Comisión Europea > RJE > Competencia de los órganos jurisdiccionales > Derecho internacional

Última actualización: 29-07-2004
Versión para imprimir Añadir a los favoritos

Competencia de los órganos jurisdiccionales - Derecho internacional

EJN logo

Esta página está obsoleta. Está en curso de actualización y en breve estará disponible en el Portal Europeo de e-Justicia.


Las normas comunitarias sobre competencia judicial son también aplicables entre Estados miembros y determinados Estados no pertenecientes a la Unión Europea.

Si tiene un pleito con una empresa, un profesional, su empresario, un miembro de su familia u otra persona de otro Estado miembro, tendrá que averiguar qué órganos jurisdiccionales de qué Estado son los competentes. La respuesta a esta cuestión podría tener importantes repercusiones. Si tiene que litigar en el extranjero puede tener que hacer frente a inconveniencias y costes adicionales, por ejemplo, debido a la necesidad de traducir sus declaraciones, de contratar a un abogado en el Estado en el que se desarrolla el procedimiento o de viajar allí para comparecer en las vistas.

Convenio de Lugano

En 1988, los Estados miembros de la Unión Europea y algunos otros Estados celebraron el Convenio de Lugano (en - fr), relativo a la competencia judicial y a la ejecución de resoluciones judiciales en materia civil y mercantil. Actualmente, además de los Estados miembros de la UE, son partes contratantes de ese Convenio Suiza, Noruega, Islandia y Polonia. El Convenio de Lugano ampliaba más allá de los límites de la Unión Europea las normas que determinaban la competencia judicial entre los Estados miembros, fijadas en el Convenio de Bruselas, de 1968, relativo a la competencia judicial y a la ejecución de resoluciones judiciales en materia civil y mercantil. En marzo de 2002, el Convenio de Bruselas de 1968 fue sustituido por el Reglamento (CE) nº 44/2001 del Consejo, relativo a la competencia judicial, el reconocimiento y la ejecución de resoluciones judiciales en materia civil y mercantil. El Reglamento modifica algunas de las disposiciones sobre competencia judicial. Por este motivo, pronto se modificará el Convenio de Lugano para alinearlo plenamente con las normas vigentes en la Unión Europea.

¿Cuáles son los principios fundamentales del Convenio de Lugano en cuanto a la competencia judicial?

En general, el factor que determina la competencia judicial es el domicilio del demandado. Las personas domiciliadas en un Estado contratante, sea cual sea su nacionalidad, serán demandadas ante los órganos jurisdiccionales de ese Estado. Sin embargo, el Convenio contiene varias disposiciones que se apartan de este principio y permiten incoar los procedimientos judiciales en otro Estado contratante distinto de aquél en el que reside el demandado. Los ejemplos más importantes de estas normas especiales se resumen a continuación:

ComienzoComienzo

en asuntos relativos a una obligación contractual, una persona puede ser demandada ante los órganos jurisdiccionales del lugar de cumplimiento de esa obligación. Por ejemplo, el vendedor francés de un camión puede ser demandado en Noruega si es ahí donde debía entregarse el vehículo.
en una demanda por daños y perjuicios, son competentes los órganos jurisdiccionales del lugar en el que se hayan producido esos daños y perjuicios. Así pues, en el caso de un accidente de tráfico sucedido en Suiza entre un turista domiciliado en el Reino Unido y un ciudadano suizo, el demandante suizo puede acudir a los órganos jurisdiccionales suizos. A veces, el lugar donde se produce el acontecimiento que da lugar a responsabilidad penal (por ejemplo, el vertido de sustancias tóxicas en un río en Polonia) y el lugar en el que este hecho ocasiona daños y perjuicios (por ejemplo, daños a plantas regadas en Alemania con el agua del río contaminado) no están situados en el mismo Estado contratante. En tal caso, el demandante puede optar por elegir los órganos jurisdiccionales de uno de esos Estados contratantes.
en materia de alimentos, el acreedor de alimentos puede acudir a los órganos jurisdiccionales del Estado contratante en que él mismo está domiciliado.
en algunas relaciones contractuales que se caracterizan por un marcado desequilibrio de poder entre las partes, como asuntos relativos a contratos de consumo o de seguros, se considera que la parte más débil necesita protección especial. Por regla general, las parte más débil (el consumidor o el asegurado) solamente puede ser demandada en el Estado contratante en el que está domiciliada. Las partes más fuertes (el distribuidor, asegurador), por otra parte, pueden también ser demandadas, a veces bajo ciertas condiciones, en el Estado contratante en el que está domiciliada la parte más débil.
Las normas sobre competencia judicial especial antes citadas constituyen una opción adicional para el demandante, que puede también optar por demandar al demandado ante los órganos jurisdiccionales del Estado contratante en que está domiciliada esta persona. Sin embargo, hay también algunos casos, denominados de competencia judicial exclusiva, en los que no se complementa sino que se sustituye la competencia judicial basada en el domicilio del demandado. Por ejemplo,
en materia relativa a la propiedad o posesión de bienes inmuebles, solamente tienen competencia judicial los órganos jurisdiccionales del Estado contratante en el que están situados los bienes.
en materia de derechos que deben registrarse, como patentes o marcas registradas, son exclusivamente competentes los órganos jurisdiccionales del Estado contratante en el que ha tenido lugar el registro.
en determinadas circunstancias, las partes tienen también la posibilidad de elegir libremente el Estado contratante cuyos órganos jurisdiccionales deban ser competentes. Este acuerdo sobre la elección de tribunal suele dar lugar a la competencia exclusiva de los órganos jurisdiccionales del Estado contratante elegido, a menos que las partes estipulen otra cosa.

Salvo excepciones, el mero hecho de que el demandado comparezca ante el órgano jurisdiccional da lugar a la competencia judicial de los órganos jurisdiccionales de ese Estado contratante, aún en el caso de que no sean de ordinario competentes

ComienzoComienzo

Debe tenerse en cuenta que la descripción anterior de las normas del Convenio sobre la competencia judicial no es ni exhaustiva ni lo suficientemente completa como para permitir una valoración fiable en materia de competencia judicial en un caso determinado.

¿Qué sucede si se incoan procedimientos relativos al mismo litigio en dos Estados contratantes?

Puede suceder que las dos partes de un litigio inicien procedimientos judiciales sobre el mismo asunto en varios Estados contratantes. Por ejemplo, después de un accidente de tráfico entre dos personas que viven en Islandia y Finlandia, respectivamente, podría ocurrir que ambas demandaran al otro por daños y perjuicios en el Estado contratante en el que tiene su domicilio la parte contraria. En tal situación el Reglamento establece básicamente una regla de "orden de llegada". El órgano jurisdiccional ante el que se ha planteado el asunto en último lugar debe suspender su procedimiento y esperar a que el otro órgano jurisdiccional se pronuncie sobre su competencia. Si el órgano jurisdiccional ante el que se planteó el asunto en primer lugar se considera competente, el otro órgano jurisdiccional deberá abandonar el caso. Solamente en caso de que el órgano jurisdiccional ante el que se planteó el asunto en primer lugar llegue a la conclusión de que no es competente, el otro órgano jurisdiccional podrá reanudar su procedimiento.

¿Cómo se determina la competencia judicial internacional entre un Estado miembro de la Unión Europea y un Estado no miembro que no sea signatario del Convenio de Lugano?

Si el demandado está domiciliado en un Estado miembro de la Unión Europea pero el demandante no está domiciliado en otro Estado miembro ni en un Estado contratante del Convenio de Lugano, los órganos jurisdiccionales de los Estados miembros evaluarán su competencia judicial internacional con arreglo a las disposiciones del Reglamento (CE) nº 44/2001 del Consejo, relativo a la competencia judicial, el reconocimiento y la ejecución de resoluciones judiciales en materia civil y mercantil.

Si el demandado está domiciliado fuera del ámbito de aplicación del presente Reglamento y del Convenio de Lugano, el Derecho procesal nacional de cada Estado miembro determinará bajo qué condiciones son competentes sus órganos jurisdiccionales. Para conocer el Derecho procesal sobre competencia judicial internacional de un Estado miembro, pulse la bandera de ese Estado miembro.

Bajo los auspicios de la organización internacional Conferencia de La Haya sobre Derecho internacional privado (en - fr) se está actualmente tratando de negociar un convenio de alcance mundial sobre la competencia judicial internacional y las resoluciones judiciales extranjeras en materia civil y mercantil

Documentos de referencia

  • Convenio de Lugano, de 16 de septiembre de 1988, relativo a la competencia judicial y a la ejecución de resoluciones judiciales en materia civil y mercantil. (en - fr)
  • Convenio de Bruselas, de 1968, relativo a la competencia judicial y a la ejecución de resoluciones judiciales en materia civil y mercantil.
  • Reglamento (CE) nº 44/2001 del Consejo, relativo a la competencia judicial, el reconocimiento y la ejecución de resoluciones judiciales en materia civil y mercantil.

« Competencia de los órganos jurisdiccionales - Información general | Derecho internacional - Información general »

ComienzoComienzo

Última actualización: 29-07-2004

 
  • Derecho comunitario
  • Derecho internacional

  • Bélgica
  • Bulgaria
  • República Checa
  • Dinamarca
  • Alemania
  • Estonia
  • Irlanda
  • Grecia
  • España
  • Francia
  • Italia
  • Chipre
  • Letonia
  • Lituania
  • Luxemburgo
  • Hungría
  • Malta
  • Países Bajos
  • Austria
  • Polonia
  • Portugal
  • Rumania
  • Eslovenia
  • Eslovaquia
  • Finlandia
  • Suecia
  • Reino Unido