Comisión Europea > RJE > Responsabilidad parental > Derecho comunitario

Última actualización: 04-10-2006
Versión para imprimir Añadir a los favoritos

Responsabilidad parental - Derecho comunitario

EJN logo

Esta página está obsoleta. Está en curso de actualización y en breve estará disponible en el Portal Europeo de e-Justicia.


Cooperación para la protección de la infancia en la Unión Europea

El objetivo de la Unión Europea es crear unas condiciones de seguridad jurídica para la infancia, garantizando la libre circulación de las resoluciones judiciales en materia de responsabilidad parental. Este objetivo se recoge en el programa de reconocimiento mutuo de las resoluciones judiciales. La primera medida encaminada al reconocimiento mutuo de las resoluciones judiciales en materia de Derecho de familia es el Reglamento 1347/2000 del Consejo, por el que se establecen normas armonizadas sobre la competencia, el reconocimiento y la ejecución de determinadas resoluciones judiciales en materia de responsabilidad parental. Desde entonces, a propuesta de la Comisión, se ha adoptado el Reglamento 2201/2003 del Consejo, que sustituye al Reglamento 1347/2000 del Consejo, a partir del 1 de marzo de 2005. Ya está disponible la Guía práctica PDF File (PDF File 313 KB) para la aplicación del Reglamento (CE) nº 2201/2003 del Consejo (el nuevo Reglamento Bruselas II), que entró en vigor el 1 de marzo de 2005. La Guía práctica ha sido elaborada por los servicios la Comisión, previa consulta a la Red judicial europea en materia civil y mercantil.

A medida que los ciudadanos incrementan sus desplazamientos entre los Estados miembros aumenta el número de casos en que los miembros de la familia no tienen la misma nacionalidad o no residen en el mismo Estado miembro. De esta realidad social surge la necesidad de establecer normas uniformes de competencia, reconocimiento y ejecución de las resoluciones judiciales en materia de responsabilidad parental.

La primera medida adoptada por el Consejo fue el Reglamento nº 1347/2000, de 29 de mayo de 2000.

Este Reglamento entró en vigor el 1 de marzo de 2001 y se aplica a las resoluciones judiciales dictadas a partir de esta fecha. Se aplica a las resoluciones judiciales en materia de responsabilidad parental dictadas en los Estados miembros en el marco de procedimientos de divorcio. Las resoluciones dictadas fuera del procedimiento de divorcio no entran en el ámbito de aplicación del Reglamento. El Reglamento se aplica a las resoluciones judiciales que establecen, por ejemplo, cuál será el progenitor con quien deberá residir el menor (derecho de custodia) y el eventual derecho de visita del otro progenitor (derecho de visita). (Véase Responsabilidad parental - información general). No se aplica a las resoluciones judiciales sobre alimentos, que se rigen por el Reglamento del Consejo relativo a la competencia, el reconocimiento y la ejecución de las resoluciones judiciales en materia civil y mercantil. El Reglamento sólo se aplica a las resoluciones judiciales relativas a hijos comunes de los cónyuges.

ComienzoComienzo

El Reglamento se aplica en todos los Estados miembros salvo en Dinamarca.

Objetivos principales del nuevo Reglamento Bruselas II

El Reglamento garantiza el reconocimiento y la ejecución de las resoluciones judiciales en materia de responsabilidad parental en otro Estado miembro, mediante un procedimiento sencillo y uniforme. También establece normas uniformes de competencia y responde a las cuestiones siguientes:

  • cuál es el Estado miembro cuyos tribunales son competentes para pronunciarse sobre el divorcio y la cuestión de la responsabilidad parental;
  • cómo se reconoce y ejecuta en otro Estado miembro una resolución judicial en materia de responsabilidad parental;

Órganos jurisdiccionales competentes

Los órganos jurisdiccionales competentes para pronunciarse sobre cuestiones de responsabilidad parental son los del Estado miembro en que reside habitualmente el menor.

Reconocimiento y ejecución de una resolución judicial en otro Estado miembro

Cualquier parte interesada puede solicitar el reconocimiento y la ejecución de una resolución judicial sobre responsabilidad parental en otro Estado miembro.

Los Estados miembros comunican la lista PDF File (PDF File 176 KB) de los órganos jurisdiccionales a los que puede dirigirse la solicitud.

El órgano jurisdiccional declara sin demora si la resolución judicial puede ejecutarse en el Estado miembro. No obstante, puede negarse a ejecutarla si:

  • ello fuera manifiestamente contrario al orden público en el Estado miembro de que se trate;
  • el menor no ha tenido la oportunidad de ser oído, salvo en casos de emergencia; 
  • la persona que alega que la resolución vulnera su responsabilidad parental no ha tenido la oportunidad de ser oída; 
  • la resolución judicial se ha dictado en ausencia de la parte que no recibió los documentos a su debido tiempo para preparar su defensa; 
  • la resolución judicial es incompatible con otra resolución judicial (en determinadas condiciones). 

Las personas que solicitan la ejecución de una resolución judicial tendrán derecho a la asistencia judicial gratuita si disfrutan de este derecho en su Estado miembro de origen.

Régimen europeo de protección de los hijos de parejas separadas

En 1999, los Ministros de Justicia proclamaron el principio de reconocimiento mutuo de resoluciones judiciales como la pieza clave para la creación de un auténtico espacio judicial, y señalaron el carácter prioritario del derecho de visita. En mayo de 2000 se aprobó el Reglamento 1347/2000 del Consejo (véanse apartados anteriores). En julio de 2000, Francia presentó una iniciativa en materia de derechos de visita. En noviembre de 2000, se adoptó un programa de reconocimiento mutuo de resoluciones judiciales que incluía las resoluciones sobre responsabilidad parental como uno de sus ámbitos de actuación.

ComienzoComienzo

Tras la propuesta de la Comisión de mayo de 2002, el 27 de noviembre de 2003 se adoptó el Reglamento sobre responsabilidad parental, aplicable a partir del 1 de marzo de 2005. Este Reglamento:

  • amplía la aplicación de las normas sobre reconocimiento mutuo y ejecución del Reglamento 1247/2000 a todas las resoluciones sobre responsabilidad parental; 
  • garantiza el derecho del menor a mantener el contacto con ambos progenitores y
  • previene el secuestro parental de menores en la Comunidad.

Libre circulación de resoluciones judiciales en materia de responsabilidad parental

Como se ha mencionado anteriormente, el Reglamento nº 1347/2000 del Consejo, aún vigente, sólo se aplica a una categoría limitada de resoluciones judiciales sobre responsabilidad parental. No se aplica, por ejemplo, cuando los progenitores no están casados o cuando la resolución judicial se dicta después de la terminación del procedimiento de divorcio. Para garantizar la igualdad de trato a todos los menores, el nuevo Reglamento se aplica a todas las resoluciones judiciales en materia de responsabilidad parental, relativas a menores de parejas casadas o no casadas.

Garantizar el derecho del menor a mantener contacto con ambos progenitores

El Reglamento garantiza que el menor podrá mantener el contacto con ambos progenitores, después del divorcio, aunque éstos residan en Estados miembros diferentes. En algunos casos, los padres pueden mostrarse reacios a permitir que sus hijos viajen a otro Estado miembro para visitar al otro progenitor, a pesar de que el derecho de visita de éste haya sido reconocido por resolución judicial. El nuevo texto pretende resolver esta cuestión al permitir el reconocimiento y la ejecución automáticos de las resoluciones judiciales sobre derechos de visita en otro Estado miembro. Por ejemplo, si una madre no permite a su hijo viajar a otro Estado miembro para visitar al padre, tal como establece la resolución judicial, el padre puede solicitar que la resolución judicial se ejecute en ese otro Estado miembro, como si se hubiera dictado en él. En tal caso, ya no será necesario recurrir al procedimiento adicional de declaración de que la resolución debe ejecutarse, previsto en el Reglamento nº 1347/2000 del Consejo, anteriormente mencionado.

ComienzoComienzo

Prevención del secuestro de menores en la Unión Europea

El nuevo Reglamento establece normas que pretenden resolver eficazmente el problema del secuestro de menores en la Comunidad. Para crear un efecto disuasorio, concede la última palabra a los órganos jurisdiccionales del Estado miembro de residencia del menor antes del secuestro. Así, los padres no estarán tentados de recurrir al secuestro para presentar el asunto ante un juez de su misma nacionalidad con la esperanza de que modifique una sentencia dictada en otro Estado miembro. Los órganos jurisdiccionales del Estado miembro en el que haya sido secuestrado el menor podrán decidir no devolver a éste inmediatamente si el hecho de regresar supusiera un riesgo grave para el menor o si el menor no desea regresar y tiene la edad y madurez suficientes. No obstante, corresponde a los órganos jurisdiccionales del Estado miembro de residencia anterior del menor dictar la decisión definitiva sobre el lugar en que éste debe permanecer. El menor deberá ser oído durante el procedimiento en los casos en que se considere conveniente y si su edad y grado de madurez lo permiten. Las autoridades centrales tendrán la obligación de garantizar el alojamiento y regreso del menor. También prestarán asistencia a los padres que son víctimas de secuestro, y fomentarán la mediación y la comunicación entre los órganos jurisdiccionales.

Carta de los derechos fundamentales en la Unión Europea

El derecho del menor a ser oído es un derecho fundamental reconocido en el artículo 24 de la Carta de los derechos fundamentales de la Unión Europea. La opinión del menor se tendrá en cuenta en los asuntos que le atañen, teniendo en cuenta su edad y madurez. La Carta también establece que el interés del menor prevalecerá en todas las medidas que le afecten adoptadas por las autoridades o las instituciones privadas.

Documentos de referencia

  • Programa de medidas de aplicación del principio de reconocimiento mutuo de las resoluciones judiciales en materia civil y mercantil
  • Reglamento 1347/2000 del Consejo, de 29 de mayo de 2000, relativo a la competencia, el reconocimiento y la ejecución de resoluciones judiciales en materia matrimonial y de responsabilidad parental sobre los hijos comunes
  • Reglamento (CE) nº 44/2001 del Consejo, de 22 de diciembre de 2000, relativo a la competencia judicial, el reconocimiento y la ejecución de resoluciones judiciales en materia civil y mercantil
  • Propuesta de Reglamento del Consejo relativo a la competencia, el reconocimiento y la ejecución de resoluciones judiciales en materia matrimonial y de responsabilidad parental por el que se deroga el Reglamento (CE) nº 1347/2000 y se modifica el Reglamento (CE) nº 44/2001 en lo que respecta a la obligación de alimentos
  • Carta de los derechos fundamentales de la Unión Europea
  • Reglamento (CE) nº 2201/2003 del Consejo, de 27 de noviembre de 2003, relativo a la competencia, el reconocimiento y la ejecución resoluciones judiciales en materia matrimonial y de responsabilidad parental, por el que se deroga el Reglamento (CE) nº 1347/2000
  • Guía práctica PDF File (PDF File 313 KB) para la aplicación del Reglamento (CE) nº 2201/2003 del Consejo (nuevo Reglamento Bruselas II)
  • Lista PDF File (PDF File 176 KB) de los órganos jurisdiccionales competentes, DO C 40

« Responsabilidad parental - Información general | Derecho comunitario - Información general »

ComienzoComienzo

Última actualización: 04-10-2006

 
  • Derecho comunitario
  • Derecho internacional

  • Bélgica
  • Bulgaria
  • República Checa
  • Dinamarca
  • Alemania
  • Estonia
  • Irlanda
  • Grecia
  • España
  • Francia
  • Italia
  • Chipre
  • Letonia
  • Lituania
  • Luxemburgo
  • Hungría
  • Malta
  • Países Bajos
  • Austria
  • Polonia
  • Portugal
  • Rumania
  • Eslovenia
  • Eslovaquia
  • Finlandia
  • Suecia
  • Reino Unido