Comisión Europea > RJE > Obtención y práctica de pruebas > Italia

Última actualización: 19-04-2007
Versión para imprimir Añadir a los favoritos

Obtención y práctica de pruebas - Italia

 

ÍNDICE

I. La carga de la prueba I.
1.
a) ¿Qué normas regulan la carga de la prueba? a)
b) ¿Existen normas que dispensen la prueba de determinados hechos? ¿Se pueden refutar estas presunciones mediante prueba en contrario? b)
2. ¿Hasta qué punto debe el tribunal estar convencido de un hecho para fundar en él su fallo? 2.
II. La práctica de la prueba II.
3. La práctica de la prueba, ¿debe ser solicitada siempre a instancia de parte o en determinados casos puede hacerse también de oficio? 3.
4.
a) ¿Qué etapas se siguen cuando la prueba es admitida por el Juez? a)
b) ¿En qué casos puede el tribunal rechazar una prueba propuesta por las partes? b)
5.
a) ¿Cuáles son los diferentes medios de prueba? a)
b) ¿Existe alguna diferencia entre la prueba consistente en la audiencia de un testigo o informe oral de un perito, y la presentación de una prueba escrita y el informe escrito del perito? b)
c) Entre los distintos medios de prueba, ¿ hay alguno que tenga mayor fuerza probatoria que los otros? c)
d) Para probar determinados hechos, ¿es obligatorio utilizar determinadas pruebas? d)
6.
a) ¿Están los testigos obligados por ley a declarar? a)
b) ¿En qué casos pueden los testigos negarse a declarar? b)
c) ¿Puede una persona que se niega a declarar ser sancionada u obligada a declarar? c)
d) ¿Hay personas de las que no pueda recabarse declaración? d)
7. ¿Qué papel desempeñan el tribunal y las partes en el interrogatorio del testigo? ¿En qué condiciones puede un testigo ser interrogado utilizando las nuevas tecnologías, como la televisión y la videoconferencia? 7.
III. la valoración de la prueba III.
8. Cuando la prueba no ha sido obtenida legalmente por una de las partes, ¿en qué medida puede el tribunal tenerla en cuenta para adoptar su decisión? 8.
9. ¿Tiene mi declaración valor de prueba si soy parte en el litigio? 9.

 

I. La carga de la prueba

1.

a) ¿Qué normas regulan la carga de la prueba?

(¿Sobre quién recae la carga de la prueba y por qué hechos? ¿Cuáles son las implicaciones si no es posible disipar las dudas sobre un hecho específico?)

Por lo que se refiere a la carga de la prueba, se aplican los principios contenidos en el artículo 2697 del código civil, según los cuales: “quien quiere hacer valer un derecho en un juicio debe probar los hechos que constituyen su fundamento” y “quien alega la ineficacia de tales actos, o alega que el derecho se ha modificado o extinguido, debe probar los hechos en que se basa la excepción”. Así pues, sobre la base de estos principios, el demandante debe probar los hechos constitutivos en que se apoya su demanda, es decir, los hechos que producen jurídicamente los efectos que se invocan. Corresponde en cambio al demandado probar los hechos impeditivos, extintivos o modificativos que pueden implicar la desestimación de la demanda, al neutralizar la pretensión.

Si el demandante no prueba los hechos constitutivos de su derecho, esto provoca la desestimación de su demanda, independientemente de la propuesta o no, por parte del demandado, de excepciones defensivas y de la prueba correspondiente.

El artículo 2698 del código civil decreta la nulidad de cualquier acuerdo destinado a invertir o modificar la carga de la prueba, cuando se refiera a derechos no disponibles o cuando dicho acuerdo tenga por efecto hacer que a una de las partes le resulte excesivamente difícil el ejercicio del derecho.

ComienzoComienzo

La insuficiencia de la prueba se resuelve en un perjuicio para la parte - demandante o demandada - que tiene que demostrar los hechos constitutivos o las excepciones de tales hechos, en el sentido de que esta insuficiencia se equipara a la falta de prueba.

b) ¿Existen normas que dispensen la prueba de determinados hechos? ¿Se pueden refutar estas presunciones mediante prueba en contrario?

La prueba no es necesaria en los siguientes casos:

  1. Cuando la ley determina, en el plano probatorio, los efectos jurídicos de ciertos hechos, o permite al juez remontarse de un hecho conocido a otro ignorado. En el primer caso se habla de presunciones legales que pueden ser de dos tipos: “iuris tantum”, que admiten la prueba en contrario; y “iuris et de iure”, que excluyen la posibilidad de presentar en el juicio la prueba en contrario. En el segundo caso se habla de presunciones simples que se dejan a la estimación prudente del juez, que sólo puede admitirlas si se basan en hechos graves, precisos y concordantes. Por otra parte, las presunciones simples no se admiten en relación con los hechos para los cuales la ley excluye la declaración de testigos.
  2. Para los hechos notorios, es decir, para los hechos que son conocidos por la mayor parte de las personas en el tiempo y en el lugar de la decisión, y sobre cuya existencia no puede por lo tanto albergarse ninguna duda.
  3. Para las máximas empíricas, es decir, los principios lógicos y las nociones de experiencia común de los que es posible inferir criterios generales de valoración o juicio sobre los hechos.
  4. Para los hechos no refutados o admitidos, es decir, para los alegados de forma concordante por ambas partes o admitidos, aunque sea tácitamente, por aquélla de las partes que tendría interés en negarlos.

2. ¿Hasta qué punto debe el tribunal estar convencido de un hecho para fundar en él su fallo?

(¿Debe el tribunal estar plenamente convencido del hecho, o basta con que el hecho sea altamente probable, aunque subsista alguna duda?)

ComienzoComienzo

La decisión del juez, tanto a la hora de estimar la demanda como a la hora de estimar las eventuales excepciones, debe basarse únicamente en hechos plenamente demostrados, bien directamente o con carácter de presunción.

La decisión del juez no puede basarse en hechos no probados, aun cuando estos hechos sean posibles o altamente probables.

II. La práctica de la prueba

3. La práctica de la prueba, ¿debe ser solicitada siempre a instancia de parte o en determinados casos puede hacerse también de oficio?

En nuestro ordenamiento, el principio vigente en materia probatoria es el “principio dispositivo” recogido en el artículo 115, párrafo primero, del codice di procedura civile (Código de Procedimiento Civil, en lo sucesivo c.p.c.), según el cual, el juez, “salvo en los casos previstos por ley”, debe fundamentar su decisión en las pruebas presentadas por las partes. Los hechos inferidos, para poder ser objeto de prueba, deben ser relevantes, de modo que la demostración de su existencia o inexistencia tenga visos de poder influir en la resolución de la causa.

Así pues, a tenor de lo expuesto, el juez no puede normalmente buscar de oficio los medios de prueba que pueden contribuir al conocimiento de los hechos.

Existen no obstante algunas excepciones a este principio, previstas por el c.p.c., y más concretamente por los siguientes artículos:

  • artículo 257: contempla la posibilidad de ordenar de oficio la comparecencia de un testigo al que otro testigo ha hecho referencia;
  • artículo 317: contempla, sólo en los procesos ante el juez de paz (con exclusión, por lo tanto, de los celebrados ante el Tribunal o la Corte de Apelación), la posibilidad de que el juez ordene el examen de testigos si las partes han hecho referencia a personas que pueden conocer los hechos;
  • artículo 118: contempla la posibilidad de ordenar la inspección de personas y cosas;
  • artículo 117: contempla la posibilidad de proceder al interrogatorio informal de las partes;
  • artículo 61 y artículo 191: contemplan la posibilidad de que el juez cuente con asesoramiento técnico

4.

a) ¿Qué etapas se siguen cuando la prueba es admitida por el Juez?

La prueba de los hechos, exigida por una parte, permite a la parte contraria pedir que se pruebe lo contrario. En tal caso, el juez admite ambas peticiones si estima que los hechos alegados en su apoyo son relevantes para la decisión.

ComienzoComienzo

El juez, cuando admite los medios de prueba, procede a su práctica.

Al término de la fase probatoria y una vez adoptadas las medidas previstas por la ley al efecto, la causa queda vista para sentencia.

b) ¿En qué casos puede el tribunal rechazar una prueba propuesta por las partes?

(como en los casos en que la prueba no es adecuada, o accesible, o admisible)

El tribunal rechaza la petición de admisión de prueba cuando dicha prueba no está admitida por la ley (como probar mediante testigos una venta inmobiliaria), o bien cuando los hechos en que se basa la petición no tienen relevancia a los fines de la decisión (como un testimonio sobre un hecho ajeno al hecho que es objeto de litigio).

5.

a) ¿Cuáles son los diferentes medios de prueba?

En el ordenamiento jurídico italiano, los medios de prueba se dividen en documentales y no documentales.

Los primeros abarcan los documentos públicos y los documentos privados. Figuras específicas de documentos privados son el telegrama, los ficheros y archivos domésticos, los libros de contabilidad de las empresas sujetas a registro, las reproducciones mecánicas o electrónicas, las copias de los documentos y los documentos de reconocimiento o de renovación.

Constituyen pruebas no documentales la confesión, la declaración bajo juramento, la prueba testimonial, la inspección y el dictamen de perito.

b) ¿Existe alguna diferencia entre la prueba consistente en la audiencia de un testigo o informe oral de un perito, y la presentación de una prueba escrita y el informe escrito del perito?

La prueba testimonial se admite mediante auto del juez instructor, que obliga al testigo a comparecer para ser interrogado, so pena, en caso de incomparecencia, de medidas coercitivas y de sanciones pecuniarias.

ComienzoComienzo

Esta obligación también se aplica a los peritos nombrados por el juez.

Los peritos redactan un informe escrito si el juez así lo ordena expresamente. El juez puede asimismo limitarse a pedir a los peritos que contesten oralmente a sus preguntas en la vista.

c) Entre los distintos medios de prueba, ¿ hay alguno que tenga mayor fuerza probatoria que los otros?

(como las pruebas escritas frente a los testimonios, o documentos certificados frente a documentos privados)

En nuestro ordenamiento, las pruebas dotadas de mayor eficacia son el documento público, porque contra él sólo se admite la querella por falsedad, y las presunciones “iuris et de iure”, que no admiten prueba en contrario.

d) Para probar determinados hechos, ¿es obligatorio utilizar determinadas pruebas?

(por ejemplo, ¿se precisa una prueba escrita para fundamentar las deudas por encima de una determinada cuantía?)

La ley prevé que ciertos hechos puedan probarse sólo con determinados medios de prueba: a veces sólo mediante documento público y otras veces sólo mediante documento escrito (público o privado).

6.

a) ¿Están los testigos obligados por ley a declarar?

El testigo, como ya se ha dicho, está obligado a declarar, a menos que la ley disponga otra cosa. Están previstas, en efecto, la incapacidad de declarar, la prohibición de declarar y la facultad de abstenerse de declarar.

b) ¿En qué casos pueden los testigos negarse a declarar?

(Como cuando el testigo es un familiar de una de las partes (¿cuál?), o cuando el hecho de declarar podría causar un perjuicio al propio testigo)

ComienzoComienzo

En los casos previstos en el codice di procedura penale (Código de Procedimiento Penal), al que el c.p.c. remite expresamente en sus artículos 199 y 200.

c) ¿Puede una persona que se niega a declarar ser sancionada u obligada a declarar?

Sí, como ya se ha precisado anteriormente.

d) ¿Hay personas de las que no pueda recabarse declaración?

(adultos sin capacidad jurídica, menores, personas que comparten intereses con una de las partes, personas condenadas por determinados delitos, etc.)

Véanse las respuestas a los puntos precedentes.

7. ¿Qué papel desempeñan el tribunal y las partes en el interrogatorio del testigo? ¿En qué condiciones puede un testigo ser interrogado utilizando las nuevas tecnologías, como la televisión y la videoconferencia?

(¿Quién realiza el examen de testigos? ¿Puede el juez formular preguntas al testigo? ¿Está la otra parte autorizada a interrogar al testigo?)

El juez es quien realiza el examen del testigo, dirigiéndole directamente las preguntas sobre los hechos admitidos, así como las eventualmente planteadas, con referencia a esos mismos hechos, por los abogados de las partes en el transcurso del interrogatorio.

La posibilidad de interrogar al testigo mediante tecnologías como la televisión o la videoconferencia no está actualmente permitida en nuestro ordenamiento, que carece de una normativa en este sentido.

III. la valoración de la prueba

8. Cuando la prueba no ha sido obtenida legalmente por una de las partes, ¿en qué medida puede el tribunal tenerla en cuenta para adoptar su decisión?

(como grabaciones ilegales, etc.)

El juez no tiene en cuenta las pruebas que no han sido legalmente pedidas y admitidas.

9. ¿Tiene mi declaración valor de prueba si soy parte en el litigio?

La declaración de una parte no cuenta como prueba a su favor. Sí cuenta en cambio como prueba en su cargo en caso de confesión durante un interrogatorio formal.

« Obtención y práctica de pruebas - Información general | Italia - Información general »

ComienzoComienzo

Última actualización: 19-04-2007

 
  • Derecho comunitario
  • Derecho internacional

  • Bélgica
  • Bulgaria
  • República Checa
  • Dinamarca
  • Alemania
  • Estonia
  • Irlanda
  • Grecia
  • España
  • Francia
  • Italia
  • Chipre
  • Letonia
  • Lituania
  • Luxemburgo
  • Hungría
  • Malta
  • Países Bajos
  • Austria
  • Polonia
  • Portugal
  • Rumania
  • Eslovenia
  • Eslovaquia
  • Finlandia
  • Suecia
  • Reino Unido