Comisión Europea > RJE > Organización de la justicia > Austria

Última actualización: 29-07-2004
Versión para imprimir Añadir a los favoritos

Organización de la justicia - Austria

OBERSTER GERICHTSHOF

(TRIBUNAL SUPREMO)

|

En los asuntos importantes

|
|

En los asuntos importantes
|
|

OBERLANDESGERICHT

(Audiencia territorial)

Juridicción en segunda instancia

|
|
|

______________________

BERUFUNGSSENAT
(SALA DE APELACIÓN)

en segunda instancia

LANDESGERICHT
(Audiencia provincial)

Juridicción en primera instancia

delibera

TRIBUNAL COLEGIADO JUEZ ÚNICO

en primera instancia

cuantía superior a 10 000 euros

BEZIRKSGERICHT
(TRIBUNAL DE DISTRITO)

Cuantía igual o inferior a 10 000 euros y algunas causas relativas por ejemplo al derecho de familia o a arrendamientos urbanos

I. El procedimiento civil

En el marco del procedimiento civil general, se tramitan los asuntos fundados en el derecho privado que no correspondan a los tribunales de comercio o los juzgados de lo social o para los cuales esté prevista la jurisdicción voluntaria.

Existe normalmente dos órdenes de jurisdicción diferentes que a su vez se subdividen en tres grados. En primera instancia, los litigios se asignan a los Berzirksgerichte (tribunales de distrito) o a los Landesgerichte (audiencias provinciales). La delimitación de las competencias se efectúa en principio en función de la naturaleza del litigio (competencia material), para todas las demás materias en función de la cuantía del litigio (competencia por razón del valor). La competencia material prima siempre sobre la competencia por razón del valor.

ComienzoComienzo

Por razón del valor los tribunales de distrito son competentes en los litigios cuya cuantía sea igual o inferior a 10 000 euros; por su competencia material conocen de la mayoría de las causas de Derecho de familia y arrendamientos urbanos. Sus resoluciones se pueden recurrir ante la audiencia provincial donde una sala de apelaciones resuelve en segunda instancia. En asuntos especialmente importantes en los que hay que dilucidar cuestiones de derecho significativas, es posible presentar aún un recurso contra las resoluciones dictadas en segunda instancia ante el Oberster Gerichtshof (Tribunal supremo).

Por razón del valor de la cosa juzgada las audiencias provinciales son competentes para conocer de litigios de una cuantía mínima de 10 000 euros; por razón de la competencia material conocen de acciones presentadas de conformidad con la ley de responsabilidad civil en materia atómica, de la ley de responsabilidad civil del Estado, de la ley sobre la protección de datos, o en el marco de asuntos de competencia o de derechos de autor. Se puede recurrir en segunda instancia ante el Oberlandesgericht (audiencia territorial). En asuntos especialmente importantes sobre de cuestiones de derecho de gran trascendencia, es posible apelar ante el Tribunal Supremo.

En primera instancia, un solo juez resuelve en la mayoría de los asuntos (sólo en los litigios de cuantía superior a 50 000 euros y a solicitud de una parte se constituye una sala colegiada de tres jueces). En segunda instancia, es un tribunal colegiado de tres magistrados, cinco en el caso del Tribunal Supremo. Si el asunto se refiere a una cuestión de derecho de gran importancia (que se aparta por ejemplo de la jurisprudencia), el Tribunal supremo se constituye entonces en un órgano colegiado ampliado compuesto de 11 jueces.

Se pueden apelar las resoluciones dictadas en primera instancia. En todos los casos se puede recurrir para obtener la anulación de la resolución o debido a interpretación errónea de los elementos de derecho; se puede también, en algunas materias o, en cualquier caso, en litigios de una cuantía de 2000 euros como mínimo, recurrir para defecto de procedimiento o error en el establecimiento de los hechos.

ComienzoComienzo

Los órganos jurisdiccionales de segunda instancia sólo revisan las resoluciones dictadas en la primera instancia. Sólo resuelven basándose en las demandas formuladas en el proceso oral en primera instancia y en la exposición de los hechos presentada a ese momento. Los órganos jurisdiccionales en segunda instancia pueden pronunciarse sobre el fondo del asunto (confirmándolo o modificándolo). A tal efecto, pueden - en el marco delimitado por las demandas y los argumentos presentados en primera instancia - volver a celebrar el proceso total o parcialmente, completarlo o anular la resolución dictada en primera instancia ordenando que se adopte una nueva decisión, o desestimar el recurso.

Las sentencias dictadas en segunda instancia pueden impugnarse mediante un recurso de casación. Pero este recurso dirigido al Tribunal supremo está sujeto - en función de la materia - a diversas limitaciones. El Tribunal supremo, en esta fase, se pronuncia sólo sobre cuestiones de derecho de gran importancia, condición necesaria para que se admita un recurso en casación. Al margen de esto, las sentencias dictadas en segunda instancia en algunos asuntos son, en cualquier caso, inatacables si la cuantía en litigio es inferior a 4 000 euros; del mismo modo, el recurso en casación al Tribunal Supremo debe ser autorizado por la jurisdicción de segunda instancia (directamente o previa nueva demanda) en los casos de litigio inferiores a 20 000 euros.

El Tribunal Supremo sólo resuelve que sobre cuestiones de derecho y su decisión se encuentra pues vinculada a los hechos previamente constatados. Sólo juzga pues la exactitud de la decisión adoptada sobre esta base o asume los motivos de anulación y, en algunos límites, los defectos de procedimiento previos. El Tribunal supremo sólo tiene que un papel de casación; puede también pronunciarse sobre el propio asunto (confirmándolo o modificándolo), cancelar decisiones previas, ordenar a los órganos jurisdiccionales de primera o de segunda instancia que dicten una nueva resolución o desestimar el recurso.

II. El proceso en los tribunales de lo social

Los asuntos relativos al derecho de trabajo, es decir, los litigios de derecho civil enumerados en el artículo 50 del Arbeits - und Sozialgerichtsgesetz (ASGG) - (ley sobre los tribunales del trabajo y asuntos de seguridad social) y que se refieran a las relaciones laborales, se tratan en el marco de un procedimiento propio que es el mismo que el civil completado por normas particulares.

ComienzoComienzo

En los asuntos de derecho del trabajo, son competentes en primera instancia las audiencias provinciales, en Viena, el Arbeits - und Sozialgerichtshof (tribunal del trabajo y asuntos sociales); en segunda instancia, las audiencias territoriales y en última instancia, el Tribunal supremo.

En los procedimientos de derecho del trabajo, los litigios se juzgan ante un tribunal colegiado, en todas las instancias, los tribunales están formados por uno o más jueces profesionales y uno no profesional perteneciente al ramo de los patronos y los asalariados.

Los procedimientos de apelación y casación contra las resoluciones de los tribunales de primera y de segunda instancia son los mismos que los previstos en el procedimiento civil; hay sin embargo menos restricciones. Así en los asuntos de derecho del trabajo, el recurso casación ante el Tribunal supremo, se admite casi siempre con independencia de la cuantía del litigio, cuando se trata de regular una cuestión de derecho de gran importancia.

III. Los asuntos del derecho mercantil

Los asuntos que dependen del derecho mercantil, es decir, los litigios de derecho civil enumerados en el artículo 51 del Juridiktionsnorm (ley sobre el procedimiento civil y la organización judicial) en los que actúe un comerciante, están incluidos en el marco del procedimiento civil y tienen pocas normas particulares. Sin embargo, en este tipo de asuntos se juzgan por un tribunal colegiado, un juez no profesional perteneciente al mundo del comercio interviene en primera y segunda instancia (pero no en el Tribunal supremo).

IV. La jurisdicción voluntaria

En la jurisdicción voluntaria, se resuelven asuntos de derecho privado que, debido a su carácter particular (procesos de regularización, cuestiones de asistencia social o procesos que no responden al esquema clásico de dos partes con intereses contrapuestos), están incluidos en el este tipo de procedimiento (comparables a los acuerdos extrajudiciales).

En la mayoría de los casos, son los tribunales de distrito los que conocen en primera instancia, los tribunales regionales, en segunda instancia, y el Tribunal supremo, en última instancia.

Esta clase de procesos se celebran en primera instancia normalmente ante un sólo juez o ante un funcionario de la administración de justicia con una formación específica; en segunda y tercera instancia ante tribunales colegiados compuestos de tres o cinco jueces profesionales.

El procedimiento de recurso es comparable al del procedimiento civil. Hay sin embargo menos restricciones debido al carácter particular de estos procedimientos. Además en segunda instancia todavía se pueden presentar, hasta cierto punto, nuevos argumentos saliendo del marco trazado por las alegaciones y argumentos presentados en primera instancia.

Debido a la diversidad de los asuntos tratados en esta clase de procedimiento, existe muchas disposiciones particulares derogatorias en los distintos ámbitos.

« Organización de la justicia - Información general | Austria - Información general »

ComienzoComienzo

Última actualización: 29-07-2004

 
  • Derecho comunitario
  • Derecho internacional

  • Bélgica
  • Bulgaria
  • República Checa
  • Dinamarca
  • Alemania
  • Estonia
  • Irlanda
  • Grecia
  • España
  • Francia
  • Italia
  • Chipre
  • Letonia
  • Lituania
  • Luxemburgo
  • Hungría
  • Malta
  • Países Bajos
  • Austria
  • Polonia
  • Portugal
  • Rumania
  • Eslovenia
  • Eslovaquia
  • Finlandia
  • Suecia
  • Reino Unido