Comisión Europea > RJE > Divorcio > Bélgica

Última actualización: 05-01-2007
Versión para imprimir Añadir a los favoritos

Divorcio - Bélgica

EJN logo

Esta página está obsoleta. La versión en lengua original se ha actualizado y se ha trasladado al Portal Europeo de e-Justicia.


 

ÍNDICE

1. ¿Cuáles son los requisitos para obtener el divorcio? 1.
2. ¿Cuáles son las causas de divorcio? 2.
3. ¿Cuáles son los efectos jurídicos del divorcio sobre las relaciones personales entre los cónyuges, el reparto de los bienes entre los cónyuges, los hijos menores de edad del matrimonio y la obligación de alimentos frente al otro cónyuge?

a) Las relaciones personales.

b) El reparto de bienes.

c) Los hijos menores de los esposos. (Responsabilidad parental - Bélgica)

d) La obligación de pagar una pensión alimenticia al otro cónyuge. (Obligación de alimentos - Bélgica3.

4. ¿Qué significa el concepto de separación legal en la práctica? 4.
5. ¿Cuáles son las causas de separación legal? 5.
6. ¿Cuáles son los efectos jurídicos de la separación legal? 6.
7. ¿Qué significa en la práctica el concepto de anulación de matrimonio? 7.
8. ¿Cuáles son las causas motivos de anulación del matrimonio? 8.
9. ¿Cuáles son los efectos jurídicos de la anulación del matrimonio? 9.
10. ¿Hay medios alternativos extrajudiciales para solucionar las cuestiones relativas al divorcio? 10.
11. ¿Dónde debo presentar mi demanda de divorcio, separación legal o anulación del matrimonio? ¿Qué trámites se requieren y qué documentos deben adjuntarse a la demanda? 11.
12. ¿Puedo obtener asistencia jurídica gratuita? 12.
13. ¿Se puede recurrir una resolución de divorcio, separación legal o anulación del matrimonio? 13.
14. ¿Qué debo hacer para que se reconozca en Bélgica una resolución judicial de divorcio, separación legal o anulación del matrimonio dictada por un órgano jurisdiccional de un país de la Unión Europea? 14.
15. ¿A qué órgano jurisdiccional hay que acudir para impugnar el reconocimiento de una resolución de divorcio, separación legal o anulación del matrimonio dictada por un órgano jurisdiccional en otro Estado miembro de la Unión Europea? ¿Cuál es en estos casos el procedimiento aplicable? 15.
16. ¿Qué legislación de divorcio tiene que aplicar el órgano jurisdiccional en un proceso entre dos cónyuges que no residen en Bélgica o que tienen nacionalidades diferentes? 16.

 

1. ¿Cuáles son los requisitos para obtener el divorcio?

En Derecho belga hay dos formas de divorcio: el divorcio por causa determinada y el divorcio de mutuo acuerdo.

El divorcio por causa determinada se basa en el incumplimiento, por parte de uno de los cónyuges, debidamente probado por el otro cónyuge, de una de las obligaciones derivadas del matrimonio. Estos incumplimientos están taxativamente enumerados por la ley. El divorcio por causa determinada puede basarse en una separación de hecho que haya durado al menos dos años, ya que una larga separación se considera signo del fracaso irremediable del matrimonio.

El divorcio de mutuo acuerdo se realiza por la manifestación persistente y solemne de la voluntad de ambos cónyuges de poner fin a su unión. Cada uno de los cónyuges debe tener al menos 20 años (artículo 275 del Código civil). El mutuo acuerdo solo se admitirá cuando el matrimonio se haya celebrado al menos dos años antes de la presentación de la demanda (artículo 276 del Código civil).

Puesto que el divorcio aporta una modificación al estado de las personas, es una materia de orden público. Por consiguiente, el divorcio sólo puede resultar de una decisión judicial.

2. ¿Cuáles son las causas de divorcio?

En la legislación belga las causas de divorcio son el adulterio (artículo 229 del Código civil), los excesos, los malos tratos y las injurias graves (artículo 231) y la separación de hecho (artículo 232). Aunque la jurisprudencia haya dado una interpretación extensiva al concepto de injuria grave, ésta debe situarse siempre en el ámbito de los deberes recíprocos de los esposos.

ComienzoComienzo

Cualquiera que sea el hecho material alegado, para constituir causa de divorcio debe cumplir cuatro condiciones, a saber: debe tratarse de un grave incumplimiento de las obligaciones nacidas del matrimonio, el incumplimiento debe ser voluntario e imputable al cónyuge que sea el autor, el incumplimiento debe tener un carácter ofensivo para el cónyuge que sea la víctima y el hecho debe haber tenido lugar durante el matrimonio o, al menos, ser concomitante con éste.

El legislador ha incluido la separación de hecho entre las causas de divorcio por causa determinada. Éste en ningún momento requiere el acuerdo de ambos cónyuges. Un cónyuge puede imponérselo al otro sin que deba demostrarse la culpabilidad de este último. El control judicial se refiere a la duración de la separación y al estado de ruptura irremediable de los cónyuges, de la que la separación no es más que la forma visible. El carácter irremediable de la ruptura resulta de una situación en la que no cabe prever la reanudación de la vida en común. Para ser autorizado sobre la base de la separación de hecho, el divorcio no puede agravar de manera notable la situación material de los hijos menores fruto del matrimonio o adoptados por los cónyuges.

El divorcio sobre la base de la separación de hecho es posible aunque ésta se deba al estado mental de uno de los cónyuges.

3. ¿Cuáles son los efectos jurídicos del divorcio sobre las relaciones personales entre los cónyuges, el reparto de los bienes entre los cónyuges, los hijos menores de edad del matrimonio y la obligación de alimentos frente al otro cónyuge?

a) Las relaciones personales.

b) El reparto de bienes.

c) Los hijos menores de los esposos. (Responsabilidad parental - Bélgica)

d) La obligación de pagar una pensión alimenticia al otro cónyuge. (Obligación de alimentos - Bélgica)

a) Las relaciones personales.

El divorcio rompe el vínculo marital para el futuro. Toda relación jurídica basada en la condición de cónyuge desaparece. Por consiguiente, un excónyuge ya no puede utilizar el nombre del otro excónyuge. Puede hacerse una excepción a esta regla, en circunstancias particulares, en lo referente al nombre comercial. Los excónyuges dejan de ser herederos entre sí. Pueden volver a casarse.

ComienzoComienzo

b) El reparto de bienes.

El patrimonio común se disuelve y hay que proceder a su liquidación. La fecha de la solicitud del divorcio es la que determina la reconstitución de la masa patrimonial. En el caso de divorcio basado en el concepto de culpa, sólo el cónyuge que obtiene el divorcio conserva las instituciones contractuales hechas en su favor en el contrato o matrimonial o durante el matrimonio. Cuando el divorcio se pronuncia sobre la base de la separación de hecho, el cónyuge que obtiene el divorcio es el que se considera culpable; por consiguiente, pierde el disfrute de las ventajas consentidas por el otro cónyuge. En caso de separación debida al estado mental de uno de los cónyuges, cada excónyuge sigue beneficiándose de las instituciones contractuales.

En caso de divorcio de mutuo acuerdo, las partes convienen previamente sus respectivos derechos. Pueden transigir y pueden requerir que se elabore un inventario (artículo 1287 del Código judicial). El convenio previo debe hacerse ante notario si se refiere a bienes inmuebles.

c) Los hijos menores de los esposos. (Responsabilidad parental - Bélgica)

Tras la disolución del matrimonio por el divorcio, la patria potestad sobre las personas de los hijos y la administración de sus bienes son ejercidas conjuntamente por el padre y la madre, o por la persona a quien hayan sido confiadas, bien por acuerdo de las partes debidamente ratificado, bien por resolución dictada por el presidente del tribunal en un procedimiento de medidas provisionales (artículo 302 del Código civil). Cada uno de los esposos debe contribuir, en proporción a sus posibilidades, a los gastos de alojamiento, manutención, vigilancia, educación y formación de los hijos (artículo 203 del Código civil). Esta contribución se efectúa generalmente en forma de pensión alimenticia, fijada por los tribunales. Se extiende hasta la mayoría de edad de los hijos o, si su formación no se ha completado en ese momento, hasta que se complete. Las resoluciones dictadas con carácter provisional durante el proceso de divorcio siguen siendo aplicables tras la transcripción de la sentencia, hasta el momento en que el juez competente adopte una decisión diferente. Las partes deben regular en los convenios previos al divorcio de mutuo acuerdo la cuestión de la patria potestad sobre los hijos menores y la administración de sus bienes tanto durante el proceso de divorcio como después (artículo 1288, 2°, del Código judicial). También regulan la contribución de cada uno de los esposos a la manutención, educación y adecuada formación de los hijos (artículo 1288, 3°, del Código judicial).

ComienzoComienzo

d) La obligación de pagar una pensión alimenticia al otro cónyuge. (Obligación de alimentos - Bélgica)

El tribunal puede conceder al cónyuge que ha obtenido el divorcio una pensión en función de los bienes e ingresos del otro cónyuge, cuyo importe debe permitirle garantizar su existencia en circunstancias equivalentes a las que disfrutaba durante la vida en común (artículo 301 del Código civil). La pensión no podrá exceder de un tercio de los ingresos del cónyuge deudor. Consiste en una suma de dinero cuyo importe se adapta de pleno Derecho a las fluctuaciones del índice de precios al consumo. El tribunal podrá autorizar la percepción de la pensión mediante una delegación de crédito. En todo momento la pensión podrá sustituirse por un capital. En materia de divorcio por separación de hecho, como el cónyuge que obtiene el divorcio es considerado el cónyuge culpable, éste no puede obtener una pensión alimenticia (artículo 306 del Código civil). No obstante, si consigue demostrar que la separación es imputable a actos o incumplimientos del otro cónyuge, el demandante podrá obtener una pensión alimenticia. En este caso, el artículo 307 bis del Código civil dispone que la pensión alimenticia podrá exceder del tercio de los ingresos del cónyuge deudor (contra: sentencias 48/2000 y 163/2001 dictadas por el Tribunal de arbitraje).

En caso de divorcio de mutuo acuerdo, las partes pueden acordar el importe de la eventual pensión que uno de los cónyuges pagará al otro durante el proceso y después del divorcio, la indización y su revisión (artículo 1288, 4°, del Código judicial). No se trata de una obligación.

ComienzoComienzo

Por último, el divorcio de mutuo acuerdo produce en principio los mismos efectos que el divorcio por causa determinada, pero sin pérdida de derechos ni penalizaciones civiles, puesto que no media culpa de ningún cónyuge.

4. ¿Qué significa el concepto de separación legal en la práctica?

Siempre que los cónyuges pueden solicitar el divorcio por causa determinada, pueden igualmente interponer una demanda de separación legal (artículo 1305 del Código judicial). En todos los casos en que los cónyuges pueden divorciarse de mutuo acuerdo, también pueden recurrir a la separación legal. Las causas y requisitos son estrictamente los mismos. La separación legal consiste de hecho en una mera relajación del vínculo conyugal, cuya esencia subsiste. La separación legal sólo suprime los deberes de cohabitación y asistencia. Subsisten las obligaciones de fidelidad y de socorro. Ante esta situación híbrida, el legislador permite al cónyuge contra el que se han pronunciado la separación legal o, en caso de separación legal de mutuo acuerdo, a ambos esposos, solicitar al tribunal la conversión de la separación legal en divorcio al cabo de dos años (artículos 1309 y 1310 del Código judicial).

5. ¿Cuáles son las causas de separación legal?

Las causas de separación legal son las mismas que las existentes en materia de divorcio.

6. ¿Cuáles son los efectos jurídicos de la separación legal?

La separación legal no rompe el vínculo matrimonial. Deja subsistir los deberes de fidelidad y asistencia. Implica la separación de bienes (artículo 311 del Código civil). Se aplican las mismas sanciones civiles que en materia de divorcio, es decir, esencialmente la pérdida de las ventajas matrimoniales. Al cónyuge que ha obtenido la separación legal se le puede atribuir no una pensión alimenticia, sino la aplicación del deber de asistencia (artículo 213 del Código civil). En caso de conversión de la separación legal en divorcio, el cónyuge que había obtenido la separación legal puede reclamar la pensión alimenticia prevista en materia de divorcio (artículo 301 del Código civil).

ComienzoComienzo

Por otra parte, los efectos de la separación legal de mutuo acuerdo son los del divorcio de mutuo acuerdo, salvo que el vínculo conyugal no se ha roto. Subsisten igualmente los deberes de fidelidad y de asistencia (eventualmente regulados en los convenios previos).

7. ¿Qué significa en la práctica el concepto de anulación de matrimonio?

El matrimonio constituye una institución de Derecho civil tan importante para la familia y la sociedad que legislador ha impuesto la observancia de requisitos muy estrictos para garantizar la validez del vínculo conyugal y ha tomado todas las precauciones necesarias para que estos requisitos se respeten. La sanciones civiles preventivas están destinadas a impedir que un matrimonio se celebre cuando sea manifiesto que los requisitos para su validez no se cumplen. La anulación del matrimonio constituye la sanción civil represiva cuando el matrimonio se ha celebrado infringiendo las disposiciones legales, a pesar del control preventivo efectuado por el funcionario del estado civil. Las consecuencias del matrimonio son de importancia capital, tanto desde el punto de vista del estado de las personas, como en relación con la filiación, por lo que legislador se ha mostrado extremadamente circunspecto en la organización del sistema de causas de nulidad matrimonial.

8. ¿Cuáles son las causas motivos de anulación del matrimonio?

Las causas absolutas de nulidad matrimonial son la impubertad, el incesto, la bigamia, la clandestinidad y la incompetencia del funcionario del estado civil.

ComienzoComienzo

La edad mínima para contraer matrimonio se ha dejado en 18 años, tanto para el hombre como para la mujer. Esta exigencia procede de la idea de que los esposos deben haber alcanzado un cierto grado de madurez. Está prohibido contraer matrimonio entre los ascendientes y descendientes en línea directa (artículo 161 del Código civil). Esta norma se aplica tanto a los padres biológicos como a la familia adoptiva (artículos 363 y 370 del Código civil). La prohibición vale también respecto a los colaterales. El matrimonio está prohibido entre hermano y hermana (artículo 162 del Código civil). Esta prohibición se extiende a los hijos adoptivos de los mismos padres (artículo 363 del Código civil). El matrimonio está prohibido entre tío y sobrina y entre tía y sobrino (artículo 163 del Código civil), pero esta prohibición puede levantarse por motivos graves (artículo 164 del Código civil). Los casos de incumplimiento de todas estas prohibiciones son anulables (artículo 184 del Código civil). Dado que el matrimonio está prohibido para quien ya esté vinculado por otro matrimonio, es la nulidad del segundo matrimonio la que debe declararse (artículo 188 del Código civil). Como la publicidad del matrimonio es un requisito esencial para la validez del acto, el matrimonio clandestino, celebrado sin la presencia de los esposos o de los testigos es nulo. La presencia del funcionario del estado civil es indispensable para constatar debidamente el intercambio de los consentimientos de las partes, por lo que la ausencia de este edil municipal constituye causa de nulidad del matrimonio.

Las causas relativas de nulidad matrimonial son el vicio del consentimiento de uno o ambos cónyuges y el error en la persona. En este caso, el matrimonio sólo puede ser impugnado por el cónyuge cuyo consentimiento estaba viciado o por aquel de los esposos que fue inducido a error, y ello dentro de un determinado plazo.

ComienzoComienzo

9. ¿Cuáles son los efectos jurídicos de la anulación del matrimonio?

La anulación tiene como efecto borrar el matrimonio, tanto para el futuro como para el pasado. Los efectos de la nulidad se retrotraen hasta la fecha del matrimonio. Todos los efectos del matrimonio desaparecen. Los derechos creados por el matrimonio se destruyen retroactivamente. Se considera que el matrimonio nunca ha existido. Los convenios matrimoniales no pueden surtir ningún efecto. Cada cónyuge pierde los derechos que hubiera tenido a suceder al otro cónyuge. Las donaciones realizadas con vistas al matrimonio pierden su validez. La obligación de alimentos desaparece para el futuro, pero no da derecho a restitución de los alimentos prestados en el pasado. Cuando los esposos son de buena fe, es decir, cuando han podido ignorar la existencia de una causa de nulidad, el tribunal puede decidir que el matrimonio sólo se declare nulo para el futuro y que mantenga sus efectos para el pasado. Cuando sólo uno de los cónyuges sea de buena fe, el matrimonio producirá efectos sólo frente a éste. El hijo nacido durante el matrimonio o en los 300 días siguientes a la anulación conserva por padre al marido de su madre (artículo 315 del Código civil). De conformidad con lo dispuesto en el artículo 202 del Código civil, el matrimonio produce también efectos en favor de los hijos, aunque ninguno de los cónyuges fuera de buena fe.

10. ¿Hay medios alternativos extrajudiciales para solucionar las cuestiones relativas al divorcio?

La ley de 19 de febrero de 2001, relativa a la mediación en materia familiar en el marco de un procedimiento judicial, permite a las partes encausadas solicitar al juez la designación de un mediador (artículos 734 bis a 734 sexies del Código judicial). El juez puede también tomar una iniciativa en este sentido, pero sólo con el acuerdo de las partes. Cuando, después de la mediación, se logra un acuerdo completo, las partes informan al juez, que formaliza el acuerdo. En caso de desacuerdo o acuerdo parcial, las partes pueden pedir al juez que el procedimiento de mediación familiar prosiga con el fin de conseguir un acuerdo. El tribunal puede autorizar a actuar como mediadores a abogados, notarios y personas que hayan seguido una formación específica al efecto. La intervención del mediador se desarrolla sin que comparezcan las partes ante el juez. Éste es meramente informado por escrito del resultado de la mediación. Ello permite resolver, sin intervención judicial, los problemas relativos a las obligaciones nacidas del matrimonio (artículos 203 a 211 del Código civil), los respectivos derechos y deberes de los esposos (artículos 212 a 224 del Código civil), los efectos del divorcio (artículos 295 a 307 bis del Código civil) y la autoridad parental (artículos 371 a 387 bis del Código civil). No obstante, la mediación familiar no se aplica en la práctica debido a que los criterios de autorización de los mediadores en materia familiar aún no han sido fijados por decreto real.

ComienzoComienzo

El divorcio en sí sigue siendo competencia de los tribunales.

11. ¿Dónde debo presentar mi demanda de divorcio, separación legal o anulación del matrimonio? ¿Qué trámites se requieren y qué documentos deben adjuntarse a la demanda?

El único juez competente para conocer de una demanda de divorcio, o de separación legal por causa determinada, o de una solicitud de conversión de la separación legal por causa determinada en divorcio es el de la última residencia conyugal o del domicilio del demandado (artículo 628 del Código judicial). Cuando es de mutuo acuerdo, la ley no designa al juez competente territorialmente: los cónyuges se dirigirán al tribunal de primera instancia de su elección (artículo 1288 bis, párrafo 2, del Código judicial). La demanda de anulación del matrimonio se presenta, como prescribe el Derecho común, ante el juez del domicilio del demandado (artículo 624 del Código judicial). En el divorcio por causa determinada, la citación para comparecer ante el tribunal de primera instancia contiene una descripción detallada de los hechos alegados, así como la identidad de los hijos (artículo 1254 del Código judicial). El demandante presenta un certificado de matrimonio, un certificado de nacimiento de los hijos y una prueba de la nacionalidad de cada uno de los cónyuges (ibídem). Si uno de los esposos no es belga, el demandante también debe presentar la ley nacional de dicho cónyuge

En el divorcio de mutuo acuerdo, la solicitud se presenta mediante demanda. A ellas adjuntarán, además de los documentos solicitados en el marco en divorcio por causa determinada, los convenios previos celebrados por las partes y, en su caso, un inventario de sus bienes.

ComienzoComienzo

12. ¿Puedo obtener asistencia jurídica gratuita?

Se aplican las normas de Derecho común. Véase la ficha "Asistencia jurídica gratuita".

13. ¿Se puede recurrir una resolución de divorcio, separación legal o anulación del matrimonio?

Toda resolución en esta materia es susceptible de recurso, como en Derecho común, ante el tribunal de apelación.

14. ¿Qué debo hacer para que se reconozca en Bélgica una resolución judicial de divorcio, separación legal o anulación del matrimonio dictada por un órgano jurisdiccional de un país de la Unión Europea?

Una resolución debidamente dictada por un órgano jurisdiccional extranjero sobre el estado de las personas produce efectos en Bélgica, con independencia de toda decisión de exequátur, salvo si se invoca para actos de ejecución sobre los bienes o de coerción sobre las personas. Tal resolución goza en Bélgica de autoridad de cosa juzgada, siempre que no sea contraria al orden público ni a las normas de Derecho público belga, que se hayan respetado los derechos de la defensa, el juez extranjero no se haya declarado competente únicamente por razón de la nacionalidad del demandante, que la resolución tenga fuerza de cosa juzgada según la ley del país donde se haya dictado y que la copia de la resolución reúna los requisitos de autenticidad necesarios según la misma ley (artículo 570 del Código judicial). Por tanto, el cónyuge que desee invocar en Bélgica una resolución judicial en materia de divorcio, separación legal o anulación matrimonio, debe presentar los documentos probatorios al funcionario del estado civil del municipio de que se trate, a saber, aquél donde se celebró el matrimonio o el del domicilio de uno de los cónyuges. En caso de impugnación, el asunto debe someterse al tribunal.

ComienzoComienzo

Procede también señalar, en esta materia, el Reglamento (CE) n° 1347/2000 del Consejo, de 29 de mayo de 2000 (llamado “Reglamento Bruselas II”) relativo a la competencia, el reconocimiento y la ejecución de resoluciones judiciales en materia matrimonial y de responsabilidad parental sobre los hijos comunes, en particular los artículos 14 a 20 sobre el reconocimiento.

15. ¿A qué órgano jurisdiccional hay que acudir para impugnar el reconocimiento de una resolución de divorcio, separación legal o anulación del matrimonio dictada por un órgano jurisdiccional en otro Estado miembro de la Unión Europea? ¿Cuál es en estos casos el procedimiento aplicable?

El Tribunal de Primera Instancia competente para conocer de una acción que tiene por objeto oponerse al reconocimiento en Bélgica de una resolución extranjera dictada en un país de la Unión Europea en materia de divorcio o de separación legal es el de la última residencia conyugal o del domicilio del demandado (artículo 628 del Código judicial). En materia de anulación matrimonial, el tribunal competente es el del domicilio del demandado (artículo 624 del Código judicial).

16. ¿Qué legislación de divorcio tiene que aplicar el órgano jurisdiccional en un proceso entre dos cónyuges que no residen en Bélgica o que tienen nacionalidades diferentes?

El procedimiento de divorcio incoado en Bélgica debe proseguirse ante los tribunales belgas, de conformidad con lo dispuesto en la ley belga; estas disposiciones se refieren en particular a la competencia territorial del tribunal de primera instancia.

En cuanto a los requisitos de  fondo, en principio, el estado de una persona se regula por su ley nacional (artículo 3, apartado 3, del Código civil). Los problemas surgen cuando leyes concurrentes no ofrecen la misma solución. La ley de 27 de junio de 1960 sobre admisibilidad del divorcio cuando al menos uno de los cónyuges es extranjero, reguló algunas cuestiones. Los problemas no regulados se rigen por el artículo 3, apartado 3, antes citado.

Así, en caso de divorcio entre cónyuges de los que uno sea belga y el otro extranjero, la admisibilidad del divorcio por causa determinada, las causas y requisitos se regulan por la ley belga (artículos 2 y 3 de la ley de 27 de junio de 1960). En esta misma situación, el divorcio de mutuo acuerdo se admite, de acuerdo con la ley belga (artículo 2 de la ley de 27 de junio de 1960) y los requisitos de fondo son los de la ley belga.

En caso de matrimonio entre extranjeros, la admisibilidad del divorcio por causa determinada se regula por la ley belga, a menos que la ley nacional del cónyuge demandante se oponga a ello (artículo 1 de la ley de 27 de junio de 1960). Las causas de divorcio se rigen por la ley belga (artículo 3 de la ley antes citada). En esta misma situación, la ley nacional de los cónyuges determina si pueden divorciarse de mutuo acuerdo y cuáles son los requisitos (artículo 3, apartado 3, del Código civil).

« Divorcio - Información general | Bélgica - Información general »

ComienzoComienzo

Última actualización: 05-01-2007

 
  • Derecho comunitario
  • Derecho internacional

  • Bélgica
  • Bulgaria
  • República Checa
  • Dinamarca
  • Alemania
  • Estonia
  • Irlanda
  • Grecia
  • España
  • Francia
  • Italia
  • Chipre
  • Letonia
  • Lituania
  • Luxemburgo
  • Hungría
  • Malta
  • Países Bajos
  • Austria
  • Polonia
  • Portugal
  • Rumania
  • Eslovenia
  • Eslovaquia
  • Finlandia
  • Suecia
  • Reino Unido