Comisión Europea > RJE > Ejecución de las resoluciones judiciales > Derecho comunitario

Última actualización: 26-01-2007
Versión para imprimir Añadir a los favoritos

Ejecución de las resoluciones judiciales - Derecho comunitario

EJN logo

Esta página está obsoleta. Está en curso de actualización y en breve estará disponible en el Portal Europeo de e-Justicia.


"Quiero que se ejecute una resolución en otro Estado miembro."

En este caso, será necesario dirigirse al tribunal competente del Estado miembro donde se solicita la ejecución, para obtener un otorgamiento de ejecución de una sentencia extranjera (exequátur).

El Reglamento (CE) n° 44/2001 del Consejo de 22 de diciembre de 2000 relativo a la competencia judicial, el reconocimiento y la ejecución de resoluciones judiciales en materia civil y mercantil, contiene normas relativas a la ejecución en otro Estado miembro. Este Reglamento, que entró en vigor el 1 de marzo de 2002, simplifica el procedimiento de obtención de un otorgamiento de ejecución de una resolución extranjera en relación con el Convenio de Bruselas de 1968, al que sustituye. El Reglamento es directamente aplicable, lo que significar que cualquiera puede invocarlo ante un tribunal. No se aplica a Dinamarca, donde sigue vigente el Convenio de Bruselas.

El Reglamento establece las siguientes normas:

  • Las resoluciones dictadas en un Estado miembro que allí fueren ejecutorias pueden ejecutarse en otro Estado miembro cuando, a instancia de cualquier persona interesada, se hubiere otorgado su ejecución en este último (o previo registro en el Reino Unido);
  • La solicitud se presentará ante el tribunal competente territorialmente, que será determinado por el domicilio de la parte contra la que se solicitare la ejecución o por el lugar de ejecución;
  • El otorgamiento de la ejecución de una resolución judicial está sometido a determinadas formalidades y deberá ser notificado a la otra parte, que sólo podrá impugnarlo mediante recurso judicial;
  • Podrá denegarse el reconocimiento de una resolución extranjera, si este reconocimiento fuere contrario al orden público o irreconciliable con una resolución anterior, o cuando el escrito que incoe el procedimiento no haya sido notificado dentro de plazo o la otra parte no comparezca.

Aunque este procedimiento parezca relativamente sencillo, el Reglamento no suprime todos los obstáculos a la libre circulación de decisiones de justicia en la Unión Europea y mantiene medidas intermedias aún demasiado restrictivas.

ComienzoComienzo

En octubre de 1999 el Consejo Europeo pidió en Tampere que se redujeran aún más las medidas intermedias requeridas para ejecutar las resoluciones judiciales extranjeras. En noviembre de 2000, el Consejo adoptó un programa de medidas para el reconocimiento mutuo de las resoluciones en materia civil y mercantil. El objetivo era suprimir cualquier trámite para hacer ejecutoria una resolución en materia civil y mercantil. Se decidió proceder gradualmente, empezando con un proyecto piloto muy específico: la supresión del exequátur para los créditos no impugnados.

El 21 de abril de 2004 se adoptó el Reglamento nº 805/2004 del Parlamento Europeo y del Consejo por el que se establece un título ejecutivo europeo para créditos no impugnados. Dispensa, bajo determinadas condiciones, todas los trámites intermedios en los Estados miembros donde se solicita la ejecución necesarios hasta ahora para las resoluciones dictadas en otro Estado miembro en ausencia comprobable de disputa sobre la naturaleza o alcance de la deuda. Estas condiciones se refieren principalmente a la notificación de documentos en caso de resoluciones en rebeldía. La supresión del exequátur permitirá a los acreedores obtener una ejecución rápida y eficaz en el extranjero, sin la participación de los tribunales del Estado miembro en el que se solicita la ejecución y sin los consiguientes retrasos y gastos.

El 15 de marzo de 2005, la Comisión Europea adoptó una Propuesta de Reglamento del Parlamento Europeo y del Consejo por el que se establece un proceso europeo de escasa cuantía. El objetivo de la propuesta es simplificar, acelerar y reducir los costes de los litigios de escasa cuantía mediante el establecimiento de un proceso europeo de escasa cuantía que esté disponible para los litigantes como alternativa a los procedimientos existentes en los ordenamientos de los Estados miembros, que no se verán afectados. Por otra parte, la propuesta suprimirá las medidas intermedias que aún se requieren para permitir el reconocimiento y ejecución de una resolución. Una resolución dictada en un proceso europeo de escasa cuantía se reconocerá y ejecutará en otro Estado miembro sin necesidad de obtener el otorgamiento de la ejecución y sin posibilidad alguna de oponerse a su reconocimiento.

ComienzoComienzo

No hay disposiciones comunitarias sobre la ejecución como tal. Sin embargo, el mencionado Programa de reconocimiento mutuo prevé una serie de medidas destinadas a reforzar los efectos en el Estado requerido de las resoluciones dictadas en el Estado de origen. Se trata de:

Documentos de referencia

« Ejecución de las resoluciones judiciales - Información general | Derecho comunitario - Información general »

ComienzoComienzo

Última actualización: 26-01-2007

 
  • Derecho comunitario
  • Derecho internacional

  • Bélgica
  • Bulgaria
  • República Checa
  • Dinamarca
  • Alemania
  • Estonia
  • Irlanda
  • Grecia
  • España
  • Francia
  • Italia
  • Chipre
  • Letonia
  • Lituania
  • Luxemburgo
  • Hungría
  • Malta
  • Países Bajos
  • Austria
  • Polonia
  • Portugal
  • Rumania
  • Eslovenia
  • Eslovaquia
  • Finlandia
  • Suecia
  • Reino Unido