Comisión Europea > RJE > Profesiones jurídicas > Hungría

Última actualización: 31-10-2006
Versión para imprimir Añadir a los favoritos

Profesiones jurídicas - Hungría

 

ÍNDICE

1. Jueces (Bírak1.
2. Fiscales (Úgyészek2.
3. Secretarios judiciales (Bírósági ügyyintézők3.
4. Agentes judiciales (Bírósági végrehajtók4.
5. La profesión jurídica de procurador es desconocida en el ordenamiento jurídico húngaro. 5.
6. Abogados (úgyvédek), asesores jurídicos (jogtanácsosok6.
a) Abogados (úgyvédeka)
b) Asesores jurídicos (Jogtanácsosok) b)
7. Notarios (Közjegyzők) 7.

 

1. Jueces (Bírak)

Según la Constitución, los jueces gozan de independencia; adoptan sus resoluciones ajustándose a Derecho y de acuerdo con sus convicciones y no pueden recibir instrucciones ni sugerencias en el desempeño de sus funciones.

El nombramiento de los jueces compete al Presidente de Hungría, que, antes de proceder a un nombramiento, debe recabar la opinión del Consejo Judicial Nacional (CJN), órgano que lleva a cabo las tareas ejecutivas centrales de los tribunales. Puede ser nombrado juez cualquier persona que:

  • sea ciudadano húngaro;
  • carezca de antecedentes penales;
  • tenga derecho a votar;
  • sea licenciado en Derecho;
  • haya obtenido el título profesional requerido por la ley para ejercer la abogacía;
  • se comprometa a hacer la declaración de sus bienes e intereses patrimoniales prevista por la ley.

El mandato de los jueces es inicialmente de tres años. Transcurrido ese período, el CJN puede recomendar que su nombramiento se renueve por un período indeterminado. El CJN decide sobre el destino de los jueces, que se especializan en temas civiles, penales o administrativos.

Además de sus funciones judiciales, los jueces sólo pueden ejercer actividades lucrativas en los ámbitos científico, artístico, literario, educativo y de la construcción técnica, siempre que ello no suponga un peligro para su independencia e imparcialidad ni merma en el cumplimiento de sus deberes y obligaciones oficiales. Los jueces no pueden afiliarse a partidos políticos ni participar en actividades políticas. Tampoco pueden compaginar su cargo con el de miembro del Parlamento o representante electo a nivel local, ni ser alcaldes u ocupar puestos de gestión en asociaciones económicas.

ComienzoComienzo

Debido a la inmunidad judicial de que gozan los jueces, sólo es posible incoar procedimientos penales o disciplinarios contra ellos y aplicarles medidas coercitivas si lo autoriza el órgano competente para proceder a los nombramientos - excepto en el caso de ser hallados en flagrante delito. Los jueces pueden renunciar a su inmunidad en el marco de un procedimiento disciplinario.

Constituye falta disciplinaria el hecho de que los jueces infrinjan gravemente las obligaciones inherentes a su cargo o dañen o pongan en peligro la reputación de la judicatura con su modo de vida o comportamiento.

Los jueces tienen derecho a percibir, en concepto de emolumentos, honorarios, prestaciones especiales, retribuciones varias, dietas, así como el reembolso de gastos. Los emolumentos de los jueces consisten en una retribución básica y diversos complementos. La retribución básica de los jueces depende del grado obtenido en función de su antigüedad.

2. Fiscales (Úgyészek)

Entre las misiones del Ministerio Fiscal figura velar por la protección de los derechos de los ciudadanos y perseguir todos los actos que dañen o que pongan en peligro el orden constitucional o la seguridad e independencia nacionales. Con este fin, el Ministerio Fiscal:

  • lleva a cabo investigaciones en casos específicos y supervisa la legalidad de las investigaciones;
  • ejerce la acusación en los procedimientos judiciales;
  • supervisa la legalidad de la ejecución de las sentencias; y
  • contribuye a garantizar que todas las organizaciones sociales, todos los organismos públicos y todos los ciudadanos observen las leyes y normas, defendiendo el Estado de Derecho frente a las infracciones de la ley.

El Ministerio Fiscal es un órgano centralizado dirigido por el Fiscal General, que es responsable ante el Parlamento. El Fiscal General nombra y destituye a los fiscales. Pueden ser nombrados fiscales los ciudadanos húngaros que estén en posesión de sus derechos electorales, sean licenciados en Derecho y hayan obtenido el título profesional requerido por la ley para ejercer la abogacía. El mandato de los fiscales es inicialmente de tres años, transcurridos los cuales puede ser prorrogado por tiempo indefinido.

ComienzoComienzo

Los fiscales no pueden afiliarse a partidos políticos ni intervenir en actividades políticas. Tampoco pueden compaginar su cargo con el de miembro del Parlamento o representante electo a nivel local, pudiendo desempeñar actividades lucrativas sólo en los ámbitos científico, educativo o artístico, así como realizar actividades protegidas por las leyes sobre derechos de autor. Además, no pueden aceptar ningún tipo de compensación económica por participar en actos públicos relacionados con sus funciones de fiscal, aceptar un puesto en un consejo de dirección de una empresa privada o cualquier otro cargo incompatible con su profesión.

Los fiscales gozan asimismo de inmunidad judicial y, por lo tanto, sólo se les puede detener con la autorización del Fiscal General. No se puede ni incoar procedimientos penales o disciplinarios contra ellos ni aplicarles medidas coercitivas - excepto en el caso de ser hallados en flagrante delito. Los fiscales sólo pueden renunciar a su inmunidad en el marco de un procedimiento disciplinario.

Los fiscales tienen derecho a percibir, en concepto de emolumentos, honorarios, prestaciones especiales, retribuciones varias, dietas, así como el reembolso de gastos. Los emolumentos de los fiscales consisten en una retribución básica y diversos complementos. La retribución básica de los fiscales depende de su antigüedad.

3. Secretarios judiciales (Bírósági ügyyintézők)

Los secretarios judiciales son funcionarios públicos con un título universitario superior que, dentro del ámbito competencial de los jueces y bajo su control y supervisión, desempeñan con independencia las tareas que les confiere la ley. Los secretarios judiciales deben cursar una formación específica.

ComienzoComienzo

Los secretarios judiciales desempeñan todas las funciones que les encargan los jueces en el marco de los procedimientos civiles de los que conocen los tribunales en los que prestan servicio; sin embargo, no tienen competencia para dictar sentencias, adoptar medidas provisionales o cautelares, dictar órdenes de suspensión o declarar inadmisible una pretensión sin dictar un auto, no pudiendo intervenir en los procedimientos que tengan relación con las funciones ejecutivas que les confía la ley. Por lo que se refiere a los procedimientos penales, las disposiciones legales establecen claramente las tareas que pueden llevar a cabo los secretarios judiciales durante el curso del procedimiento, entre las que se incluyen, por ejemplo, la redacción y el taquigrafiado de las actas del tribunal y la adopción de las medidas necesarias para la entrega de documentos oficiales por medio la publicación de avisos, la preparación y realización de copias de documentos y la adopción de medidas para determinar el domicilio o residencia de acusados y testigos.

Los secretarios judiciales son empleados de los tribunales. Podrán adquirir la condición de secretario judicial las personas que cumplan los siguientes requisitos:

  • tener 18 años de edad;
  • carecer de antecedentes penales;
  • tener derecho a votar;
  • ser ciudadano húngaro;
  • haber aprobado el curso de formación de secretario judicial;
  • presentar la declaración de sus bienes e intereses patrimoniales.

Los secretarios judiciales no pueden desempeñar ninguna actividad que sea incompatible con su cargo o ponga en peligro su imparcialidad e independencia en el ejercicio de sus funciones. Los secretarios judiciales no pueden afiliarse a partidos políticos ni intervenir en actos públicos en nombre o interés de esos partidos. Los secretarios judiciales sólo pueden ejercer otras actividades lucrativas con la autorización de su empleador, salvo que se trate de actividades en los ámbitos científico, educativo, artístico, editorial o deportivo o de actividades intelectuales protegidas por la ley.

ComienzoComienzo

Se considera falta disciplinaria el hecho de que los secretarios judiciales infrinjan gravemente las obligaciones inherentes a su cargo.

Los secretarios judiciales tienen derecho a percibir, en concepto de emolumentos, honorarios, prestaciones especiales, retribuciones varias, dietas así como el reembolso de gastos. Los emolumentos de los secretarios judiciales consisten en una retribución básica y diversos complementos. La retribución básica depende de su antigüedad y grado.

4. Agentes judiciales (Bírósági végrehajtók)

Los agentes judiciales (agentes judiciales independientes y agentes judiciales de los tribunales de primera instancia) se encargan de aplicar las medidas de ejecución.

Puede adquirir la condición de agente judicial cualquier persona que:

  • sea ciudadano húngaro;
  • carezca de antecedentes penales;
  • tenga más de 24 años de edad;
  • tenga derecho a votar;
  • haya aprobado el examen de acceso al cuerpo de agentes judiciales;
  • tenga dos años de experiencia como agente judicial adjunto.

Además de sus funciones oficiales, los agentes judiciales sólo pueden ejercer actividades lucrativas en los ámbitos científico, artístico, literario, educativo, de la construcción técnica y deportivo. Con excepción de su participación en las diligencias derivadas de su cargo, los agentes judiciales no pueden desempeñar actividades empresariales que impliquen una contribución personal o una responsabilidad financiera ilimitada, actuar como mediadores en transacciones inmobiliarias u operaciones crediticias o asumir responsabilidades financieras asociadas a las funciones propias de los agentes judiciales o cualquier otra obligación destinada a avalar contratos o acuerdos.

ComienzoComienzo

De acuerdo con la regla general, las indemnizaciones fijadas en las sentencias dictadas por los tribunales en los procedimientos civiles son recaudadas por agentes judiciales independientes. El Ministro de Justicia nombra a los agentes judiciales independientes, adscribiéndolos a un determinado tribunal, en un ámbito de competencia dado.

Se considera falta disciplinaria el hecho de que los agentes judiciales infrinjan gravemente las obligaciones inherentes a su cargo, menoscaben la confianza pública necesaria para el ejercicio de sus funciones o dañen la reputación de los agentes judiciales con su modo de vida o comportamiento. Se considera asimismo falta disciplinaria, todo comportamiento que infrinja gravemente las directrices de la Asociación de Agentes Judiciales y la falta de pago de las cuotas de esta Asociación.

Los agentes judiciales independientes no son funcionarios públicos; su retribución corre a cargo de los clientes como contraprestación por el trabajo realizado.

Los agentes judiciales de los tribunales de primera instancia sólo intervienen en un campo muy concreto y limitado, la recaudación de las indemnizaciones judiciales adeudadas al Estado, trabajando en los tribunales de primera instancia como empleados de la Administración de Justicia. Compete a los presidentes de los tribunales de primera instancia emitir las pertinentes autorizaciones administrativas así como proceder al nombramiento de estos agentes judiciales. Las causas de cese en la actividad son las mismas que en el caso de los agentes judiciales independientes.

5. La profesión jurídica de procurador es desconocida en el ordenamiento jurídico húngaro.

6. Abogados (úgyvédek), asesores jurídicos (jogtanácsosok)

a) Abogados (úgyvédek)

Mediante el ejercicio de su profesión, los abogados facilitan el reconocimiento de los derechos de sus clientes y el cumplimiento de sus obligaciones. Los abogados pueden representar a sus clientes en todos los procedimientos y ante todas las autoridades. En el ejercicio de su profesión, los abogados son independientes, lo que significa que no pueden recibir órdenes ni aceptar responsabilidades que puedan poner en peligro esta independencia (en particular, no pueden trabajar por cuenta ajena).

ComienzoComienzo

Actividades retribuidas que sólo pueden ser realizadas por un abogado:

  • representación y defensa en los procedimientos penales,
  • asesoramiento jurídico,
  • preparación y redacción de documentos jurídicos,
  • gestión de dinero y objetos de valor entregados como depósito en relación con las actividades anteriormente mencionadas.

Aunque no sean actividades exclusivas de los abogados, las exigencias de la vida económica actual hacen que los abogados también ejerzan tareas de asesoramiento fiscal, intermediación en operaciones inmobiliarias y mediación extrajudicial.

Además de los abogados que trabajan como empleados en bufetes de otros abogados, cualquier persona a la que se haya autorizado a ejercer la abogacía y haya prestado el juramento exigido, puede realizar las actividades de los abogados. Los requisitos necesarios para poder ejercer la abogacía son: ser ciudadano de un Estado miembro del Espacio Económico Europeo, carecer de antecedentes penales, estar en posesión de un título universitario y aprobar la prueba de conocimientos jurídicos exigida por la ley húngara, suscribir un seguro de responsabilidad civil y contar con un espacio de oficinas adecuado.

En Hungría, los abogados de los Estados miembros de la Unión Europea pueden prestar sus servicios profesionales básicamente de tres maneras: como proveedores de servicios ad hoc con su título profesional de origen, de forma permanente con su título profesional de origen y de forma permanente en las mismas condiciones que quienes hayan obtenido el título húngaro. Los proveedores de servicios ad hoc tienen que registrarse en el Colegio de Abogados del lugar en que vayan a prestar sus servicios ad hoc, mientras que los que deseen ejercer con regularidad la abogacía deben solicitar su admisión en el Colegio de Abogados del lugar en que esté ubicado su bufete. Los abogados de la Comunidad Europea inscritos en el registro colegial pueden solicitar el acceso al ejercicio de la profesión en las mismas condiciones que los profesionales húngaros, si cumplen los requisitos establecidos por la ley [por ejemplo, haber realizado el período de prácticas previsto por la ley, haber aprobado la prueba de conocimiento del Derecho húngaro (así como del Derecho comunitario), haber demostrado un conocimiento suficiente de la lengua húngara para poder ejercer su actividad, etc.]. Los abogados de la Comunidad Europea a los que se haya autorizado el ejercicio de la profesión tienen derecho a utilizar el título profesional de abogado y están sujetos a las mismas normas que los abogados húngaros.

ComienzoComienzo

Los abogados no pueden trabajar por cuenta ajena, salvo si lo hacen en el bufete de otro abogado, establecer relaciones de servicio u otras relaciones jurídicas que impongan una obligación laboral o dedicarse a actividades empresariales que impliquen una contribución personal o una responsabilidad financiera ilimitada. Fuera de sus actividades profesionales, los abogados sólo pueden ejercer actividades lucrativas en los ámbitos científico, artístico, deportivo, educativo, etc. Sin embargo, los abogados pueden ser miembros del Parlamento y de los órganos representativos locales.

Los abogados están sujetos al deber de confidencialidad en relación con todos los hechos y datos de los que tengan conocimiento en el ejercicio de su profesión.

Se considera falta disciplinaria el hecho de que los abogados infrinjan gravemente las obligaciones legales relativas al ejercicio de su profesión y el código deontológico adoptado por el Colegio de abogados o dañen la reputación de la abogacía con su comportamiento fuera de su ámbito de actividad como letrado.

De acuerdo con la regla general, el abogado y su cliente pactan libremente los honorarios del letrado. Estos honorarios sólo están regulados en caso de que el abogado actúe como defensor público en un procedimiento judicial.

La Ley de procedimiento penal exige la presencia de un abogado defensor cuando:

  • se trate de un delito castigado por la ley con una pena de privación de libertad de cinco o más años,
  • el inculpado sea detenido;
  • el inculpado sea sordo, mudo, ciego o – independientemente de su capacidad jurídica – mentalmente incapaz;
  • el inculpado no conozca la lengua húngara o la lengua de procedimiento;
  • el inculpado no sea capaz de defenderse por sí mismo por otras razones;
  • se establezca expresamente por la ley (por ejemplo en caso de que el acusado sea menor de edad).

La Ley de procedimiento civil exige la asistencia letrada en los siguientes casos:

ComienzoComienzo

  • cuando las partes interpongan un recurso contra una resolución ante un tribunal de apelación así como contra una decisión sobre el fondo del asunto o cuando interpongan un recurso o petición de revisión especificada en la ley ante el Tribunal Supremo;
  • en otros casos establecidos por la ley (por ejemplo, por el Derecho de sociedades).

Los abogados también pueden trabajar como empleados en el despacho profesional de otro abogado o bufete de abogados. Los abogados asalariados no tienen derecho de firma.

b) Asesores jurídicos (Jogtanácsosok)

La tarea fundamental de los «jogtanácsosok» es facilitar el funcionamiento de la entidad en la que trabajan. Los «jogtanácsosok» ejercen la representación legal en la entidad en la que trabajan, proporcionan asesoramiento e información jurídicos, redactan escritos, contratos y otros documentos; y participan en la organización del trabajo jurídico. Como regla general, los «jogtanácsosok»- a diferencia de los abogados – cumplen con sus obligaciones, que no son tan extensas como las de estos últimos, como empleados. Su retribución se basa en la normativa laboral.

Cualquier persona inscrita en el registro elaborado por los tribunales de primera instancia -en el caso de Budapest, el Tribunal Municipal de Budapest - puede convertirse en «jogtanácsos». Los ciudadanos de los Estados que sean Partes en el Acuerdo sobre el Espacio Económico Europeo, que carezcan de antecedentes penales, estén en posesión de un título universitario superior y hayan aprobado la prueba de conocimientos jurídicos exigida en Hungría deben ser inscritas en el registro. En determinados casos, el Ministro de Justicia puede eximir del requisito de la nacionalidad.

ComienzoComienzo

7. Notarios (Közjegyzők)

El objetivo de la labor de los notarios es evitar que surjan litigios. Los notarios sólo pueden ejercer como tales si han sido admitidos en la Asociación de Notarios. De acuerdo con la ley, el nombramiento de los notarios compete al Ministro de Justicia, que también decide el servicio al que serán adscritos por un período indeterminado. Cualquier persona que carezca de antecedentes penales, sea de nacionalidad húngara, tenga un título universitario superior, haya aprobado el examen profesional en Derecho exigido por la legislación húngara, pueda demostrar una experiencia profesional de al menos tres años como «jogtanácsos» adjunto y haya realizado la declaración de sus bienes patrimoniales puede ser nombrada notario. Por otra parte, los notarios tienen asimismo la obligación de suscribir un seguro de responsabilidad civil y de conservarlo durante todo el tiempo que ejerzan su actividad notarial.

Entre las actividades que sólo pueden ser realizadas por un notario cabe citar el registro en documento público de negocios, declaraciones y hechos jurídicos. Una de las tareas tradicionales de los notarios consiste en dirigir los procedimientos de jurisdicción voluntaria y otros procedimientos no contenciosos. Otra tarea importante de los notarios es la de llevar y mantener actualizado el registro de hipotecas así como administrar, con la autorización de las partes interesadas, depósitos en dinero, valores y títulos, con objeto de entregárselos a la parte que tenga derecho a ellos.

Se considera falta disciplinaria el hecho de que los notarios infrinjan gravemente, o no cumplan, los deberes y obligaciones que les impone la ley. Se considera asimismo falta disciplinaria el incumplimiento de las directrices del Consejo General del Notariado así como toda conducta que pueda dañar la reputación de los notarios.

Como contraprestación a las actividades consideradas normales en términos de duración, complejidad jurídica y responsabilidad, llevadas a cabo en sus notarías, los notarios tienen derecho a recibir una remuneración fijada por la ley. En casos excepcionales (por ejemplo, los casos de gran complejidad jurídica) sus honorarios pueden diferir de la cantidad habitual. Si el valor acordado al objeto de la actividad del notario puede cuantificarse, sus honorarios tienen que calcularse sobre la base de ese valor. En caso contrario, sus honorarios se calculan en función del tiempo dedicado a la actividad profesional. La autentificación de copias de documentos por los notarios tiene un precio fijo.

Dado que la nacionalidad húngara es un requisito fundamental para poder ser juez, fiscal, secretario judicial, agente judicial y notario, los ciudadanos extranjeros no pueden ejercer estas profesiones en Hungría.

« Profesiones jurídicas - Información general | Hungría - Información general »

ComienzoComienzo

Última actualización: 31-10-2006

 
  • Derecho comunitario
  • Derecho internacional

  • Bélgica
  • Bulgaria
  • República Checa
  • Dinamarca
  • Alemania
  • Estonia
  • Irlanda
  • Grecia
  • España
  • Francia
  • Italia
  • Chipre
  • Letonia
  • Lituania
  • Luxemburgo
  • Hungría
  • Malta
  • Países Bajos
  • Austria
  • Polonia
  • Portugal
  • Rumania
  • Eslovenia
  • Eslovaquia
  • Finlandia
  • Suecia
  • Reino Unido