Comisión Europea > RJE > Competencia de los órganos jurisdiccionales > Italia

Última actualización: 23-11-2007
Versión para imprimir Añadir a los favoritos

Competencia de los órganos jurisdiccionales - Italia

EJN logo

Esta página está obsoleta. La versión en lengua original se ha actualizado y se ha trasladado al Portal Europeo de e-Justicia.


 

ÍNDICE

A. ¿Son competentes los tribunales ordinarios para todo tipo de asunto civil o hay jueces especializados? A.
B. En los asuntos en que sean competentes los tribunales de primera instancia, ¿cómo puedo saber a cuál debo dirigirme? B.
I. ¿Existe alguna diferencia entre los órganos jurisdiccionales civiles «inferiores» y «superiores»? En caso afirmativo, ¿qué juez es competente en mi caso? I.
II. Competencia territorial II.
1. Regla general de la competencia territorial 1.
2. Excepciones a la regla general 2.
a) ¿Cuándo puedo elegir entre el tribunal del domicilio del demandado y otro foro? a)
b) ¿Cuándo estoy obligado a acudir a un tribunal distinto del del domicilio del demandado? b)
c) ¿Pueden las partes designar un tribunal que normalmente no sería competente? c)
C. Cuando la competencia corresponde a tribunales especializados, ¿cómo puedo saber cuál es competente para conocer de mi asunto? C.

 

A. ¿Son competentes los tribunales ordinarios para todo tipo de asunto civil o hay jueces especializados?

Resuelven en primera instancia el juez de paz (giudice di pace) y el tribunal de primera instancia (tribunale). El juez de paz, instituido por la Ley n° 374/1991, es un juez honorario, no de carrera. Se le designa para un período limitado de tiempo, pero es miembro de la judicatura (véase la ficha «Organización de la justicia»).

Para conocer de determinados asuntos están previstos tribunales especializados.

Es el caso de los tribunales de menores, las salas especiales para tratar asuntos agrícolas en los tribunales de primera instancia y de segunda instancia (corti di appello), y el tribunal regional para asuntos referentes a aguas públicas (tribunale regionale delle acque pubbliche). Estos órganos se componen de jueces de carrera y de expertos en la materia.

Recientemente (conforme al Decreto legislativo nº 168/2003), se han creado en doce tribunales de primera instancia (y de segunda instancia) salas especiales para conocer de los conflictos sobre la propiedad industrial e intelectual (Bari, Bolonia, Catania, Florencia, Génova, Milán, Nápoles, Palermo, Roma, Turín, Trieste y Venecia). Integran las salas jueces de carrera.

B. En los asuntos en que sean competentes los tribunales de primera instancia, ¿cómo puedo saber a cuál debo dirigirme?

La competencia constituye la esfera de jurisdicción atribuida a cada órgano judicial. El Código de Procedimiento Civil (CPC) establece diversos criterios para determinar el juez competente. Estos criterios concurren para determinar el juez competente en el asunto de que se trate.

ComienzoComienzo

En primer lugar, debe establecerse si es competente un juez de paz o un tribunal de primera instancia; para determinar esto se ha de recurrir a los criterios de competencia material y por cuantía.

Una vez establecido el tipo de juez competente, interesa determinar la sede del órgano judicial, lo que debe efectuarse en base al criterio de competencia territorial.

I. ¿Existe alguna diferencia entre los órganos jurisdiccionales civiles «inferiores» y «superiores»? En caso afirmativo, ¿qué juez es competente en mi caso?

El reparto de competencias entre el juez de paz y el tribunal de primera instancia - como se ha indicado anteriormente - se basa en los criterios de competencia material y por cuantía. Independientemente de la cuantía, los jueces de paz tienen competencia material en los siguientes asuntos:

  1. conflictos referentes a la determinación de límites y a la observancia de distancias legales para plantar árboles y setos;
  2. condiciones de uso de los servicios en copropiedad;
  3. emisiones de humos, calor y ruidos que excedan de los niveles normales de tolerancia.

Los jueces de paz son también competentes para conocer de los recursos contra la normativa, como requerimientos en materia de sanciones administrativas pecuniarias, sin perjuicio de la competencia del tribunal de primera instancia en infracciones de una cuantía superior a 15 493,71 euros, o determinadas infracciones de importancia (Ley n° 689/1981).

El juez de paz es competente en asuntos que tengan la siguiente cuantía:

ComienzoComienzo

  1. asuntos relativos a bienes muebles con una cuantía no superior a 2 582,28 euros, a menos que la ley asigne la competencia a otro juez;
  2. asuntos de indemnización por daños causados por la circulación de vehículos y barcos, siempre que la cuantía no exceda de 15 493,71 euros.

Los tribunales de primera instancia son competentes para juzgar todos los asuntos que no competan a otro juez. Tienen competencia exclusiva en materia de impuestos y tasas, estado y capacidad de las personas y derechos honoríficos, falsificaciones, ejecución forzosa y, en general, en cualquier asunto de cuantía indeterminable.

Los tribunales de primera instancia tienen también competencia en materia de expropiación y en general en procedimientos de medidas cautelares, incluso cuando el asunto principal sea competencia del juez de paz (artículo 669 ter y quater CPC).

II. Competencia territorial

1. Regla general de la competencia territorial

El criterio general lo constituye el fuero de la persona física o jurídica (artículos 18 y 19 CPC).

En particular, y a menos que la ley disponga otra cosa, el juez competente es el del lugar donde reside o está domiciliado el demandado, o bien, si ese lugar es desconocido, el juez del lugar donde mora el demandado.

Si el demandado no tiene residencia ni domicilio ni morada en el país, o si la morada es desconocida, el juez competente es el de la residencia del demandante.

Para las personas jurídicas el juez competente es el del lugar en que la entidad tiene su domicilio social o (a elección del demandante) un establecimiento y un representante autorizado para litigar. Las sociedades sin personalidad jurídica, las asociaciones y los comités tienen su domicilio en el lugar en donde llevan habitualmente a cabo su actividad.

ComienzoComienzo

2. Excepciones a la regla general
a) ¿Cuándo puedo elegir entre el tribunal del domicilio del demandado y otro foro?

Junto al fuero general de las personas físicas o jurídicas concurre el fuero especial facultativo previsto para asuntos referentes a derechos de obligaciones (acciones personales). Así, en estos asuntos el demandante puede optar por el fuero general o acudir al juez del lugar donde nació la obligación en cuestión (el hecho constitutivo puede ser contractual o extracontractual) o donde debe ejecutarse la obligación (artículo 20 CPC). Los dos fueros especiales facultativos previstos en el artículo 20 del CPC son concurrentes entre sí y con el fuero general.

En asuntos de responsabilidad no contractual, es jurisprudencia reiterada que «el lugar en que nace la obligación» es el lugar donde se produjo el hecho dañoso. En asuntos de incumplimiento de contrato «la obligación que sirviere de base a la demanda» debe ser la obligación original y no la obligación sustitutiva indemnizatoria.

También el fuero convencional, es decir, el establecido convencionalmente por las partes, si no se ha declarado explícitamente que sea exclusivo, concurre con el fuero general y el fuero facultativo mencionados en el artículo 20 del CEP.

Constitución de parte civil. Es posible que la víctima del delito o sus sucesores universales se constituyan en parte civil en el proceso penal contra el acusado o el responsable civil (artículos 74 y ss. CPC). La acción civil instaurada ante un juez civil puede transferirse al juez penal.

ComienzoComienzo

b) ¿Cuándo estoy obligado a acudir a un tribunal distinto del del domicilio del demandado?
  1. El demandante está obligado a acudir a un tribunal distinto del que determina el fuero general en los asuntos en los que la ley o las partes hayan previsto un fuero exclusivo.

    El fuero exclusivo elimina el concurso de otros fueros previstos por la ley; sin embargo, la competencia determinada con arreglo al fuero exclusivo no es obligatoria y puede sufrir modificaciones por razones de conexidad.

    Son fueros exclusivos: el fuero establecido por la ley para los asuntos relativos a derechos reales y acciones posesorias (criterio del forum rei sitae, es decir, del lugar donde está sito el bien inmueble, artículo 21 CPC); asuntos de herencia (lugar de apertura de la sucesión, artículo 22 CPC); asuntos en los que intervienen socios o copropietarios (lugar en el que tiene su domicilio social se encuentran los bienes comunes de la sociedad, artículo 23 CPC); asuntos relativos a la gestión de una tutela o administración patrimonial (lugar de ejercicio de la tutela o administración, artículo 24 CPC).

  2. Hay también fueros especiales inderogables, que no admiten excepción alguna por razones de interés público. Estas competencias no pueden modificarse por razones de conexidad, conforme a las reglas de prevención (en causas relacionadas, es competente para conocer de ambas el primer juez al que se haya acudido si éste es competente para conocer también de la causa posterior) y de absorción (en causas relacionadas, es competente para conocer de ambas el juez al que se haya acudido con posterioridad, si el primero no es competente para conocer de la causa posterior), ni de la acumulación subjetiva (artículos 33 y ss. CPC).

    Son fueros inderogables: el del erario (en asuntos en que es parte un organismo del Estado es competente el juez del lugar en que está situada la Abogacía del Estado, artículo 25 CPC); el de la ejecución forzosa (artículo 26 CPC); el de la oposición a la ejecución (artículo 27 CPC); el de los procedimientos cautelares (artículos 669 ter y quater CPC); el relativo a los interdictos posesorios y de obra nueva.

    ComienzoComienzo

    Es también inderogable la competencia en asuntos en los que debe intervenir el Ministerio Fiscal (asuntos promovidos por el propio Ministerio Fiscal, causas matrimoniales, asuntos relativos al estado y capacidad de las personas, otros asuntos previstos por ley, artículo 70 CPC), así como cuando la ley lo declara explícitamente (artículo 28 CPC) como, por ejemplo, conflictos laborales (artículo 413 CPC) y validación de desahucios (artículo 661 CPC).

  3. Fueros especiales inderogables de interés particular

    Los tribunales de primera instancia que actúan como tribunales de trabajo son competentes en los conflictos referentes a contratos individuales de trabajo. La competencia territorial incumbe al juez del lugar en que se constituyó la relación de empleo o donde está la empresa o una sucursal de la misma en la que presta o prestaba sus servicios el trabajador cuando la relación terminó (artículo 413 CPC). Las cláusulas que derogan la competencia mencionada anteriormente son nulas. El demandado puede alegar la falta de competencia solamente en el escrito de defensa previsto en el artículo 416 del CPC o promoverse de oficio por el juez, pero no una vez transcurrida la vista (artículo 428 CPC).

    Las relaciones de agencia, la representación comercial y otras formas de colaboración permanente son competencia del juez del domicilio del agente, el representante comercial o el titular de otras formas de colaboración (artículo 413 CPC).

    En materia de divorcio, el juez competente es el de la residencia o domicilio del cónyuge demandado o, cuando no se le pueda localizar o resida en el extranjero, el del lugar de residencia o domicilio del solicitante. En los casos en que ambas partes vivan en el extranjero, es competente cualquier tribunal de la República italiana. En los casos en que la demanda de divorcio sea conjunta, los cónyuges pueden elegir el tribunal del domicilio o residencia de uno de los dos.

    ComienzoComienzo

    En los procedimientos de separación legal, se presenta la demanda en el tribunal del lugar de residencia o domicilio del cónyuge demandado (artículo 706 CPC). Las partes no pueden elegir por consentimiento mutuo un tribunal distinto del de la residencia o el domicilio del demandado. Sin embargo, no se excluye la posibilidad de acudir al tribunal del demandante en los casos en que es imposible identificar la residencia o el domicilio del cónyuge demandado.

    En el caso de oposición a la ejecución, la competencia material y por cuantía de los asuntos se rige por normas generales, pero la competencia territorial se atribuye invariablemente al juez del lugar de ejecución, esto es, el lugar en el que transcurre el proceso ejecutivo.

  4. ¿Qué consecuencias tiene la inobservancia de las normas sobre competencia material, territorial y por la cuantía?

    Con la reforma de 1990 se simplificó la materia en el sentido de que la incompetencia territorial simple (excluido, por tanto, el supuesto de competencia inderogable) puede solamente ser invocada por el demandado en su «escrito de contestación». En todos los demás casos (incompetencia material y por la cuantía, incompetencia territorial inderogable), el juez puede también declarar la incompetencia de oficio, pero no después de la primera vista. En consecuencia, a menos que se solicite o si se solicita después del plazo legal, queda excluida definitivamente la cuestión de la competencia y sigue siendo competente el tribunal que conoce del asunto (artículo 38 CPC).

c) ¿Pueden las partes designar un tribunal que normalmente no sería competente?
  1. A excepción de los casos en que la ley establezca la competencia territorial inderogable, las partes pueden modificar las normas sobre la competencia. El acuerdo debe reflejarse por escrito y referirse a asuntos concretos.

    El fuero convencional, salvo que se pacte expresamente como exclusivo, será concurrente con los demás fueros. Como no es una competencia inderogable, la competencia convenida (incluso como exclusiva) puede a su vez modificarse por razones de conexidad.

    ComienzoComienzo

    La cláusula por la que se deroga la competencia territorial debe ser aprobada explícitamente por escrito si figura en contratos celebrados mediante adhesión o la firma de impresos o formularios. Esta aprobación explícita no es necesaria cuando el contrato se negocia libremente entre las partes.

    En los contratos entre consumidores y profesionales, una cláusula que establezca como tribunal competente el de un lugar distinto de la residencia o el domicilio del consumidor se considera abusiva (artículo 1.469 bis CPC).

  2. El acuerdo puede estar implícito en la elección de domicilio (fuero del domicilio elegido).

C. Cuando la competencia corresponde a tribunales especializados, ¿cómo puedo saber cuál es competente para conocer de mi asunto?

La naturaleza del conflicto constituye el criterio determinante de la competencia, con el que concurre el criterio establecido por la ley para la determinación de la competencia territorial.

  • Todos los conflictos en materia de contratos agrarios son competencia de las salas especializadas agrarias instituidas en los tribunales de primera instancia. Se trata de competencias exclusivas e inderogables, incluso por razones de territorio, y la competencia recae en el lugar en el que está sito el fundo (Ley 1990/29).
  • En materia de resoluciones sobre responsabilidad parental, cuando se aduce un comportamiento de uno o de ambos progenitores susceptible de perjudicar al menor (artículo 330 y ss. CPC), la competencia para dictar las oportunas resoluciones en materia de responsabilidad parental recae en el tribunal de menores. A efectos de determinar el órgano jurisdiccional territorialmente competente se ha de tener en cuenta la residencia de hecho del menor y, por tanto, el lugar de morada habitual en la fecha de la demanda o bien, si se trata de un procedimiento iniciado de oficio, en la fecha de inicio del procedimiento propiamente dicho. Se trata de la competencia funcional inderogable. 
  • Por lo que respecta a los conflictos en materia de propiedad industrial e intelectual (marcas nacionales, internacionales y comunitarias, patentes de inventos y de nuevas variedades vegetales, modelos de utilidad, diseños y modelos y derechos de autor, comportamientos de competencia desleal que interfieren en la protección de la propiedad industrial e intelectual), la competencia recae en las salas especializadas instituidas mediante el Decreto Legislativo 2003/168. En 12 tribunales de primera instancia (y de segunda instancia) se han creado salas especializadas con competencia en conflictos que, con arreglo a los criterios ordinarios, deberían ser dirimidos por los órganos judiciales indicados en el artículo 4 del Decreto Legislativo 2003/168. Así, por ejemplo, los conflictos que debería dirimir uno de los órganos judiciales comprendidos en las jurisdicciones de la corte di appello de Milán y Brescia son competencia de las salas especializadas de Milán. 
Enlace de utilidad: www.giustizia.it English - français - italiano

Actualizado el 30.4.2007

« Competencia de los órganos jurisdiccionales - Información general | Italia - Información general »

ComienzoComienzo

Última actualización: 23-11-2007

 
  • Derecho comunitario
  • Derecho internacional

  • Bélgica
  • Bulgaria
  • República Checa
  • Dinamarca
  • Alemania
  • Estonia
  • Irlanda
  • Grecia
  • España
  • Francia
  • Italia
  • Chipre
  • Letonia
  • Lituania
  • Luxemburgo
  • Hungría
  • Malta
  • Países Bajos
  • Austria
  • Polonia
  • Portugal
  • Rumania
  • Eslovenia
  • Eslovaquia
  • Finlandia
  • Suecia
  • Reino Unido