Comisión Europea > RJE > Divorcio > Portugal

Última actualización: 03-08-2007
Versión para imprimir Añadir a los favoritos

Divorcio - Portugal

EJN logo

Esta página está obsoleta. La versión en lengua original se ha actualizado y se ha trasladado al Portal Europeo de e-Justicia.


 

ÍNDICE

1. ¿Cuáles son las condiciones para obtener el divorcio? 1.
2. ¿Cuáles son las causas del divorcio? 2.
3. ¿Cuáles son los efectos jurídicos del divorcio sobre: 3.
a) a relación personal entre los cónyuges a)
b) El reparto de los bienes entre los cónyuges b)
c) Los hijos menores del matrimonio c)
d) La obligación de prestar alimentos al otro cónyuge d)
4. ¿Qué significa, en la práctica, la separación judicial de personas y bienes? 4.
5. ¿Cuáles son las causas de separación? 5.
6. ¿Qué efectos jurídicos conlleva la separación? ¿Puede convertirse en divorcio? ¿Es la separación una condición necesaria para obtener el divorcio? 6.
7. ¿Qué significa, en la práctica, la "anulación del matrimonio"? 7.
8. ¿Cuáles son las causas que dan lugar a la nulidad del matrimonio? 8.
9. ¿Cuáles son los efectos jurídicos de la anulación del matrimonio? 9.
10. ¿Hay medios alternativos extrajudiciales para resolver las cuestiones relativas al divorcio? 10.
11. ¿Dónde debo presentar mi demanda de divorcio/separación/anulación? ¿Qué formalidades hay que respetar y qué documentos deben adjuntarse a la demanda? 11.
12. ¿Puedo recibir asistencia jurídica gratuita que cubra los gastos del procedimiento? 12.
13. ¿Puede apelarse la sentencia de divorcio/separación/nulidad? 13.
14. ¿Qué hay que hacer para reconocer una sentencia de divorcio/separación/nulidad dictada por un tribunal de otro Estado miembro? 14.
15. ¿A qué tribunal debo acudir para oponerme al reconocimiento de una decisión de divorcio/separación judicial/nulidad dictada por un tribunal de otro Estado miembro? 15.
16. ¿Qué ley se aplica en el procedimiento de divorcio de dos cónyuges que no residen en España o que tienen diferentes nacionalidades? 16.

 

1. ¿Cuáles son las condiciones para obtener el divorcio?

En Portugal, el divorcio puede obtenerse por mutuo consentimiento o por vía judicial.

La primera modalidad presupone el acuerdo entre los dos miembros del matrimonio sobre la disolución del vínculo matrimonial, la prestación de alimentos al cónyuge que lo necesite, el ejercicio de la patria potestad sobre los hijos menores, la atribución de la vivienda familiar y el régimen económico que regirá, durante el período de tramitación del procedimiento, la mencionada prestación de alimentos, el referido ejercicio de la patria potestad y la asignación de la vivienda.

El divorcio por vía judicial lo solicita al tribunal uno de los cónyuges contra el otro y supone la posibilidad de alegar una violación culposa de las obligaciones conyugales que, por su gravedad o reiteración, puede poner en peligro la vida en común. Al examinar la gravedad de los hechos alegados, el tribunal debe tener en cuenta, en particular, la culpa que pueda imputarse al demandante y el grado de educación y sensibilidad moral de los miembros del matrimonio.

2. ¿Cuáles son las causas del divorcio?

En el caso de divorcio por mutuo consentimiento, los cónyuges no tienen que revelar la causa de la demanda de divorcio.

El divorcio por vía judicial lo puede solicitar uno de los cónyuges si el otro ha incumplido, tal como se ha indicado en la respuesta anterior, las obligaciones conyugales de respeto (con palabras o actos que atenten contra el honor, la reputación, la consideración social, la dignidad, el amor propio, la sensibilidad o la susceptibilidad personal del otro cónyuge) , fidelidad (cometiendo adulterio e incumpliendo, por tanto, la obligación de dedicación exclusiva y sincera al otro) , convivencia (abandonando el domicilio conyugal) , cooperación (incumpliendo la obligación de asistencia y auxilio y de asumir las responsabilidad inherentes a la vida de familia) y asistencia (no cumpliendo la obligación de prestar alimentos y de contribuir a las cargas inherentes a la vida diaria familiar).

ComienzoComienzo

Sin embargo, el cónyuge no puede obtener el divorcio:

  1. si ha inducido al otro a cometer la falta indicada como fundamento de la demanda de divorcio o si ha creado, intencionadamente, las condiciones propicias para la comisión de dicha falta;
  2. si ha manifestado, con su comportamiento posterior, especialmente por el perdón expreso o tácito, que no considera que el acto cometido sea un obstáculo para la convivencia.

También son causas de divorcio por vía judicial:

  1. la separación de hecho durante tres años consecutivos;
  2. la separación de hecho durante un año, si uno de los cónyuges demanda el divorcio y el otro cónyuge no se opone;
  3. la alteración de las facultades mentales de un cónyuge cuando dure más de tres años y, por su gravedad, pueda poner en peligro la convivencia;
  4. la ausencia, sin noticias del ausente, durante al menos dos años.

Se entiende que existe separación de hecho, a los fines mencionados, cuando no subsiste ninguna vida en común entre los cónyuges y cuando uno o ambos cónyuges no tienen intención de reanudarla.

3. ¿Cuáles son los efectos jurídicos del divorcio sobre:

a) a relación personal entre los cónyuges

El divorcio disuelve el matrimonio y, jurídicamente, tiene los mismos efectos que la disolución por fallecimiento, con las excepciones previstas en la ley.

Cesan, pues, las obligaciones mencionadas en la respuesta a la pregunta anterior.

A pesar del divorcio, uno de los miembros de la pareja puede conservar los apellidos que haya adoptado del otro, siempre que éste dé su consentimiento o lo autorice el tribunal, considerando los motivos invocados. El ex-cónyuge puede dar su consentimiento por acto notarial, declaración formulada en juicio (constatación escrita, en el procedimiento, de la voluntad manifestada por la parte) o declaración ante el funcionario del registro civil. La demanda de autorización judicial para el uso de los apellidos del ex-cónyuge puede resolverse en el marco del procedimiento de divorcio o en un procedimiento separado, incluso después de haberse concedido el divorcio.

ComienzoComienzo

b) El reparto de los bienes entre los cónyuges

El cónyuge declarado único o principal responsable del divorcio y, asimismo, el cónyuge que haya solicitado el divorcio aduciendo la alteración de las facultades mentales del otro cónyuge, debe reparar los daños no materiales causados al cónyuge por la disolución del matrimonio. La petición de una indemnización se incluirá en la propia acción del divorcio.

Los efectos del divorcio, en lo que respecta a las relaciones patrimoniales de los cónyuges, se calculan retroactivamente desde la fecha de interposición de la demanda.

Los efectos patrimoniales del divorcio sólo afectarán a terceros desde la fecha de registro de la sentencia.

En la partición, el cónyuge declarado único o principal responsable no podrá recibir más de lo que habría recibido si el matrimonio se hubiese celebrado en régimen de comunidad de bienes (régimen en virtud del cual se consideran bienes comunes de los cónyuges los bienes que cada uno de ellos poseía en el momento del matrimonio, los que se adquieren después del matrimonio, por sucesión o donación, y los adquiridos durante el matrimonio, en virtud de un derecho individual anterior; también entran en la comunidad de bienes el producto del trabajo de los cónyuges y los bienes adquiridos durante el matrimonio.)

El cónyuge declarado único o principal responsable pierde todas las ventajas recibidas o que deba recibir del otro cónyuge o de un tercero en razón del matrimonio o en consideración del estado de casado, con independencia de que se hayan estipulado antes o después de la celebración del matrimonio. El cónyuge inocente o que no sea el principal responsable conservará todas las ventajas recibidas o que deba recibir del otro cónyuge o de un tercero, aunque hayan sido estipuladas con cláusula de reciprocidad; puede renunciar a estos beneficios mediante una declaración unilateral de voluntad, pero si el matrimonio tiene hijos, la renuncia sólo está permitida en beneficio de éstos.

ComienzoComienzo

El tribunal, a instancia de parte, puede dar en arrendamiento a cualquiera de los cónyuges la vivienda familiar, con independencia de que sea común o propiedad del otro, considerando, en particular, las necesidades de cada uno de los cónyuges y el interés de los hijos.

El referido arrendamiento queda sujeto a las normas de arrendamiento de viviendas, si bien el tribunal puede definir las condiciones del contrato, oídos los cónyuges, y poner fin al arrendamiento a petición del propietario cuando las circunstancias que se produzcan posteriormente lo justifiquen.

c) Los hijos menores del matrimonio

En caso de divorcio, separación, declaración de nulidad o anulación del matrimonio, el destino del hijo, las obligaciones de alimentos debidos a éste y la forma de prestarlos se regularán por acuerdo entre los padres, que deberá ser reconocido por el tribunal (o por el Conservador del Registo Civil en caso de separación o divorcio por acuerdo mutuo).

En caso de desacuerdo, el tribunal decidirá en función de los intereses del menor, incluido el de mantener una relación muy próxima con el progenitor a quien no haya sido confiado. La custodia se puede conceder a cualquiera de los padres, a un tercero o a un establecimiento de reeducación o asistencia.

Para más información, véase la página «Responsabilidad parental - Portugal».

d) La obligación de prestar alimentos al otro cónyuge

En la separación, se mantiene el derecho a alimentos.

ComienzoComienzo

El divorcio tampoco extingue automáticamente este derecho.

Tiene derecho a alimentos, en caso de divorcio:

  1. el cónyuge no considerado responsable o, cuando ambos sean responsables, no considerado el principal responsable en la sentencia de divorcio, si éste hubiera sido el resultado del incumplimiento de los deberes conyugales (en los casos en que el incumplimiento, por su gravedad o reiteración, ponga en peligro la convivencia) , en caso de separación de hecho durante tres años consecutivos o de separación de hecho durante un año si el divorcio es solicitado por uno de los cónyuges sin oposición del otro;
  2. el cónyuge responsable, si el divorcio se ha concedido como resultado de una alteración grave de las facultades mentales del otro cónyuge que pueda poner en peligro la convivencia, desde hace más de tres años;
  3. cualquiera de los cónyuges, si el divorcio se ha resuelto por mutuo consentimiento o si, tratándose de divorcio por vía judicial, los dos son declarados igualmente responsables.

Excepcionalmente, el tribunal, por motivos de equidad, puede conceder el derecho de alimentos al cónyuge que no tendría derecho a ellos habida cuenta la duración del matrimonio y su aportación a la economía familiar.

Para fijar la cuantía de los alimentos, el tribunal debe tener en cuenta la edad y el estado de salud de los cónyuges, sus cualificaciones profesionales y posibilidades de acceso a un empleo, el tiempo que tendrán que dedicar, eventualmente, a educar a los hijos comunes, sus ingresos y rentas y, en general, todas las circunstancias que influyan en las necesidades del beneficiario de los alimentos y en los medios del que los presta.

ComienzoComienzo

Este régimen también se aplica a la separación judicial.

Si el matrimonio se anula o se declara su nulidad, el cónyuge de buena fe mantiene el derecho a alimentos una vez la resolución ha adquirido fuerza de cosa juzgada (momento a partir del cual la decisión no puede ser recurrida) o tras la inscripción de la decisión correspondiente (anotación del hecho en el asiento del registro matrimonial).

El derecho a alimentos se pierde si el beneficiario contrae un nuevo matrimonio o si demuestra ser indigno por su comportamiento moral.

4. ¿Qué significa, en la práctica, la separación judicial de personas y bienes?

La separación judicial no disuelve el vínculo matrimonial pero suprime los deberes de convivencia y asistencia, sin perjuicio del derecho a alimentos.

En lo que respecta a los bienes, la separación produce los mismos efectos que la disolución del matrimonio.

La separación judicial termina por la reconciliación de los cónyuges o por la disolución del matrimonio.

Los cónyuges pueden, en todo momento, reanudar la convivencia y el ejercicio pleno de los derechos y deberes conyugales. La reconciliación puede producirse a través de un acto del proceso de separación (texto escrito incluido en el proceso por un funcionario judicial, mediante manifestación de voluntad de las partes) o por escritura pública, y está sujeta a homologación judicial. La sentencia debe registrarse a iniciativa del tribunal. Cuando el procedimiento tiene lugar en la Conservatória do Registo Civil, la reconciliación se produce durante el proceso de separación y está sujeta a homologación del Conservador. La decisión ha de quedar registrada a iniciativa del servicio. La reconciliación surte efectos a partir de su homologación.

ComienzoComienzo

Transcurridos dos años desde que la decisión de separación, por consentimiento mutuo o por vía judicial, adquirió fuerza de cosa juzgada sin que los cónyuges se hayan reconciliado, cualquiera de ellos puede solicitar la conversión de la separación en divorcio. Cuando la conversión es por mutuo acuerdo, sin que los cónyuges se hayan reconciliado, cualquiera de ellos puede solicitar que la separación se convierta en divorcio. Si la conversión la solicitan ambos cónyuges, no es necesario que transcurra el plazo referido. La conversión puede ser solicitada por cualquiera de los cónyuges, independientemente del plazo señalado, si el otro comete adulterio después de la separación. La sentencia que convierte la separación en divorcio no puede modificar lo que se haya decidido sobre la culpa de los cónyuges en el procedimiento de separación.

Las disposiciones relativas al divorcio son aplicables a la separación, con las necesarias adaptaciones.

5. ¿Cuáles son las causas de separación?

Los motivos de separación judicial son los mismos que los del divorcio por vía judicial.

6. ¿Qué efectos jurídicos conlleva la separación? ¿Puede convertirse en divorcio? ¿Es la separación una condición necesaria para obtener el divorcio?

Como se indica en la respuesta a la pregunta anterior, la separación judicial supone la extinción de los deberes de convivencia y asistencia, sin perjuicio del derecho a alimentos y, en lo que respecta a los bienes, surte los mismos efectos que la disolución del matrimonio. Cada uno de los cónyuge conserva los apellidos que ha adoptado del otro cónyuge.

ComienzoComienzo

La separación judicial puede convertirse en divorcio, aunque no constituye una condición ni una fase del procedimiento de divorcio.

La separación judicial termina con la reconciliación de los cónyuges o la disolución del matrimonio.

7. ¿Qué significa, en la práctica, la "anulación del matrimonio"?

la “anulación del matrimonioâ€� significa la supresión de los efectos jurídicos del matrimonio por adolecer éste de un vicio.

8. ¿Cuáles son las causas que dan lugar a la nulidad del matrimonio?

Puede anularse el matrimonio contraído:

  1. por personas menores de 16 años;
  2. por personas declaradas dementes (aunque tengan periodos lúcidos) ;
  3. por un ciudadano inhabilitado o impedido por anomalía psíquica;
  4. por una persona vinculada a un matrimonio anterior no disuelto, aunque el acto no se haya inscrito en el registro civil;
  5. por personas que tienen una relación de parentesco en línea directa (situación en la que uno de los cónyuges desciende del otro) ;
  6. por hermanos y hermanas entre sí o por suegros/suegras y yernos/nueras;

También puede anularse el matrimonio celebrado:

  1. por una persona condenada por ser autora o cómplice de homicidio voluntario del cónyuge del otro, aunque el homicidio no se haya consumado;
  2. sin consentimiento o con vicio de consentimiento debido a error o coacción por parte de uno o ambos cónyuges;
  3. sin la presencia de testigos, cuando la ley los exija.

9. ¿Cuáles son los efectos jurídicos de la anulación del matrimonio?

Una vez anulado el matrimonio, cesan los deberes de convivencia, fidelidad, respeto, cooperación y asistencia

ComienzoComienzo

La situación jurídica de los inicialmente unidos por el vínculo matrimonial anulado debe restablecerse, en la medida de lo posible, tal como era antes del acto viciado.

Sin embargo, la anulabilidad no es alegable a ningún efecto, judicial o extrajudicial, si no ha sido reconocida por sentencia en el marco de una acción especialmente dirigida a ese fin.

10. ¿Hay medios alternativos extrajudiciales para resolver las cuestiones relativas al divorcio?

Sí. El divorcio por mutuo consentimiento se solicita a la Conservatória do Registo Civil, salvo en las situaciones derivadas de un acuerdo obtenido en el marco de un proceso judicial de divorcio.

11. ¿Dónde debo presentar mi demanda de divorcio/separación/anulación? ¿Qué formalidades hay que respetar y qué documentos deben adjuntarse a la demanda?

La separación y el divorcio por mutuo consentimiento se solicitan a la Conservatoria do Registo Civil correspondiente a la residencia de uno de los cónyuges o a la residencia que éstos designen expresamente.

Las otras demandas se presentarán ante el juzgado de familia o, de no existir éste, al juzgado comarcal competente en el territorio. La competencia territorial se define en función del domicilio o residencia del actor (el que entabla la acción).

El divorcio por vía judicial comienza con una demanda inicial en la que se refieren los hechos que se considera que justifican la disolución del vínculo matrimonial. Pueden aportarse, obviamente, medios de prueba. Los certificados de las partidas de registro del matrimonio y de nacimiento de los hijos comunes deberán adjuntarse a la demanda.

ComienzoComienzo

Es obligatoria la representación por abogado.

Recibida la demanda inicial, el juez fija la fecha para un intento de reconciliación entre los cónyuges, del que puede resultar:

  1. la reconciliación de los cónyuges (en cuyo caso concluye el procedimiento) ;
  2. la conversión del divorcio judicial en divorcio por consentimiento de ambas partes (se sigue el procedimiento de consentimiento mutuo) y
  3. la no reconciliación (prosigue el procedimiento por vía judicial - también en este caso, el juez procurará obtener el acuerdo de los cónyuges sobre la obligación de alimentos, la regulación del ejercicio de la patria potestad respecto de los hijos y la asignación de la vivienda familiar mientras dure el procedimiento).

Si el procedimiento de divorcio prosigue por vía judicial, el cónyuge contra el que se ha interpuesto la demanda dispone de un plazo de 30 días para contestar por escrito.

Este procedimiento incluye una audiencia sobre el fondo en la que se presentarán las pruebas indicadas y terminará, en primera instancia, con la sentencia dictada por el juez.

El procedimiento de divorcio por consentimiento de ambas partes se inicia con la presentación, en la Conservatoria do Registo Civil, de una demanda firmada por los dos cónyuges o sus procuradores. La demanda debe ir acompañada de un extracto integral del acto de matrimonio registrado, de una relación detallada de los bienes comunes y sus respectivos valores, de una copia de la resolución judicial que regule el ejercicio de la patria potestad en relación con los hijos menores, si los hubiere; del acuerdo sobre la prestación de alimentos al cónyuge que los necesite, un certificado de las capitulaciones matrimoniales, si las hubiere, y del acuerdo sobre el destino de la asignación de la vivienda familiar. En el caso de que no se deduzca otra cosa de los documentos presentados, se entiende que los acuerdos son válidos tanto durante el procedimiento como en periodo posterior.

ComienzoComienzo

A tales documentos se adjuntará el acuerdo sobre el ejercicio de la patria potestad, cuando existan hijos menores y esta cuestión no se haya regulado anteriormente por decisión judicial.

Recibida la demanda de divorcio por consentimiento mutuo, el Conservador convoca a las partes a una entrevista en la que intenta la reconciliación. Si los cónyuges mantienen el propósito de divorciarse, se establecen las condiciones y se pronuncia el divorcio, que a continuación se inscribe en el registro.

Cuando se presenta un acuerdo sobre el ejercicio de la patria potestad en relación con hijos menores, el procedimiento se remite al fiscal del tribunal de primera instancia competente de la circunscripción a la que pertenezca el registro, antes de fijar la fecha para la entrevista, para que éste se pronuncie sobre el acuerdo en el plazo de 30 días. En el caso de que el ministerio fiscal considere que el acuerdo no protege debidamente los intereses de los menores, los solicitantes podrán modificarlo en consecuencia o presentar un nuevo acuerdo, y en este último caso, lo enviarán al fiscal para su aprobación. Si el fiscal considera que el acuerdo protege debidamente los intereses de los menores o si los cónyuges han modificado el acuerdo en los términos indicados por el ministerio fiscal, se pronunciará el divorcio. En aquellos casos en que los solicitantes no observen las modificaciones indicadas por el ministerio fiscal y mantengan el propósito de divorciarse, el procedimiento será remitido al juzgado comarcal al que pertenezca la Conservatória.

En relación con la acción de anulación del matrimonio, también es obligatoria la representación por un abogado.

ComienzoComienzo

Esta acción se inicia con la presentación de una demanda inicial, en el marco de la cual, en forma de artículos, se identifican las partes, se describen los hechos relevantes y se expone la demanda.

La legitimación para interponer dicha acción depende del fundamento de la demanda.

Para interponer una acción de nulidad basada en la celebración del matrimonio por una persona menor de dieciséis años, demencia notoria, prohibición o incapacitación por anomalía psíquica, matrimonio anterior no disuelto, parentesco en línea recta, parentesco en segundo grado en línea colateral, afinidad en línea directa o condena anterior de uno de los cónyuges, están legitimados los cónyuges o los parientes de los mismos en línea recta o hasta el cuarto grado en línea colateral, así como los herederos y los hijos adoptados por los cónyuges, y el ministerio fiscal. Además de estas personas, también pueden proseguir o interponer la acción de nulidad el tutor o curador, en caso de minoría de edad, prohibición o incapacitación por anomalía psíquica, y el primer cónyuge del infractor, en caso de bigamia.

La anulación por simulación puede ser solicitada por los propios cónyuges o por cualquier persona perjudicada por el matrimonio. En los demás casos de matrimonio sin consentimiento, la acción de anulación sólo puede ser interpuesta por el cónyuge que no haya dado su consentimiento para la celebración del matrimonio. No obstante, los padres, los parientes políticos directos, los herederos y los hijos adoptados pueden proseguir el procedimiento en caso de fallecimiento del actor durante la tramitación de la causa.

La acción de anulación basada en un vicio de consentimiento sólo puede ser interpuesta por el cónyuge víctima del error o la coacción, y en caso de fallecimiento del autor durante la tramitación de la causa, la podrán proseguir sus padres, los parientes políticos directos, los herederos y los hijos adoptados.

ComienzoComienzo

La acción de anulación por falta de testigos sólo puede ser iniciada por el ministerio fiscal.

La acción de anulación basada en la celebración del matrimonio por una persona menor de dieciséis años, demencia notoria, prohibición o incapacitación por anomalía psíquica, matrimonio anterior no disuelto, parentesco en línea recta, parentesco de segundo grado en línea colateral, afinidad en línea directa o condena anterior de uno de los dos contrayentes, se deberá interponer:

  1. en los casos de minoría de edad, prohibición o incapacitación por anomalía psíquica o demencia notoria, si es interpuesta por la propia persona incapaz, hasta seis meses después de haber alcanzado la mayoría de edad, de haberle sido retirada la prohibición o la incapacitación o del fin de la demencia; cuando la interpone otra persona, en los tres años siguientes a la celebración del matrimonio, pero nunca después de haber alcanzado la mayoría de edad, de la retirada de la incapacitación o del cese de la demencia;
  2. En caso de condena por homicidio contra el cónyuge del otro contrayente, en el plazo de tres años a partir de la celebración del matrimonio;
  3. En los demás casos, hasta seis meses después de la disolución del matrimonio. El ministerio fiscal sólo podrá interponer la acción antes de la disolución del matrimonio. No se podrá interponer ni proseguir una acción de nulidad basada en la existencia de un matrimonio anterior no disuelto mientras esté pendiente la acción de declaración de nulidad o anulación del primer matrimonio del bígamo.

La acción de anulación por falta de consentimiento de uno o de ambos contrayentes sólo se puede interponer en los tres años siguientes a la celebración del matrimonio o, si el demandante ignoraba la existencia del matrimonio, dentro de los seis meses siguientes a la fecha en que haya tenido conocimiento de ello.

ComienzoComienzo

La acción de nulidad basada en un vicio de consentimiento caduca si no se interpone en los seis meses siguientes al cese del vicio.

La acción de nulidad por falta de testigos sólo se podrá interponer en el año siguiente a la celebración del matrimonio.

La acción de la demanda inicial deberá ir acompañada del certificado de matrimonio y, eventualmente (si la edad fuera el fundamento de la demanda) , de la partida de nacimiento del contrayente de que se trate.

Esta acción deja siempre a la parte contraria la posibilidad de presentar un escrito de oposición. En el curso del procedimiento, se definirán los hechos que deberán considerarse en la sentencia y tendrá lugar una fase de instrucción, en la que se presentarán las pruebas que se someterán al principio de contradicción. Durante el proceso se celebrará una audiencia sobre cuestiones de fondo y se pronunciará la decisión final.

12. ¿Puedo recibir asistencia jurídica gratuita que cubra los gastos del procedimiento?

Sí, el régimen de asistencia judicial se aplica en todos los juzgados y tribunales, independientemente del procedimiento.

Si desea obtener más detalles, consulte la ficha Asistencia jurídica – Portugalâ€�.

13. ¿Puede apelarse la sentencia de divorcio/separación/nulidad?

Sí. En el marco de estas acciones, siempre es posible recurrir al Tribunal Supremo.

14. ¿Qué hay que hacer para reconocer una sentencia de divorcio/separación/nulidad dictada por un tribunal de otro Estado miembro?

Si la decisión en cuestión ha sido dictada en un Estado de la Unión Europea distinto de Dinamarca, dicha decisión será reconocida en los demás Estados miembros sin necesidad de aplicar ningún procedimiento. En particular, no se requiere ningún procedimiento para la actualización de los actos registrados en el registro civil de un Estado miembro en función de una decisión dictada en otro Estado miembro en materia de divorcio, separación o anulación que no sea recurrible según la legislación de este Estado miembro. De invocarse a título incidental el reconocimiento de una decisión ante un tribunal de un Estado miembro, éste será competente para estudiarlo.

ComienzoComienzo

Cualquier parte interesada podrá solicitar el reconocimiento de la decisión.

La parte que solicite una declaración que confirme el carácter ejecutorio de una decisión deberá presentar: a) una copia de la decisión que cumpla los requisitos necesarios de autenticidad; y b) un certificado expedido de acuerdo con el formulario previsto en el Reglamento (CE) nº 1347/2000, de 30. 06 (anexo IV).

Si la decisión se ha dictado en Dinamarca, se aplica al procedimiento especial de revisión de sentencia extranjera.

En la tramitación de este procedimiento, la demanda inicial debe presentarse junto con el documento en el que conste la decisión a examinar, y se citará a la parte contraria, en un plazo de 15 días, para que presente su escrito de oposición. El demandante podrá responder en los 10 días siguientes a la notificación de la presentación del escrito de oposición. Completados los trámites y realizadas las diligencias que el instructor (juez que dirige el proceso) considere indispensables, se transmitirá el examen del procedimiento a las partes y al ministerio fiscal, para que presenten sus alegaciones en un período de 15 días cada uno.

Para que la sentencia sea firme es necesario:

  1. que no existan dudas sobre la autenticidad del documento en el que conste la sentencia ni sobre la interpretación de la misma;
  2. que se haya dictado según las leyes del país en la que se emitió;
  3. que haya sido dictada por un tribunal extranjero cuya competencia haya sido establecida por ley y que no trate de una materia de competencia exclusiva de los tribunales portugueses;
  4. que no pueda invocarse la excepción de litispendencia o de cosa juzgada por motivos relativos a un tribunal portugués, excepto si ha sido el tribunal extranjero el que ha informado a la jurisdicción;
  5. que el demandado haya sido citado de forma regular en el proceso, en las condiciones previstas por la ley del país del tribunal o del juzgado de origen y que, en el proceso, se cumplan los principios de contradicción y de igualdad entre las partes;
  6. que no contenga ninguna decisión cuyo reconocimiento conduzca a un resultado manifiestamente incompatible con los principios de orden público internacional del Estado portugués.

15. ¿A qué tribunal debo acudir para oponerme al reconocimiento de una decisión de divorcio/separación judicial/nulidad dictada por un tribunal de otro Estado miembro?

En los Estados pertenecientes a la Unión Europea, con excepción de Dinamarca, si la parte interesada opta por solicitar el reconocimiento de una decisión de divorcio, separación o nulidad, la demanda se deberá presentar en el juzgado de familia o, en las zonas donde no exista, en el juzgado comarcal.

El tribunal territorialmente competente se determina según las leyes internas del Estado miembro en el que se presenta la demanda de reconocimiento.

Si la decisión se ha dictado en Dinamarca, el tribunal competente para su revisión será la audiencia del distrito judicial en que esté domiciliada la persona contra quien se pretende hacer valer la decisión (Coimbra, Evora, Guimarães, Lisboa y Oporto).

16. ¿Qué ley se aplica en el procedimiento de divorcio de dos cónyuges que no residen en España o que tienen diferentes nacionalidades?

En los casos de divorcio y separación, se aplica la legislación nacional común. Si no son de la misma nacionalidad, se aplica la legislación de su residencia habitual común y, en su defecto, la legislación del país al que esté más estrechamente vinculada la vida familiar.

Sin embargo, si durante el matrimonio cambia la legislación competente, el divorcio o la separación sólo podrán fundamentarse en un hecho relevante que se haya producido durante su realización.

Información complementaria

Para más información, pueden consultarse las siguientes direcciones de internet:

« Divorcio - Información general | Portugal - Información general »

ComienzoComienzo

Última actualización: 03-08-2007

 
  • Derecho comunitario
  • Derecho internacional

  • Bélgica
  • Bulgaria
  • República Checa
  • Dinamarca
  • Alemania
  • Estonia
  • Irlanda
  • Grecia
  • España
  • Francia
  • Italia
  • Chipre
  • Letonia
  • Lituania
  • Luxemburgo
  • Hungría
  • Malta
  • Países Bajos
  • Austria
  • Polonia
  • Portugal
  • Rumania
  • Eslovenia
  • Eslovaquia
  • Finlandia
  • Suecia
  • Reino Unido