga hasta el primer día hábil siguiente? ¿Puede aplicarse esta prórroga aunque el inicio del plazo en cuestión corresponda a un acontecimiento futuro? 6.
7. Cuando la demanda se presenta ante un órgano jurisdiccional que tiene su sede en el territorio continental de un Estado miembro, ¿se prorrogan los plazos en favor de las personas que viven o residen en una de estas entidades o que viven o residen en el extranjero? 7.
8. Por el contrario, cuando la demanda se presenta ante un órgano jurisdiccional que tiene su sede en una de estas entidades separadas geográficamente del territorio metropolitano, ¿se prorrogan los plazos para las personas que no viven o no residen en estas entidades o para las personas que viven o residen en el extranjero? 8.
9. ¿Existen plazos para recursos específicos en determinadas materias civiles? 9.
10. En caso de urgencia o por cualquier otra causa, ¿pueden los tribunales acortar los plazos de comparecencia o fijar una fecha especial de comparecencia? ¿Es posible, inversamente, prorrogar estos plazos? 10.
11. Cuando un documento destinado a una parte que reside en un lugar donde se beneficiaría de una prórroga del plazo se notifica en un lugar donde sus residentes no se benefician de tal prórroga, ¿pierde esa persona el beneficio de la prórroga? 11.
12. ¿Cuáles son las sanciones en caso de incumplimiento de los plazos? 12.
13. Si el plazo expira, ¿de qué recursos disponen partes que lo hayan incumplido? 13.

 

1. Tipos de plazos aplicables en el marco de las distintas normas procesales en materia civil

Se entiende por plazo procesal el periodo de tiempo durante o después del cual puede o debe realizarse un determinado acto procesal.

La ley establece los plazos procesales (plazos legales). El juez puede establecer plazos procesales, incluso so pena de caducidad, pero sólo si la ley lo prevé expresamente (plazos judiciales).

Los plazos procesales pueden clasificarse en tres categorías tradicionales: plazos dilatorios (por ejemplo, plazos de comparecencia), plazos perentorios (por ejemplo, plazos de recurso, plazos de intervención en el proceso) y plazos indicativos (por ejemplo, plazos de registro de la sentencia).

Los plazos dilatorios (dilatori) consisten en el periodo de tiempo comprendido entre un acto perfecto en su estructura (por ejemplo, la citación) y un efecto jurídico determinado (por ejemplo, la facultad de comparecer); estos plazos se limitan a suspender temporalmente los efectos de un acto completo en sus elementos esenciales.

Son perentorios (perentori) los plazos expresamente declarados así por ley o por el juez, en los supuestos previstos en la ley. El carácter perentorio de un plazo también puede derivarse de la función que debe cumplir (véase Corte Costituzionale ord. 107/2003).

Los plazos indicativos (ordinatori) pertenecen a una categoría residual que incluye todos los plazos que no son perentorios ni dilatorios.

ComienzoComienzo

La distinción es importante no sólo por las consecuencias diferentes en caso de incumplimiento del plazo, sino también porque los plazos perentorios no pueden ser reducidos ni prorrogados, ni siquiera por acuerdo entre las partes, mientras que los plazos indicativos pueden ser reducidos o prorrogados, incluso de oficio, antes de su expiración, según los artículos 153 y 154 del Código de procedimiento civil (en lo sucesivo, cpc). Los plazos dilatorios también pueden sufrir modificaciones (exención, reducción) en los casos previstos en la ley. La doctrina debate la cuestión de la aplicabilidad general del artículo 154 del cpc a este tipo de plazos.

Dentro de los plazos procesales se distinguen los plazos de prescripción y los plazos de caducidad que operan en el ámbito del Derecho sustantivo y están regulados en el Código civil (artículos 2934 a 2963 y 2964 a 2969, respectivamente).

La prescripción determina la extinción de derechos subjetivos no ejercitados por su titular durante un determinado periodo de tiempo establecido por la ley.

La caducidad supone la extinción de un derecho (generalmente potestativo) por el transcurso del plazo perentorio fijado en la ley o por las partes para la realización de determinados actos, sin consideración de las circunstancias objetivas o subjetivas que hayan determinado el transcurrir del plazo no utilizado.

La prescripción no puede declararse de oficio, sino que debe ser alegada por la parte interesada, por vía de acción o por vía de excepción. También la caducidad requiere que la parte la plantee por vía de excepción (o en la demanda), salvo si se trata de asuntos que no son de libre disposición de las partes (derechos indisponibles como los relativos al estado civil, la personalidad, potestades de Derecho de familia, etc.), en cuyo caso el juez debe indicar los motivos de inadmisión de la acción.

ComienzoComienzo

Suspensión. En virtud de la Ley 1969/742, los plazos procesales que transcurran durante el periodo feriado (1 agosto – 15 septiembre) o que comiencen a correr en dicho periodo se suspenderán de pleno Derecho del 1 de agosto al 15 de septiembre, y volverán o comenzarán a correr a partir del final del periodo de suspensión. La ley prevé excepciones: de hecho, la suspensión de los plazos procesales no se aplica a las causas y procedimientos mencionados en el artículo 92 del Ordinamento giudiziario (por ejemplo, pleitos sobre alimentos, asuntos laborales, de previsión y asistencia obligatoria, causas de oposición a la ejecución, procedimientos cautelares).

Quedan excluidos del ámbito de aplicación de la Ley 1969/742 los plazos para ejercitar derechos sustantivos (por ejemplo, plazos para denunciar defectos de bienes objeto de venta).

Fuente: artículos 152-155 cpc; Ley 1969/742.

2. Lista de los días considerados no hábiles de acuerdo con el Reglamento (CEE, Euratom) n° 1182/71, de 3 de junio de 1971.

Se consideran días feriados: todos los domingos, 1 de enero, 6 de enero, 25 de abril, lunes de Pascua, 1 de mayo, 2 de junio, 15 de agosto, 1 de noviembre, 8 de diciembre, 25 y 26 de diciembre.

Fuente: Ley 1949/260, modificada por las Leyes 1954/90 y 1977/54, por el DPR 1985/793 y por la Ley 2000/336.

3. ¿Cuáles son las normas generales aplicables en materia de plazos procesales? Indíquense las fuentes legislativas aplicables.

En el cómputo de los plazos expresados en días u horas, se excluye el día o la hora inicial, pero se cuenta el día de vencimiento (dies ad quem).

ComienzoComienzo

Para calcular los plazos expresados en meses o años se utiliza el calendario ordinario; es decir, el vencimiento se produce al expirar el último instante del día y del mes o bien (para los plazos anuales) del día, del mes y del año (siguiente) correspondientes al inicio del plazo, independientemente de que sean meses de 31 o de 28 días, y de que en el cómputo se incluya el mes de febrero de un año bisiesto.

Si el plazo expira en un día festivo, el vencimiento se prorroga hasta el primer día siguiente no feriado (artículo 155 cpc). Recientemente, la jurisprudencia ha cambiado de orientación al considerar que esta regla también es aplicable a los plazos procesales que corren hacia atrás. Así, por ejemplo, cuando en una subasta convocada para un lunes se establezca que el plazo de presentación de ofertas terminará el día anterior a la venta, dicho plazo terminará el sábado precedente (Véase Cass. 2003, n. 19041).

En ciertos casos la ley indica el plazo refiriéndose a un determinado número de días netos (por ejemplo, los plazos de comparecencia previstos en el artículo 163 bis cpc). En tal caso, el cómputo de días debe excluir tanto el día inicial del plazo (dies a quo) como el día de vencimiento (dies ad quem).

Las actuaciones procesales también están reguladas en leyes sobre materias particulares; en cualquier caso, las normas previstas en el cpc son de aplicación general.

Fuente: artículo 155 cpc.

4. Cuando un acto o trámite están oficialmente sujetos a un determinado plazo, ¿cuál es el inicio del cómputo del plazo – es decir, el momento a partir del cual el plazo comienza a correr (dies a quo) - de este acto o trámite? (por ejemplo, la fecha del acto, del hecho, de la decisión o de la notificación).

Los plazos no expresados en horas comienzan a correr el día en que se ha efectuado el acto del que dependa el inicio del plazo (por ejemplo, el registro de la sentencia, la notificación de un acto, la comunicación de una medida).

ComienzoComienzo

El momento del día en que se ha realizado el acto es irrelevante, ya que el cómputo del plazo no incluye nunca el dies a quo.

Se trata de un principio general (dies a quo non computatur in termino) aplicable, si no se dispone otra cosa, tanto en cuestiones de procedimiento como de fondo del asunto.

Generalmente, el plazo comienza a correr a partir de la notificación o comunicación de un acto, o bien a partir de la publicación de la sentencia, pero también puede empezar a correr a partir de otros hechos diversos.

A título de ejemplo:

  1. a partir de la notificación de la sentencia comienza a correr el plazo (breve) de recurso o el plazo para solicitar la revocación en los casos previstos en los puntos 4 y 5 del artículo 395 cpc;
  2. a partir de la comunicación de la sentencia o de la resolución comienza a correr el plazo para determinar la competencia o el plazo para reclamar contra los autos pronunciados por el juez fuera de audiencia;
  3. a partir de la publicación de la sentencia comienza a correr el plazo general de caducidad de las impugnaciones previstas en el artículo 327 cpc;
  4. a partir del día en que se descubrió el dolo o la falsedad o del día de recuperación del documento comienza a correr el plazo de revocación en los casos previstos en los puntos 1, 2 y 3 del artículo 395 cpc.
4.a) ¿Puede el momento a partir del cual el plazo empieza a correr verse afectado o modificado por el método de notificación o traslado de documentos (notificación a una persona por un agente judicial o por servicio postal)?

Esta cuestión se plantea con respecto a los plazos que comienzan a correr a partir de la fecha de notificación o comunicación de un acto (por ejemplo, el plazo de recurso de una sentencia).

ComienzoComienzo

En estos casos, dado que el recurso en el plazo breve previsto en el artículo 325 cpc (30 días para recurrir en apelación, 60 días para interponer recurso de casación) depende del momento de recepción de la copia de la sentencia por el destinatario, el momento inicial del plazo de recurso puede variar de hecho según las diversas formas de notificación, ya que el servicio postal puede requerir plazos más largos que la notificación mediante entrega por agente judicial.

Se trata de una cuestión exclusivamente práctica, en el sentido de que la necesidad de celeridad puede exigir la intervención de un agente judicial, sin que ello altere el hecho de que el plazo de recurso comienza a correr a partir de la conclusión del procedimiento de notificación, es decir, de la recepción del documento por el destinatario.

Desde otro punto de vista, hay que tener en cuenta la cuestión que ha abordado recientemente el Tribunal de Casación (Corte di Cassazione) que, – con motivo del pronunciamiento del Tribunal Constitucional (Corte costituzionale) sobre la cuestión de la notificación por el servicio de correos (n. 477 de 2002 y n. 28 de 2004) – ha afirmado el principio de que la notificación de un documento procesal, independientemente de la forma de transmisión (servicio de correos o entrega por el agente judicial), se considera perfeccionada con respecto al notificante en el momento de la entrega del documento al agente judicial, mientras que con respecto al destinatario la notificación se perfecciona en la fecha de recepción del documento (Cass. 2004, n. 4289 y 13970).

Tal principio, que supone una escisión del momento de perfeccionamiento de la notificación entre el notificante y el destinatario (principio ya establecido en el Reglamento comunitario 1348/2000) sólo es relevante a efectos de la rapidez de notificación del documento, en el sentido de que se considerará que el notificante respeta el plazo legal si el documento es entregado por el agente judicial antes de la expiración del plazo. No incide en absoluto en la fecha inicial del plazo, es decir, en el dies a quo (cuestión a la que se refiere la pregunta), que puede ser tanto la notificación o comunicación del acto como la publicación de la sentencia u otros hechos diversos, tal como se ha mencionado anteriormente (véase la pregunta 4).

ComienzoComienzo

Así, la entrega al agente oficial del escrito de recurso de una sentencia en primera instancia en el plazo de 30 días desde su notificación, impide que esa acción de recurso prescriba, aunque el escrito se entregue al destinatario fuera de ese plazo, habida cuenta de que para el destinatario el procedimiento de notificación sólo se considera perfeccionado con la recepción del escrito.

5. ¿A partir de qué momento comienza a correr el plazo?

5.a) Cuando el plazo se expresa en días, ¿es la fecha efectiva del acto, el acontecimiento, la decisión o la fecha de notificación o comunicación la que inicia el cómputo?

Si el plazo se expresa en días, en el cómputo no se incluye el día inicial, es decir, el dies a quo.

5.b) Cuando el plazo se expresa en días, ¿el número de días indicado incluye los días civiles o solamente los días hábiles?

Cuando el plazo se expresa en días, el número de días se refiere a los días indicados en el calendario; se computan los días feriados (también si se trata del día inicial).

5.c) Cuando el plazo se expresa en meses o en años

Los plazos anuales o mensuales se computan según el calendario ordinario ex nominatione dierum y no ex numeratione dierum (es decir, calculando los días), de modo que el plazo expira el día que tenga el mismo número que el dies a quo; si se trata, por ejemplo, del plazo anual de recurso de una sentencia dictada el 30 de junio en un litigio laboral (al que no se aplica la suspensión por período feriado), dicho plazo expirará el 30 de junio del siguiente año. Cuando se aplique la suspensión por periodo feriado según la Ley 1969/742, al plazo anual calculado anteriormente se le añaden los 46 días de suspensión por periodo feriado (1 agosto – 15 septiembre).

ComienzoComienzo

5.d) ¿Cuándo expiran los plazos?

Los plazos procesales expiran en el último instante del día, mes o año indicados.

6. Si el plazo expira un sábado, un domingo o un día feriado o inhábil, ¿se prorroga hasta el primer día hábil siguiente? ¿Puede aplicarse esta prórroga aunque el inicio del plazo en cuestión corresponda a un acontecimiento futuro?

  • El sábado se considera día hábil o no feriado. La lista de días feriados figura en la respuesta a la pregunta nº 2.
  • Si el plazo vence en un día feriado, se prorroga el vencimiento hasta el primer día siguiente no feriado. Esta regla también se aplica cuando el inicio del plazo depende de un hecho futuro.

7. Cuando la demanda se presenta ante un órgano jurisdiccional que tiene su sede en el territorio continental de un Estado miembro, ¿se prorrogan los plazos en favor de las personas que viven o residen en una de estas entidades o que viven o residen en el extranjero?

Esta pregunta no procede en el caso de Italia.

8. Por el contrario, cuando la demanda se presenta ante un órgano jurisdiccional que tiene su sede en una de estas entidades separadas geográficamente del territorio metropolitano, ¿se prorrogan los plazos para las personas que no viven o no residen en estas entidades o para las personas que viven o residen en el extranjero?

Esta pregunta no procede en el caso de Italia.

9. ¿Existen plazos para recursos específicos en determinadas materias civiles?

En lo que respecta únicamente a los medios de recurso, se prevén plazos particulares en materia de insolvencia.

ComienzoComienzo

Para las resoluciones judiciales dictadas en oposición a la declaración de insolvencia se ha establecido un plazo breve de recurso de 15 días a partir de la notificación de la resolución (artículo 19 del R.D. 1942, n. 267).

Hay que señalar que, recientemente, la insolvencia ha sido objeto de una reforma radical recogida en el Decreto Legislativo de 9.1.2006, n. 5 (G.U. n. 12 de 16.1.2006), que entró en vigor el 16 de julio de 2006. Con arreglo al artículo 18 de este Decreto Legislativo, el plazo (normal) para interponer recurso de apelación contra la resolución de declaración de insolvencia será de 30 días que, para el deudor, comenzarán a correr a partir de la notificación de la resolución.

También se prevén plazos particulares en materia de adopción especial para recurrir las resoluciones sobre la adoptabilidad de menores (Ley 1983/184). Tanto el recurso de apelación como el de casación se interponen en el plazo de 30 días a partir de la notificación de la resolución por parte de la secretaría.

10. En caso de urgencia o por cualquier otra causa, ¿pueden los tribunales acortar los plazos de comparecencia o fijar una fecha especial de comparecencia? ¿Es posible, inversamente, prorrogar estos plazos?

El actor puede elegir el día de la comparecencia, pero entre el día de la notificación y el día de la primera audiencia debe dejar correr un número mínimo de días netos (giorni liberi), equivalentes a 60 días cuando el lugar de notificación se encuentra en Italia y a 120 días si se encuentra en el extranjero. No obstante, si subsiste la urgencia, el presidente del tribunal, a instancia del actor, mediante orden motivada adjunta al original de la citación y transcrita en las copias, puede reducir estos plazos a la mitad.

ComienzoComienzo

Si el plazo elegido por el actor es superior al mínimo legal, el demandado, antes del vencimiento del plazo mínimo, puede pedir al presidente del tribunal que adelante la primera audiencia, respetando el plazo mínimo legal. El presidente dicta una orden que se comunica al actor al menos 5 días netos antes de la comparecencia en la audiencia. Estas reglas también se aplican a los recursos.

El juez instructor designado, en el plazo de 5 días desde la presentación del expediente, puede prorrogar de oficio la fecha de la primera audiencia hasta un máximo de 45 días, mediante una providencia que se comunica a las partes (artículo 168 bis, párrafo 5° cpc). Esta nueva fecha se tendrá en cuenta en el cómputo de los plazos de comparecencia y constitución, así como en la comprobación de la oportunidad de la interposición de demanda de reconvención por parte del demandado (Véase Cass. 2003, n. 16526).

11. Cuando un documento destinado a una parte que reside en un lugar donde se beneficiaría de una prórroga del plazo se notifica en un lugar donde sus residentes no se benefician de tal prórroga, ¿pierde esa persona el beneficio de la prórroga?

Esta hipótesis no parece referirse a Italia. En cuanto a la hipótesis (que parece diferente) de prórroga de los plazos procesales por incumplimiento o funcionamiento irregular de determinados órganos jurisdiccionales (con arreglo a la Ley n. 437 de 1948), se considera que el demandado debe beneficiarse de la prórroga cuando es citado a comparecer ante uno de estos órganos, independientemente del lugar de notificación del documento.

ComienzoComienzo

12. ¿Cuáles son las sanciones en caso de incumplimiento de los plazos?

El incumplimiento de un plazo perentorio implica la prescripción de la facultad de realizar el acto en cuestión o, en general, de un derecho o facultad. La caducidad se produce automáticamente y el juez la declara de oficio. Por lo general, las consecuencias son irreversibles, dado que la exención de los efectos de la expiración del plazo no es de carácter general y sólo se aplica en los casos previstos por la ley.

Según la jurisprudencia más reciente del Tribunal de Casación (Corte di Cassazione, 2003, n. 6895), el incumplimiento de un plazo indicativo surte el mismo efecto de preclusión que el plazo perentorio e impide la concesión de un nuevo plazo para realizar el mismo acto. La doctrina dominante considera que las consecuencias del incumplimiento de un plazo indicativo son las que determina en cada caso concreto la ley y que, en general, colocan en una situación de desventaja a la persona que ha incumplido el plazo; en ocasiones pueden llegar a impedir que se realice válidamente un acto.

El incumplimiento de un plazo dilatorio implica la nulidad del acto inicial (por ejemplo, cuando el acto de citación indica un plazo de comparecencia inferior al mínimo legal, salvo si el demandado comparece en juicio sin ninguna objeción) o la nulidad del acto posterior (por ejemplo, en el sentido del artículo 477 cpc, la resolución sólo puede ser notificada a los herederos diez días después de la notificación del título ejecutivo y la violación de este plazo puede alegarse en la oposición a los actos de ejecución).

ComienzoComienzo

13. Si el plazo expira, ¿de qué recursos disponen partes que lo hayan incumplido?

Las partes en rebeldía disponen de los recursos siguientes:

  • La parte declarada rebelde puede pedir al juez instructor que le permita realizar la actividad objeto de preclusión si demuestra que la nulidad de la citación o de la notificación de ésta le impidió tener conocimiento del proceso, o que no pudo constituirse en parte por motivos ajenos a su voluntad (artículo 294 cpc). El juez, si considera que los hechos son verosímiles, puede admitir, en su caso, la prueba del impedimento, o pronunciarse sobre la exención de los efectos del incumplimiento del plazo.
  • En lo que respecta a los recursos, la parte rebelde que ha perdido el pleito puede recurrir la sentencia con arreglo al artículo 327 cpc (1 año + 46 días de suspensión por periodo feriado) si demuestra que no tuvo conocimiento del proceso debido a la nulidad de la citación o la notificación.

Asimismo, las partes que demuestren haber perdido la facultad de realizar determinadas actuaciones en su defensa por causas que no les son imputables, tienen la posibilidad de solicitar al juez una exención de los efectos del incumplimiento de los plazos según el artículo 184 bis cpc.; esta exención sólo se podrá solicitar en la fase de instrucción en primera instancia. En el proceso de recurso de apelación, la exención de los efectos del incumplimiento de plazos se limita a la posibilidad de practicar nuevas pruebas, siempre que la parte demuestre que no pudo aportarlas en primera instancia por causas ajenas a su voluntad (artículo 345 cpc).

« Plazos procesales - Información general | Italia - Información general »

ComienzoComienzo

Última actualización: 08-06-2007

 
  • Derecho comunitario
  • Derecho internacional

  • Bélgica
  • Bulgaria
  • República Checa
  • Dinamarca
  • Alemania
  • Estonia
  • Irlanda
  • Grecia
  • España
  • Francia
  • Italia
  • Chipre
  • Letonia
  • Lituania
  • Luxemburgo
  • Hungría
  • Malta
  • Países Bajos
  • Austria
  • Polonia
  • Portugal
  • Rumania
  • Eslovenia
  • Eslovaquia
  • Finlandia
  • Suecia
  • Reino Unido